Mundo Primaria
Descubre la versión premium de Mundo Primaria.
¡Muchos más recursos y sin anuncios!
Más información

Clasificación de los dinosaurios por su alimentación, naturaleza y tamaño

Desde que el hombre moderno descubrió los restos fósiles, de inmediato quedó maravillado por la existencia de estos animales increíbles que alguna vez conquistaron la tierra. Por eso surgieron ciencias como la paleontología que se ha encargado de estudiar sus huesos y de catalogarlos de una forma u otra.

La clasificación de los dinosaurios según su alimentación

La siguiente es la clasificación de los dinosaurios en función a factores como su alimentación, su naturaleza y su tamaño. Conoce sus características.

  • DINOSAURIOS SEGÚN SU ALIMENTACIÓN:

  • DINOSAURIOS SEGÚN SU NATURALEZA:

  • DINOSAURIOS SEGÚN SU TAMAÑO:

Clasificación de los dinosaurios según su alimentación

 

Como se ha observado en la naturaleza, los dinosaurios tenían también tres posibles fuentes de alimento. Podían matar a otros animales, lo que los convertía en carnívoros. También podían alimentarse de vegetales por lo que serían herbívoros. O podrían alimentarse de otros animales y de plantas, para lo cual se convertirían en omnívoros.

Carnívoros

Los dinosaurios carnívoros fueron los más grandes depredadores de la Tierra. Tenían dientes muy afilados, garras terribles y una mirada penetrante, como es de esperarse en un asesino.

Algunos preferían cazar solos, mientras que otros lo hacían en grupos. Entre este amplio conjunto existía una especie de jerarquía que situaba en lo más alto a los más voraces y agresivos. Lo eran a tal grado que podían comerse a sus familiares más pequeños.

Características de los dinosaurios carnívoros

Es importante aclarar que no todos los dinosaurios carnívoros eran gigantes. Esto es lo que ha probado la evidencia proveída por los fósiles, que ha demostrado que algunos de estos lagartos legendarios eran de tamaño mucho menor al imaginado.

Clasificación de tamaño de dinosaurios

Lo que si los caracterizaba es que eran ágiles y muy rápidos. Incluso los más colosales eran extremadamente veloces. Gracias a esto podrían alcanzar a sus víctimas con tan sólo atropellarlas.

Además tenían fuertes mandíbulas con las que destruían siempre la comida. Estaban provistos de dientes extremadamente afilados y eran bípedos. Caminaban sobre sus dos miembros posteriores que eran extremadamente fuertes, aunque los miembros anteriores resultaron ser mucho más pequeños, pero tenían garras mortales.

Su curiosa y particular apariencia se debía a que sus caderas estaban más desarrolladas que sus hombros. De este modo podían alcanzar una gran velocidad, que combinaban con la agilidad de su larga cola. Así podían mantener el equilibrio mientras iban detrás de sus presas.

Sus ojos estaban ubicados en la parte frontal de sus ojos y no en el costado como otros animales. Esto es habitual en los depredadores ya que les proporciona una visión directa de sus víctimas, pudiendo mejorar la distancia y ejercer un ataque certero.

 

¿Qué comían los dinosaurios carnívoros?

Generalmente basaban su alimentación en otros animales pequeños como peces o insectos. Aunque también devoraban a otros dinosaurios herbívoros. Algunos de estos dinosaurios eran depredadores descomunales que comían solo lo que cazaban.

No obstante también estaban los que comían animales acuáticos. A estos se suman los carroñeros y los que podían devorar a los de su propia especie, por lo que eran caníbales.

Se puede observar que no todos los dinosaurios carnívoros accedían al mismo alimento, ni ejercían las mismas tácticas para obtener su comida. Esto es lo que ha dado como resultado el análisis científico de los restos fósiles.

 

Ejemplos de dinosaurios carnívoros

La gama de dinosaurios de todo tipo en la prehistoria era muy grande. Algunos son muy populares y siguen despertando nuestra imaginación. Se trata de los siguientes.

  • Tiranosaurio-Rex
    • Fue el rey de los lagartos tiranos al final de Cretácico. Era uno de los más voraces y violentos jamás existidos. Podría medir unos 13 metros de largo y hasta 4 metros de alto. Su volumen corporal rondaba las 7 toneladas.

Clasificación de dinosaurios según su naturaleza

  • Velociraptor
    • Su nombre en latín significa ladrón veloz. Fue un carnívoro fuerte y muy eficiente, incluso si no era el más grande. Tenía más de 50 dientes afilados y una mandíbula muy fuerte. Medía dos metros de largo y pesaba unos 15 kg. Además su altura era de 50 cm hasta la cadera.

La clasificación de dinosaurios por su naturaleza

 

  • Alosaurio
    • Se trataba de un carnívoro bípedo, de cola alargada y poderosa que le permitía mantener el equilibrio. Tenía tres garras en cada extremidad y una mandíbula fuerte. Se alimentaba de otros herbívoros y es posible que cazara organizado en grupos.

Clasificación de los dinosaurios para niños

 

  • Compsognato
    • Vivieron en la última fase del Jurásico. Su nombre significa mandíbula delicada y era un dinosaurio carnívoro pequeño. Medía 50 cm de alto y pesaba hasta 3 kilos. Podía correr a altas velocidades que rondaban los sesenta kilómetros por hora.

Clasificación de dinosaurios

 

Herbívoros

Los dinosaurios herbívoros ingerían vegetales y tenían las adaptaciones necesarias para asimilarlos y aprovechar sus nutrientes. Eran gigantes de movimiento por lo general lento, que difícilmente eran una amenaza para otros animales, a menos que se sintieran amenazados. Fueron la mayor parte de la fauna prehistórica.

Clasificación de los dinosaurios

Características de los dinosaurios herbívoros

Los dinosaurios hacían uso de diversos mecanismos de alimentación que influyó fuertemente en su ecología y evolución. A principios del Triásico Superior los dinosaurios herbívoros eran raros. Pero desde inicio del Jurásico Medio hasta el final del Cretácico se convirtieron en los vertebrados dominantes. La herviboría requiere numerosas adaptaciones fisiológicas, anatómicas y de comportamiento, que incluyen modificaciones craneales y la especialización del tracto gastrointestinal.

Las plantas propiamente dichas desarrollaron estrategias disuasivas para sobrevivir a los herbívoros. Por ejemplo extendieron sus períodos de crecimiento, retrasaron la senescencia y mejoraron la disponibilidad de los nutrientes y del agua para las hojas sobrevivientes.

No obstante, algunas plantas atrajeron a los herbívoros para propiciar la dispersión de semillas o la polinización. Lo hace mediante frutos carnosos o con la presencia de néctar en sus flores. La suma de dichos factores conduce a diversas interacciones mutualistas entre plantas y herbívoros vertebrados.

Lo cierto es que a pesar de las fantasías plasmadas por filmes de Hollywood, la mayoría de los dinosaurios eran herbívoros. Constituían el 65% en contra del 35% que conformaban los carnívoros.

Tenían dientes planos que servían para pelar y triturar el material vegetal. Además poseían enzimas digestivas especiales en el tracto digestivo que les ayudaba a digerir la celulosa.

La evidencia de la alimentación herbívora

La ciencia dio con la evidencia de la alimentación herbívora en dinosaurios a través de los coprolitos. Estos eran materia fecal fosilizada que estaba compuesta por vegetales, lo que coincidía con el patrón de los dientes planos, con piezas claves para la trituración de plantas.

 

Se sabe que en la era Mesozoica abundaban los arbustos, plantas, musgos, cícadas, helechos, coníferas y ginkgos. Las plantas con flores o angiospermas evolucionaron recién en el cretáceo. Esto permite saber de qué se alimentaban y cómo influía en su desarrollo.

 

¿Cómo eran los dinosaurios herbívoros?

Había características puntuales que identificaban a los dinosaurios herbívoros. Sin importar su tipo tenían las siguientes particularidades.

  • La mayoría tenía cuello largo

De acuerdo a la teoría de la evolución de Darwin, el hecho de que la mayoría tuviera cuello largo es la misma que explicaría el cuello largo en las jirafas. Es decir, que tenía que ver con la necesidad de poder alimentarse de la copa alta de los árboles. Esta evolución habría surgido para reducir la competencia.

 

  • Eran grandes y enormes

La tendencia entre los herbívoros es que eran grandes en comparación con los carnívoros. Tal es el caso del Brachiosaurus que comía plantas y que poseía un tracto digestivo largo. Es por eso que también eran muy lentos.

 

  • Ingerían piedras

Algunos dinosaurios herbívoros que tenían dientes romos ingerían piedras también. En realidad las conservaban en la boca para triturar los alimentos con más facilidad. Se los conoce como gastrolitos y eran muy importantes para una buena digestión en algunas especies. Si tenía garras o dientes mejor desarrollados, no necesitaban hacer uso de este recurso.

La clasificación de los dinosaurios según su naturaleza

 

  • Colas con estampido sónico

El que hecho de que fuesen pacíficos no significa que los dinosaurios herbívoros fueran indefensos. En muchos casos sus colas les servían como una defensa en contra de sus depredadores.

El apatosaurio medía unos 22 metros de la cabeza a la cola. Tenía enormes patas en forma de pilares y una cola larga, con la que podían emitir un sonido supersónico. Los machos lo usaban para competir por las hembras, produciendo este sonido para atraerlas. También le servía para asustar e investigar a otras especies.

 

Ejemplos de dinosaurios herbívoros

La gama de dinosaurios que consumían vegetales es aún más amplia. Sin embargo algunos de los más populares son los siguientes.

  • Argentinosaurus
    • Fue el animal terrestre más grande que jamás haya caminado en el planeta. Medía 35 metros y se estima que pesaba alrededor de 75 toneladas, lo que es equivalente a 100 elefantes africanos. Es uno de los dinosaurios herbívoros más impresionantes.

La clasificación de los dinosaurios por su alimentación

 

  • Triceratops
    • Podía medir 3 metros de alto y hasta 9 metros de largo. Pesaba entre 6 y 8 toneladas y se piensa que vivió mayormente en América del Norte. Su nombre significa cara con tres cuernos. Estos eran una poderosa defensa contra depredadores, pero también les ayudaba a romper árboles largos.

Clasificación de los dinosaurios según su naturaleza

  • Braquiosaurio
    • Era un dinosaurio que podía alcanzar los 12 metros de largo. Tenía un cuello más largo que su cola, y sus extremidades delanteras eran más largas que las traseras. Poseía dientes redondeados y en forma de clavija que le permitían arrancar las hojas de las plantas.

Clasificación de los dinosaurios para niños y niñas

 

  • Estegosaurio
    • Tenía casi 9 metros de largo, su cuerpo estaba cubierto de placas óseas y ostentaba púas en la espalda, que se piensa le ayudaban a regular su temperatura. Su cabeza era pequeña y poseía pequeños dientes en las mejillas, que le ayudaban a almacenar la materia vegetal antes de masticarla.

Clasificación de los dinosaurios según su alimentación

 

Omnívoros

Los dinosaurios omnívoros podían alimentarse simultáneamente de vegetales y de carne. Este era un punto a su favor ya que les resultaba fácil conseguir alimento. Tenían un equilibrio casi perfecto entre salud y poder de ataque, lo que estaba en sintonía con su dieta.

Eran por lo general solitarios y con frecuencia compartían su comida con los herbívoros o se alimentaban de los restos de cadáveres que dejaban atrás los carnívoros.

 

¿Cómo eran los dinosaurios omnívoros?

Los dinosaurios omnívoros existieron en una cantidad mucho menor que los herbívoros o los carnívoros. Se calcula que constituían entre el 1 y el 2% del total de estos animales prehistóricos.

No eran tan grandes como los primeros ni tan agresivos como los segundos. Sin embargo su alimentación versátil les daba más probabilidades de subsistir.

El hecho de que pudiesen alimentarse de carnes y vegetales les permitía tener una dieta más variada. Podían cazar pequeños reptiles o mamíferos, al tiempo que se alimentaban de frutas y semillas.

Los estudios realizados indican que estos dinosaurios surgieron a mediados del Cretácico y se cree que evolucionaron a partir de los dinosaurios carnívoros. De ahí surgieron los dinosaurios saurisquios terópodos.

Su forma de locomoción era bípeda, es decir que caminaban sobre sus patas traseras, que eran muy alargadas. Su hocico era prolongado y en algunos casos tenían forma de pico. También se desplazaban a gran velocidad para poder escapar de sus depredadores.

La evidencia sobre los dinosaurios omnívoros

Los descubrimientos arqueológicos han permitido identificar claramente cómo se alimentaban los dinosaurios. Aunque con frecuencia las muestras son limitadas y muchos detalles no pueden alcanzar el estatus de concluyente.

De todos modos los fósiles petrificados han ofrecido información sumamente valiosa que ha permitido identificar claramente a los dinosaurios omnívoros y a sus principales características.

 

Características de los dinosaurios omnívoros

La paleontología es una ciencia que avanza a medida en que se pueden implementar avances tecnológicos. Este progreso con frecuencia permite reformular características en las especies de dinosaurios. Por eso, ningunas de sus particularidades puede considerarse absoluta.

La información obtenida respecto a los dinosaurios omnívoros se resume en las siguientes características principales:

  • Gran parte de ellos destacaban por su bipedalismo. Es decir que se desplazaban sobre sus miembros inferiores.
  • Pertenecían al grupo de los terópodos.
  • En varias especies las extremidades anteriores se redujeron ya que su función pasó a estar más relacionada con la alimentación.
  • Los terópodos ancestrales se consideraban carnívoros estrictos, pero se sabe que algunas especies tenían cierta flexibilidad en su dieta, que incluía la herbivoría facultativa, por lo que eran en sí omnívoros.
  • Los dientes de los dinosaurios omnívoros eran pequeños y menos aserrados.
  • La gran mayoría tenían un tamaño entre pequeño y mediano, aunque había algunas excepciones.
  • No tenían ni los dientes aserrados de los carnívoros ni el largo sistema digestivo de los herbívoros.-Su anatomía y fisiología era un intermedio de los otros tipos de alimentación.
  • Se destacaban por ser muy veloces.
  • Algunos tenían una boca similar a un pico que podría contener dientes diminutos, ideal para ingerir animales pequeños.

 

Alimentación de los dinosaurios omnívoros

De la misma forma que lo hacían los herbívoros, algunos de estos dinosaurios recurrían a gastrolitos para triturar el alimento vegetal, una vez ingerido. En términos generales su dieta podía incluir mamíferos y reptiles pequeños, insectos, peces, huevos, cícadas, coníferas, helechos, semillas y frutas.

 

Ejemplos de dinosaurios omnívoros

  • Caudipteryx
    • Era similar a las aves, como las conocemos ahora. Sus fósiles han sido hallados mayormente en China. Se desplazaba sobre sus patas traseras, tenía dientes débiles, afilados, rígidos en la parte frontal. Se ubicaban en la parte anterior de la mandíbula superior. Hacía uso de gastrolitos ubicados en su molleja. Su alimentación dependía mayormente de insectos y plantas.

Clasificación de dinosaurios por su alimentación

 

  • Deinocheirus
    • Habitó lo que hoy se conoce como Mongolia. Podría medir 10 metros de largo y era bípedo. Sus extremidades anteriores eran grandes y poseía enormes garras. Tenía un pico similar al de un pato, lo que sugiere que buscaba comida en el suelo o incluso en el agua. Se estima que su mordida era débil, con una mandíbula en forma de U inclinada hacia abajo.

La clasificación de dinosaurios según su alimentación

  • Oviraptor
    • También ubicado en Mongolia, era un terópodo grande que medía alrededor de 2 metros de largo y pesaba aproximadamente 20 metros. Sus mandíbulas eran curvas y se cree que tenía la fuerza para triturar alimentos duros. Poseía un pico desdentado y se piensa que comía huevos, frutos duros, semillas y algunos animales pequeños.

La clasificación de los dinosaurios para niños y niñas

 

  • Equinodón
    • Era un pequeño dinosaurio cuyos fósiles se hallaron en Inglaterra. Medía entre 60 a 90 cm de largo y tenía una dieta omnívora. Sus caninos y premaxilares le permitían ingerir pequeños animales y vegetales.

La clasificación de los dinosaurios según su tamaño

 

Clasificación de los dinosaurios por su naturaleza

Otra forma de comprender los seres vivientes de millones de años atrás es clasificándolos en base a su naturaleza. Usualmente se los cataloga como dinosaurios terrestres, marinos o voladores.

Terrestres

Los dinosaurios terrestres son lo que conocemos como dinosaurios propiamente dichos. Los reptiles que habitaron en esos tiempos los mares y que podían volar pertenecían en realidad a otra clase de animales.

La clasificación de los dinosaurios para su alimentación

En términos generales se refiere a reptiles terrestres que vivieron en la era Mesozoica y que tenían vértebras. Caminaban sobre sus patas y eran diápsidos. Es decir que tenían orificios junto a sus ojos que le daban ligereza a sus cráneos y que unían los músculos faciales.

Clasificación de los dinosaurios terrestres

Hay tres clases distinguibles de dinosaurios. Se trata de los terópodos, saurópodos y de los ornistisquios. Estos tres grupos surgieron en el Triásico en la Era Mesozoica. Tenían las siguientes características.

  • Dinosaurios terópodos

Eran carnívoros y se desplazaban sobre sus patas traseras. Tenían dientes aserrados en forma de cuchilla. También contaban con tres dedos en los pies y muchos de ellos también poseían tres dedos en las manos. Además es posible que la mayoría tuviera plumas.

Clasificación de los dinosaurios por su alimentación

Las aves fueron los únicos dinosaurios que sobrevivieron a la extinción del Cretácico-Paelógeno hace 66 millones de años. La mayoría de los dinosaurios parecen pájaros, dado que eran bípedos y tienen patas traseras similares.

Debido a que en su mayoría eran carnívoros adquirieron una serie de adaptaciones tales como brazos y garras delanteras fuertes para sujetar a sus presas. Tenían dientes y cráneos diseñados para morder. Sus piezas dentales eran aserradas para cortar y devorar carne.

No obstante también había terópodos herbívoros como los terizinosaurios cuyas garras en forma de guadaña les permitían recolectar follaje y defenderse de depredadores. Las puntas de sus mandíbulas tenían forma de pico y carecían de dientes.

Algunos de los terópodos más populares son el Tiranosaurio rex, el Espinosaurio, el Velociraptor, el Alosaurio, y el Arqueoptérix.

 

  • Dinosaurios saurópodos

Eran animales herbívoros de tamaño enorme, que tenían cuellos muy largos. También poseían cabezas pequeñas, eran cuadrúpedos y tenían colas largas que usaban para defenderse de los depredadores.

La clasificación de los dinosaurios

Poseían cinco dedos en las patas traseras y en general los dígitos exteriores carecían de garras. Sus extremidades anteriores tenían una sola garra.

Muchos tenían un gran tamaño como es el caso del Patagotian y el Argentinosaurus. Fueron los más grandes que jamás hayan caminado sobre la tierra. Los paleontólogos creen que desarrollaron cuellos largos para poder alcanzar el follaje en la copa de los árboles.

Sus huesos contenían concavidades huecas que poseían sacos de aire. Esto era para que pudiesen mover su enorme estructura. También los ayudaba a respirar.

Los saurópodos más famosos son el Braquiosaurio, el Apatosaurio, el Diplodocus, el Brontosaurio y el Argentinosaurio.

 

  • Dinosaurios ornitisquios

Se caracterizaban por tener lo que se llamó caderas de pájaro, del que deriva el nombre Ornishtichia. También poseían un hueso predentario sin dientes en la punta de la mandíbula inferior. Sus piezas bucales formaban una especie de pico y su alimentación era herbívora.

Curiosamente no fueron estos dinosaurios, sino los terópodos de los que descenderían las aves.

Clasificación de dinosaurios según su tamaño

Los primeros ornitisquios eran bípedos, pero después se convirtieron en cuadrúpedos. Algunos como el Iguanodon eran capaz de moverse en dos y en cuatro patas.

Tenían picos y un hueso único llamado predentario que es ubicaba en la mandíbula inferior. En la punta de la mandíbula superior se encontraban los huesos premaxilares que en la mayoría de los ornitisquios carecían de dientes. Estos huesos sostenían una estructura en forma de pico en punta.

Poseían dientes para moler el follaje que previamente es removido por su pico. La mayoría eran herbívoros pero se cree que algunos eran omnívoros e incluso carnívoros.

Sus principales adaptaciones fueron cuernos, adornos, armaduras, cabezas de hueso y crestas en la cabeza.

Los más conocidos son el Estegosaurio, el Triceratops, el Parasaurolophus, el Anquilosaurio y el Iguanodonte.

 

Marinos

Los dinosaurios eran animales terrestres, pero a pesar de su éxito no conquistaron los océanos. Se piensa que sólo algunos tuvieron un estilo de vida semiacuático.

No obstante convivieron con otros animales que si dominaron los mares, que eran los plesiosaurios, ictiosaurios y mosasaurios. Estos eran reptiles, pero no dinosaurios.

En este tiempo también vivían los cocodrilomorfos que era un grupo de reptiles que incluye a los actuales cocodrilos. Estos en particular habitaron tanto en agua dulce como salada.

  • Plesiosaurios

Los plesiosaurios eran reptiles carnívoros acuáticos que vivieron desde el Triásico hasta el Cretácico. Su nombre viene del griego plesios que significa cerca de y de sauro que quiere decir lagarto. Fueron los animales acuáticos más grandes de su época.

Su nombre se aplica tanto a los plesiosaurios propiamente dichos como a los del suborden Plesisauroidea. Se distinguían por el tamaño de la cabeza y del cuello. Los Plesiosauroidea, como los Cryptoclididae, Elasmosauridae y Plesiosauridae tenían cuellos largos y es posible que comieran en aguas poco profundas.

Clasificación de dinosaurios según su tamaño

El cuello del Elasmosaurus era el doble de largo que su cuello. Los Pliosauridae (Pliosaurios) tenían un cuello corto con una cabeza grande y alargada, y es posible que habitaran aguas profundas.

Sin embargo en clasificaciones recientes, un grupo del Cretácico de cuello corto y cabeza grande, los Polycotydae se incluyeron en los Plesiosauroidea en lugar de los tradicionales Pliosauroidea.

El plesiosaurio típico poseía un cuello ancho y una cola corta. Conservó sus dos partes de extremidades ancestrales que evolucionaron para convertirse en grandes aletas. Se considera que los Plesiosaurios se desarrollaron a partir de los notosaurios anteriores, que tenían un cuerpo más similar al de un cocodrilo.

Entre los plesiosaurios podemos nombrar al Plesiosaurus, Plesiopleurodon, Microcleidus, Kronosaurus, Hydrorion y el Elasmosaurus.

 

  • Ictiosaurios

Los Ictiosaurios era uno de los grupos de reptiles marinos que compartían los mares con los plesiosaurios y los mosasaurios. Su nombre significa pez lagarto, aunque también está relacionado con ictiopterigia que quiere decir pez remo. Los primeros tenían cuerpos largos y flexibles y posiblemente nadaban de forma ondulada como las anguilas.

Los más avanzados tenían cuerpos compactos más parecidos a los peces, con colas en forma de medialuna. Se asemejaban a los atunes y a las caballas, que son los peces más rápidos del océano.

Clasificación de dinosaurios para niños y niñas

Se han encontrado fósiles raros que muestran a los ictiosaurios dando a luz a crías vivas y bien desarrolladas. Los ictiosaurios nunca tuvieron que salir del agua para poner sus huevos. De hecho, debido a sus cuerpos aerodinámicos, similares a los de los peces no podían salir del agua de ninguna forma. No obstante respiraban aire sin tener branquias, como lo hacen hoy las ballenas.

Los ictiosaurios eran un grupo de vertebrados marinos separado. Debido a que estaban tan especializados y adaptados para vivir en el océano no es posible saber qué grupo de vertebrados eran sus parientes más cercanos. Posiblemente eran una rama de diápsidos.

Los primeros ictiosaurios aparecieron en el Triásico. Durante el Jurásico alcanzaron su mayor diversidad y luego comenzaron a declinar. Los últimos ictiosaurios desaparecieron en el Cretácico, varios millones de años antes de que se extinguieran los últimos dinosaurios.

Algunos ictiosaurios conocidos son Utatsusaurus, Temnosontosaurus, Stenopterygius, Ophthalmosaurus, Macgowania, y Cymbospondylus.

 

  • Mosasaurios

El Mosasaurio se refiere a cualquiera de los reptiles marinos extintos que forman parte de la familia Mosasauridae, quienes fueron los depredadores dominantes de los mares durante los últimos 25 millones de años del Cretácico.

Tenían un cuerpo alargado, delgado y serpentino, colas largas, una cabeza de forma cónica y extremidades que servían como remos. Muchos de ellos poseían un tamaño muy grande, como el Hainosaurus y el Mosasaurus que alcanzaron una longitud de 17 metros.

La clasificación de los dinosaurios para niños

Aunque dominaron durante mucho tiempo los mosasaurios desaparecieron al final de Cretácico. Jugaron un papel muy importante en las cadenas alimentarias de su tiempo y ayudaron a preparar el medio ambiente para la vida actual.

Su primer avistamiento fue un fósil encontrado en los Países Bajos en 1780, lo que precedió a los descubrimientos de fósiles de dinosaurios. Esto trajo la atención mundial sobre la existencia de animales fosilizados y sobre la necesidad de conciliar dichos hallazgos con los paradigmas científicos existentes.

Su forma corporal era similar a la de los lagartos monitores modernos, pero eran más alargados y aerodinámicos para nadar. La forma de su cuerpo largo y delgado también se ha comparado con la de una serpiente.

Los huesos de las extremidades de los mosasaurios se redujeron en longitud y sus paletas se formaron mediante una red entre los huesos de los dedos alargados. La región de la cabeza era cónica y muy estrecha y larga en algunas especies. Sus colas estaban aplanadas y proporcionaban la fuerza locomotora para nadar.

Entre los Mosasaruios podemos nombrar al Tylosaurus, Tethysaurus, Platecarpus, Mosasaurus, Halisaurus y el Clidastes.

Voladores

En algún momento del Jurásico los dinosaurios emplumados como los Archaeopteryx desarrollaron la capacidad de volar. Sin embargo primero lo hicieron los pterosaurios. Estos eran los únicos vertebrados voladores, y no eran dinosaurios, aunque si convivieron con estos.

Un pterosario fue un reptil alado que vivió junto a los dinosaurios en la Era Mesozoica. Aparecieron a los 220 millones de años a.C. y desaparecieron en el evento de extinción del Cretácico-Paleógeno hace 66 millones de años a.C.

Fueron los primeros vertebrados voladores y los más grandes fueron el Quetzalcoatlus y el Arambourgiania. Sin embargo no fueron los primeros animales voladores, ya que ese título se lo llevaron los insectos que comenzaron a volar desde hace cien millones de años antes que los pterosaurios.

Las alas de un Pterosaurio eran membranas de piel y de músculo. Estaban unidas al cuarto dedo alargado de cada una de las extremidades anteriores del animal. Las juntas especiales en este dedo permitieron que las alas se plegaran hacia arriba y fuera de su camino cuando no estuvieran en uso.

 

Tipos de pterosaurios

Los pterosaurios conforman el orden Pterosauria que se divide en Rhamphorhynchoidea y en Pterodactyloidea. Las siguientes son sus características.

La clasificación de dinosaurios según su naturaleza

 

  • Rhamphorhynchoidea

Contiene pterosaurios primitivos como Eudimorphodon, Dimorphodon y Ramphorhynchus. Tenían colas largas y mandíbulas dentadas. La mayoría de los primeros pterosaurios carecían de crestas óseas, aunque tenían crestas hechas con tejido blando.

Las colas de varios de los primeros pterosaurios terminaban en aletas ensanchadas en forma de diamante, que pueden haber ayudado a la dirección cuando el pterosaurio estaba volando.

La mayoría se extinguieron a finales del Jurásico, aunque algunos creen que sobrevivieron hasta el Cretácico superior.

 

  • Pterodactyloidea

En este caso se incluye a pterodáctilos como Pterodactylus, Pteranodon y Quetzacoatlus. Aparecieron a fines del Jurásico, tras haber evolucionado a partir de Pterosaurios anteriores. Sus colas eran cortas y muchos tenían crestas óseas en las cabezas. Al final del Cretácico la mayoría carecían de dientes.

Los pterodáctilos se extinguieron en el evento de extinción del Cretácico- Paleógeno, que también acabó con los dinosaurios.

 

Características de los pterosaurios

  • Huesos huecos

Los pterosaurios tenían características que les permitían volar, que incluían huesos huecos. Estos reducían su peso pero eran lo suficientemente fuertes como para permitir el aleteo, que los impulsaba por el aire.

Clasificación de dinosaurios para niños

 

  • Excelente visión y grandes cerebros

Sus cráneos tenían cuencas oculares grandes, lo que sugiere que los pterosaurios tenían una visión excelente, lo que era necesario para un animal volador. Además tenían un cerebro relativamente grande, lo que le permitía enfrentar la complicada tarea de volar.

 

  • Piezas bucales con forma de pico

Los reptiles voladores se diversificaron para llenar muchos nichos ecológicos. Los cráneos y dientes de diferentes tipos de pterosaurios reflejaban sus dietas.

Los especializados incluyen picos en forma de pinza y piezas planas para encontrar y triturar mariscos. Los dientes afilados y entrelazados eran para atrapar peces y una gran cantidad de estos eran delgados, tenían forma de peine y se usaba para filtrar la comida del agua.

Los pterosaurios más avanzados carecían por completo de dientes.

 

  • Alas de pterosaurio

El cuarto dedo de cada brazo de pterosaurio estaba alargado. Las alas del animal se extendían entre estos dedos especialmente adaptados y sus patas traseras, posiblemente adhiriéndose al tobillo.

Una membrana más pequeña se extendía hacia adelante desde el anular largo hasta el hombro, y un ala también se extendía entre las patas traseras. En pterosaurios posteriores, esto se redujo o dividió para permitir un movimiento más rápido en el suelo.

Clasificación de dinosaurios por su naturaleza

Las alas de los pterosaurios eran membranas de piel, músculo y vasos sanguíneos, reforzadas por fibras llamadas actinofibrillas. El músculo presente en el ala probablemente ayudó a modelarla mientras desplegaba el vuelo, para proporcionar la máxima maniobrabilidad y eficiencia.

 

Clasificación de los dinosaurios según su tamaño

Si hay algo seguro en lo que respecta a los dinosaurios es que se no destacaron en términos medios. Había dinosaurios grandes o pequeños, y en ambos casos esto tuvo sus ventajas para una supervivencia efectiva.

 

Grandes

Esta es la primera característica por la que recordamos a los dinosaurios. Nos impresiona saber que alguna vez existieron bestias descomunales, que de tan sólo imaginarlas nos hacen sentir insignificantes.

Las razones por las que muchos dinosaurios alcanzaron un tamaño enorme son varias. Una de las más enunciadas radica en que durante el Triásico, Jurásico y Cretácico, el clima era más cálido y había cuatro veces más dióxido de carbono que en la actualidad.

Clasificación de dinosaurios según su alimentación

Esto propició una abundante vegetación lo que fue genial para los dinosaurios herbívoros, quienes tenían comida de sobra para sustentarlos. No hay que dejar de lado que un gran tamaño les permitía defenderse en contra de los depredadores.

Los saurópodos gigantes debían comer plantas lo más rápido que podían para crecer lo suficiente como para estar a salvo de los carnívoros. No obstante los depredadores también crecieron para poder hacerles frente.

Asimismo se considera que los herbívoros además hacían uso de su gran tamaño para regular su temperatura ya que eran ectotérmicos. Es decir, de sangre fría.

De todos modos se piensa que esta era una teoría problemática dado que esto convierte a los carnívoros en endotérmicos o de sangre caliente. Esto indicaría que los dinosaurios habrían desarrollado dos sistemas metabólicos diferentes, uno junto al otro, lo que es muy discutido en la comunidad científica.

Algunos de los dinosaurios más grandes fueron el Dreadnoughts schrani, el Titanosaurio, el Argentinosaurio, el Saltasaurus loricatus, el Rapetosaurus krausei, el Austroposeidon magnificus, el Paralititan stromeri y el Shingopana songwensis.

 

Pequeños

Los dinosaurios pequeños no son algo que suela despertar interés. Sin embargos también existieron. De hecho la reducción de tamaño en los saurópodos se considera uno de los factores que derivaron en la evolución hacia las aves que conocemos hoy.

No es que sucediera sólo con el fin de que surgieran los pájaros. Había ventajas en el empequeñecimiento que impulsaron este hecho.

Clasificación de los dinosaurios según su tamaño

Por ejemplo, un tamaño menor no requiere de una gran cantidad de comida, lo que es útil en momentos de escasez. Además los animales pequeños compensan la vulnerabilidad con ventajas como la rapidez, la agilidad o la cooperación con su especie.

De la misma forma pueden ocupar nichos ecológicos a los que no pueden acceder los especímenes más grandes.

Los dinosaurios pequeños posiblemente facilitaron el surgimiento de la capacidad de vuelo. Sin embargo son el resultado de numerosos factores que encaminaron la vida en el planeta como la conocemos hoy.

En esta categoría podemos nombrar al Anchiornis huxleyi, al Epidexipteryx hui, el Compsognathus longipes, el Parvicursor remotus y el Microraptor zhaoianus.