Poemas de Rosalía de Castro

Rosalía de Castro nació en España el 24 de febrero de 1837 y murió el 15 de julio de 1885. Se dedicó a la escritura de poemas y novelas, que redactó en gallego y castellano.

Escribir en gallego durante esta época no era sencillo, sobre todo por motivos sociales y culturales que desprestigiaban en gran medida a esta lengua. Sin embargo, esto no la detuvo a la escritora, quien creó obras de arte en gallego y fue una de las grandes poetisas españolas del siglo XIX.

Poemas de Rosalía de Castro en Gallego y Castellano


Otros poemas:


De hecho, está considerada, junto a Gustavo Bécquer, como los mayores exponentes de la poesía española moderna.

Rosalía era la hija biológica de un sacerdote llamado José Martínez y de una mujer de bajos recursos económicos, María Teresa de la Cruz Castro y Abadía. Pero fue bautizada figurando como hija de padres desconocidos por el párroco José Vicente Varela y Montero. Quien se hizo cargo de la niña fue la fiel sirviente de su madre bilógica, Francisca Martínez.

Sin embargo, hasta los ocho años, Castro viviría bajo la tutela de su tía Teresa Martínez. Durante esta época, tomó consciencia de la vivencia en Galicia, de sus costumbres, creencias y de los cantares. Esta triada social influenció muchísimo su obra titulada «Cantares Gallegos».

Posteriormente, en torno al año 1850, Rosalía se muda con su madre a Santiago de Compostela Allí estudió y recibió conocimientos básicos de dibujo y música, además de asistir a las actividades culturales iniciadas por el «Liceo de la Juventud». En 1858 se marchó a vivir a Madrid, donde se casó con Manuel Murguía, una de las primeras personas que la apoyó en su faceta de escritora.


La importancia de los poemas de Rosalía de Castro en la literatura

Los poemas de Castro no la dibujaban como a una mujer feliz, y se notaba cierto escepticismo por el amor. Sin embargo, esto no era el resultado de una aparente mala relación con su esposo, ya que este le impulsaba constantemente para que llevara a cabo sus labores literarias, y fue responsable de que se publicara «Cantares Gallegos».

El talento y la pasión de Rosalía eran notables, pero estos se fundieron perfectamente con el impulso dado por su marido. Este nunca dudó en darle apoyo social, moral e intelectual a su esposa, en una época donde las mujeres eran menospreciadas.

Así se publicaron los «Cantares gallegos», considerados la primera gran obra maestra de la literatura gallega contemporánea, que convirtieron a Rosalía en símbolo de su nación, y le devolvieron parte de su reputación al gallego por haber sido escritos en dicha lengua.

Las tres grandes obras de Castro son: «Follas novas», «En las orillas del Sar» y la ya mencionada «Cantares gallegos». La primera es una poesía bastante profunda, publicada en 1880 junto a otro grupo de poemas que mantuvieron a Rosalía en lo más alto de la literatura poética durante toda esa década.

La segunda, escrita en castellano, habla de las trágicas circunstancias que atravesó en el último periplo de su vida, y la tercera es un cantico que, además de su riqueza literaria, sirvió para continuar formidablemente con la tendencia poco habitual de escribir en gallego.