Cuentos sobre la confianza

La confianza, o más bien la falta o el exceso de esta, es un de los temas más difíciles de trabajar con un niño o niña de corta edad. El objetivo de estos cuentos sobre la confianza que te ofrecemos en Mundo Primaria, es poder abordar estos temas a tiempo nos facilita la tarea de educar en otros aspectos y además nos asegura que podemos calibrar adecuadamente en este aspecto para que nuestros hijos o alumnos entiendan la importancia de la confianza, y sobretodo de lo perjudicial que es un exceso o un bajo nivel de la misma.

Cuentos sobre la confianza

Cuentos sobre la confianza, una forma de educar con cuentos

Es importante explicar a nuestros hijos o alumnos la raíz de estos conceptos. Casi sin darnos cuenta y a medida que avanza el tiempo, van creciendo y aprendiendo del mundo, interactuando con aquello que les rodea.

cuentos-sobre-la-confianza

Confiar en los demás ¿Cómo enseñar a un niño cuándo hacerlo?

La mente es un gran archivador vacío, dispuesto a absorber y procesar toda la información que le ofrezcamos, pero cuando decimos a un niño: “no confíes en extraños” o “confía en esta persona” ¿explicamos a la par por cuál elemento debe guiarse para que su mente procese y decante una u otra opción?

Generalmente no. Las explicaciones, si se dan, son ambiguas o demasiado profundas para que sean filtradas convenientemente por este sistema de procesado, tan inexperto aún. Requiere una gran base de datos previamente registrada y guardada para que acierte con la elección. Tendremos que entender este punto, corregir el modo en que les damos la información y conseguiremos ayudar verdaderamente a que lleguen a la respuesta correcta por sí mismos.

Entendemos que, para un adulto, determinar en poco tiempo si confía en alguien a quien desconoce, o no, es una tarea complicada. ¿Sucede igual con un menor?

Cuando no tenemos una base sólida propia, con la que conformarnos una idea de a quien estamos entregando nuestra confianza, recurrimos a una opinión influyente en nosotros, requisamos información, aunque sea de manera sutil y casi desapercibida para nosotros mismos, nos fijamos en señales que nos resulten familiarmente similares a lo que concebimos como bueno, o nos de señales de alarma.

Incluso recurrimos a Internet repasando redes sociales, o grupos en común. Son tareas imposibles de acometer por un menor a priori. Entonces… ¿Por qué no darles pautas lógicas y simples a seguir?

La confianza es la base de una relación fructífera entre seres. Incluso entre humanos y animales. Establecemos confianza en función de señales de bondad o valía de algún tipo que nos brinde la otra pieza de este puzzle:

Confiamos en alguien que nos quiere incondicionalmente, sin importar otro criterio; confiamos en una persona capaz de asumir el riesgo ante una situación desastrosa, por liderarnos y mantenernos a salvo, aunque no la conozcamos. También confiamos en una persona honrada cuando tenemos que tratar asuntos económicos o incluso confiamos en la discreción de una persona, cuando ha probado que esa es su mayor virtud.

Calibrar la confianza de los niños mediante cuentos y el razonamiento lógico.

Cuando un superhéroe debería salvar al mundo, pero no lo hace, por ejemplo. En la vida real no hay capas negras para villanos ni flamantes para héroes y heroínas. ¿Y si estos patrones son más confusos?

Mediante los cuentos sobre la confianza de esta sección vamos a:

Simplificar este acometido: Poniendo ejemplos claros de momentos en los que no se debe confiar en alguien o patrones que se pueden identificar en personas con malas intenciones

Tratar la confianza en si mismo: El autoestima y la confianza en las cualidades de cada uno es fundamental para poder desenvolverse con soltura en el día a día.

Abordaremos puntos simples y precisos para sentar una buena base.  La confianza, ¿qué es? Puede ser un título tedioso para leer en un libro extenso lleno de tecnicismos, sin embargo, a lo largo de las páginas de muchos cuentos, aquí recopilados, podemos ver palpablemente, cientos de ejemplos en los que la confianza sale a relucir, tanto por exceso como por defecto.

Casos en los que los personajes obran con demasiada confianza en si mismos, mientras que veremos también muchas historias en las que el protagonista o el villano, peca precisamente de lo contrario, de no confiar en nadie.

A través de un mundo imaginario, procuraremos reforzar el criterio de decisión de nuestros niños y niñas favorablemente.