Prehistoria para niños

 

 

¿Qué es la Prehistoria?

La Prehistoria es la etapa más larga de la humanidad. Abarca el tiempo transcurrido entre la aparición del ser humano y la invención de la escritura.

Es difícil saber con exactitud cuándo se paseó por la Tierra el primer homínido, pero se calcula que fue hace unos 3000 millones de años. Sí, has leído bien: ¡3000 MILLONES! En cambio, el primer sistema de escritura se creó hace 5000 añitos. Si comparamos ambos acontecimientos, este último, en términos históricos, sucedió hace ‘poquísimo’ tiempo.

 

¿Por qué se conoce la duración de la Prehistoria?

La duración aproximada de la Prehistoria se conoce gracias a las complicadas investigaciones realizadas por multitud de expertos en todo el mundo. Recuerda que, como todavía no se había inventado la escritura, no existen documentos para consultar datos, ni libros donde leer relatos o curiosidades de la época.

 

excavaciones prehistoria

 

Aunque son muchos los especialistas que intervienen en el estudio de la Prehistoria, nada se habría podido conseguir sin el trabajo de:

  • Los paleontólogos: Buscan restos orgánicos y todo tipo de fósiles de seres humanos y animales para analizarlos. Esto les permite llegar a conclusiones sobre el aspecto real de las diferentes especies de homínidos y su evolución en el tiempo.

La tarea de los paleontólogos también es fundamental para saber en qué momento concreto vivieron, dónde habitaban, cuál era el clima o de qué se alimentaban.

  • Los arqueólogos: Buscan restos de materiales fabricados por el hombre y los estudian para saber, entre otras muchas cosas, cuál era su forma de vida, cómo era su cultura, o qué conocimientos técnicos y científicos tenían.
  • Los geólogos: Localizan, clasifican y estudian los materiales que forman nuestro planeta (rocas, minerales…), para comprobar cómo han ido cambiando a lo largo de miles de millones de años.

Los geólogos son capaces de calcular la edad de las montañas o de las capas que forman un terreno, así que pueden determinar a qué época pertenece, por ejemplo, el pedazo de un ánfora encontrado a varios metros bajo tierra.

  • Los antropólogos: Estudian cómo era el comportamiento o conducta de los seres humanos dentro de su entorno social y cultural.

 

Etapas de la Prehistoria

 La prehistoria se divide en dos grandes etapas: la Edad de Piedra y la Edad de los Metales.

 

La Edad de Piedra

Los seres humanos tardaron mucho tiempo en aprender a dominar su entorno. Aunque ahora nos parezca increíble, desde su aparición hasta que desarrollaron la facultad de manipular unas simples piedras con las que crear herramientas, pasaron millones de años.

 

edad de piedra

 

A esa larguísima primera etapa de la prehistoria se la conoce como Edad de Piedra. Dentro de ella, podemos distinguir tres períodos claramente diferenciados:

  • El Paleolítico.

Los primeros seres humanos eran básicamente nómadas y se refugiaban en cuevas. Sobrevivían gracias a la recolección de frutos silvestres, la caza y la pesca.

Aprendieron a fabricar objetos de hueso de animal y madera. Con el tiempo, se dieron cuenta de que si golpeaban unas piedras contra otras podían tallarlas y utilizarlas como hachas o puntas de flechas.

Durante el Paleolítico tuvo lugar un gran acontecimiento: el descubrimiento del fuego. También fue a finales de este período cuando los humanos comenzaron a decorar el interior de las cuevas con las famosas ‘pinturas rupestres’.

  • El Mesolítico.

El Mesolítico es el período intermedio entre el Paleolítico y el Neolítico.

Durante el Mesolítico, algunos grupos de seres humanos empezaron a buscar lugares  con clima agradable para quedarse a vivir a gusto durante una temporada. Al dejar de ir continuamente de un lado para otro, aparecieron las primeras aldeas.

Es importante destacar que, gracias al perfeccionamiento de las técnicas de caza y pesca, los alimentos eran cada vez más abundantes y variados. Esto, unido a la  creación de comunidades estables, favoreció que se les ocurriera la gran idea de comenzar a almacenar productos.

  • El Neolítico.

El Neolítico fue un período de grandes avances. Para empezar, los humanos aprendieron a pulir la piedra, es decir, a moldearla a su gusto. Esto les permitió fabricar no solo armas mucho más afiladas y precisas, sino también herramientas de uso cotidiano más útiles y resistentes.

Además, comenzaron a vivir en lugares de forma permanente, es decir, dejaron de ser nómadas y se convirtieron en sedentarios. Este hecho tuvo una importancia crucial, ya que empezaron a cultivar diferentes tipos de cereal, y a criar y domesticar animales (caballos, ovejas…). En resumen, durante el Neolítico se produjo el desarrollo de la agricultura y la ganadería.

Con el tiempo, los habitantes de los diferentes poblados comenzaron a intercambiar productos y objetos. Este sistema de trueque dio origen al comercio.

De todos los inventos, uno de los más importantes fue la cerámica.

 

La Edad de los Metales

La interminable Edad de Piedra llegó a su fin cuando los seres humanos empezaron a fabricar objetos de metal.

El primero que usaron fue el cobre, y más adelante el bronce y el hierro. Todos ellos se fundían y, seguidamente, se metían en estado líquido en un molde para que se solidificaran con la forma y grosor deseados. Con esta nueva técnica fabricaron todo tipo de utensilios: puntas de flecha, vasijas, joyas… La necesidad de metal convirtió a la minería en una actividad imprescindible.

 

edad de los metales

 

Durante la Edad de los Metales se desarrollaron muchos inventos, pero sin duda el más importante fue la rueda. La rueda, en un principio, se utilizaba únicamente como pieza de los tornos que usaban los alfareros para modelar el barro. La verdadera revolución se produjo cuando descubrieron que con ella podían fabricar carros para el transporte de personas y mercancías. Su aparición está considerada un hito en la historia de la humanidad.