Mundo Primaria
Descubre la versión premium de Mundo Primaria.
¡Muchos más recursos y sin anuncios!
Más información

Dinosaurios Marinos

Los mal llamados dinosaurios marinos también suelen despertar la imaginación de los admiradores de los animales prehistóricos. Sin embargo, se trata de otras especies de reptiles marinos, que convivieron en la era de los dinosaurios, que en realidad eran terrestres.


Había una gran cantidad de grupos. Pero los que más se conocen son los Sauropterigios (de los que provienen los plesiosaurios), los Mosasaurios y los Ictiopterios (o Ictiosaurios). A continuación detallamos sus características.

Dinosaurios Marinos Sauropterigios

Los reptiles marinos

 

Los reptiles descendieron originalmente de los primeros vertebrados con extremidades que invadieron la tierra hace unos 70 millones de años antes del Mesozoico. Estos ancestros reptilianos perdieron sus branquias en un momento dado.

Sus descendientes no podían respirar en el agua diferencia de los peces y de algunos anfibios. Debían salir a la superficie para respirar el aire mientras nadaban. Pero esta ventaja momentánea no impidió que los reptiles volvieran a invadir el agua.

Se sabe que los reptiles son de sangre fría. Esto significa que dependen del calor de fuentes externas como para mantener su temperatura corporal. Son lo que se conoce como ectotérmicos. Su temperatura varía según la temperatura del ambiente.

Estos rasgos fisiológicos pueden parecer desventajosos para vivir en el agua, porque esta reduce el calor corporal de forma más eficiente que el aire. Por otro lado los reptiles pueden ser más adecuados para invadir el medio ambiente acuático que las aves o los mamíferos, si la temperatura del agua se mantiene en los 20ºC.

Tienen  al menos tres ventajas sobre los endotermos:

  • Son más tolerantes a las temperaturas corporales bajas, algo a lo que la mayoría de los mamíferos podría no sobrevivir.
  • La fisiología reptiliana tiene la ventaja de la eficiencia de combustible. Sus tasas metabólicas son más lentas y consumen menos oxígeno por segundo que los mamíferos.
  • Pueden tolerar mejor la anoxia en el caso de escasez de oxígeno. Por eso pueden permanecer más tiempo en el agua que los mamíferos promedio.

Los Reptiles Marinos del Mesozoico

Por eso vale la pena definir lo que es un reptil marino. Inicialmente el término marino se refiere a los vertebrados que se alimentan casi exclusivamente en el mar. De todos los seres posibles estos incluyen sólo los reptiles de acuerdo a las condiciones antes nombradas.

Esto nos lleva a los reptiles marinos que surgieron en el Mesozoico. Se puede contar con al menos una docena de grupos de reptiles marinos en el registro fósil de esta era. En este caso conoceremos las características de los cuatro grupos principales.


Se sabe que los Sauropterygia y que los Ictiopterigia aparecieron en el Triásico inferior. En tanto los Chelonioidea y los Mosasauridae aparecieron en el Cretácico inferior y superior respectivamente. Los que surgieron en el Jurásico, los Pleuroaurida y dos grupos de tortugas tuvieron menos éxito. Los Sauropterigios y los Ictiopterigios en cambio sobrevivieron más de 150 millones de años cada uno.

Los Mosasaurios, los Talattorasurios y los Talatosuquios duraron entre 30 y 60 millones de años cada uno. El grupo de duración más corta incluyó a los Hupehsuchia que probablemente no represente mucho más que unos pocos millones de años.

La estratigrafía revela que surgieron nuevos grupos después de que los ocupantes anteriores del nicho se extinguieran. Un ejemplo de esto sucedió en el Jurásico temprano que vio la invasión del mar de talatosuquios y pleurosaurios, después de que la mayoría de los reptiles marinos costeros del Triásico se extinguieran.

Estos a su vez duraron hasta el principio del Cretácico. Algún tiempo antes aparecieron los mosasaurios y las tortugas marinas. Así se logró la mayor densidad de reptiles marinos en el Triásico.

Dinosaurios Marinos Mosasaurios

Formas de natación y alimentación

Diferentes grupos de reptiles marinos mesozoicos adaptaron diferentes estilos de natación. Los plesiosaurios y tortugas marinas usaban sus extremidades para realizar una especie de vuelo bajo el agua. En tanto los otros grupos usaban su eje, especialmente la cola para propulsarse.

Los primero eosauropterigios que dieron lugar a los plesiosaurios probablemente usaron las extremidades para la propulsión. Pero es posible que la cola también se usara en conjunto.

Según el análisis de sus dientes sus dietas variaban mucho. Algunos reptiles marinos del Mesozoico probablemente perseguían a los depredadores que comían peces, cefalópodos y otros reptiles, mientas que otros comían presas bentónicas, como invertebrados de caparazón duro.

De la misma forma es posible que los reptiles marinos comieran invertebrados de cuerpo blando, como los gusano poliquetos. No hay registro de reptiles marinos herbívoros en el Mesozoico, a diferencia de los reptiles marinos existentes, como es el caso de la iguana marina.

Sauropterygia (incluye a los plesiosaurios)

Se trata del grupo más grande de reptiles marinos mesozoicos, que cuenta con dos linajes principales conocidos como Placodontes y Eosauropterygianos. Ambos tenían estructuras diferentes.

Los Placodontes eran animales de cuello corto con cráneos cortos y robustos. En cambio los Eosauropterygianos poseían un cuello largo que terminaba en un cráneo estrecho que suele ser pequeño en relación con la longitud del animal.


A la vez ambos compartían ciertas características como el diseño único de la cintura escapular donde las clavículas se ubican medialmente a la escápula. Además carecían de hueso lagrimal y tenían reducidos los carpianos y tarsianos. Es decir, la muñeca y el tobillo.

Dinosaurios Marinos

Placodontos

Se restringieron geográficamente al mar de Thetis durante el Triásico. La mayoría tenían dientes aplanados en el paladar y en el margen de la mandíbula, lo que sugiere una durofagia. Es decir la dieta de presas de cuerpo duro. Se dividieron en los grupos Ciamodontoides que tenían una armadura corporal y en los Placodontoides que no la tenían. Aunque estos últimos posiblemente tenían huesos adicionales en la piel a lo largo de la parte superior de la columna vertebral, como una especie de armadura limitada. La armadura de los Ciamodontoides se parecía superficialmente a las de las tortugas.

Eusauropterigios

A diferencia de los Placodontos los Eosauropterigios estaban extendidos geográfica y temporalmente. Fueron el grupo de reptiles marinos de mayor alcance. Aparecieron antes del final del Triásico temprano y ya tenían una amplia distribución en el Hemisferio Norte.

El linaje duró hasta el final del Cretácico, cuando los dinosaurios y muchos otros organismos se extinguieron el a mortandad KT. Esto equivale a unos 185 millones de años.

Los Plesiosaurios fueron el clado más derivado de los Eusauropterigios. Son diferentes a todos los demás por varias razones. Primero porque no se conocieron antes del Jurásico, mientras que los demás ya estaban presentes desde el Triásico.

Se estima que algunos de los fósiles de plesiosaurios hallados en Inglaterra podrían haber venido de los estratos más altos del Triásico.

Segundo, sus extremidades habían sido modificadas en aletas rígidas. La mayor diferencia entre las extremidades de los plesiosaurios y los eosauropterigios estaba en la estructura de la muñeca y el tobillo.

Estas áreas estaban bien osificadas en los plesiosaurios. Los huesos de las áreas eran grandes y estaban estrechamente integrados entre sí. Mientras tanto los eusauropterigios eran muy cartilaginosos.

Los huesos de la palma, el pie y los dedos también estaban apretados en los plesiosaurios, al mismo tiempo en que conservaban mucho más espacio entre los otros eusauropterigios. A esto se suma que los Plesiosauros eran conocidos en todos los continentes, incluyendo Antártida. En cambió los eosauropterigios eran más basales.

Dinosaurios Marinos Esqueleto

Ictiopterigia

Son el segundo grupo más grande de reptiles marinos mesozoicos y produjeron algunos de los individuos más grandes. Son los segundos en cuanto a la duración de su existencia. Aparecieron a finales del Triásico inferior y se extinguieron a principios del Cretácico superior. Esto equivale a unos 160 millones de años, aproximadamente unos 25 millones de años menos que el lapso de los eosauropterigios.


Son conocidos por la evolución de un perfil corporal en forma de pez. El nombre Ichthyosauria, que es un subgrupo de Ichthyopterygia quiere decir pez-lagarto. Los ictioptterigios con forma de pez constituyen un grupo llamado Parvipelvia, que quiere decir pequeña cintura pélvica.

Los ictiopterigios tienen varios registros notables además de ser el primer tetrápodo en forma de pez. Tenían los ojos más grandes de todos los vertebrados. También tenían el mayor número de dedos. Por ejemplo, el Caypullisaurus registraba hasta diez dígitos.

Es poco probable que los ojos sensibles de los parvipelvianos sean una adaptación para la noche.

La evolución correlacionada de la forma de los peces y los ojos adaptados a la oscuridad en los ictiopterigios sugiere que los parvipelvianos tenían la capacidad no sólo de navegar rápido y lejos. También de sumergirse más profundamente que los ictiopterigios con forma de lagarto.

Esta combinación indica una adaptación a la vida pelágica, por lo que es probable que los ictiopterigios invadieran los reinos pelágicos, cuando aparecieron los parvipelvianos.

Los ictiopterigios estaban muy extendidos por todo el hemisferio norte en el Triásico temprano. También estuvieron en el Hemisferio Sur por el Triásico tardío.

No hay ningún registro fósil de ictiopterigio posterior al Cenomaniano, por lo que es posible que se extinguieran coincidiendo con el evento de extinción Cenomaniano-Turoniano.

Dinosaurios Marinos Ictiopterigia.

Mosasauridae

Los Mosasaurios solo se conocen desde el Cretácico superior. Es el grupo más antiguo del Cenimaniano y se ubicaban en Israel, hace unos 98 millones de años. Hay una pequeña superposición con el rango estratigráfico en el que se podía encontrar el Ichthyopteryriga en el Cenomaniano, por lo que tal vez hubo una época en la que coincidieron.

Lo más probable es que los mosasaurios se extinguieran durante el evento K/T junto a los sauropterigios restantes y muchos otros animales.

Los mosasaurios son conocidos en todos los continentes, incluyendo la Antártida. Se los suele llamar lagartos monitores marinos, porque la morfología de su cráneo se parece un poco a la del género Varanus que son los lagartos monitores. Aunque en realidad, es poco probable que no estén relacionados.


Sus parientes más cercanos son en realidad los agialosaurios y los dolicosaurios. A su vez se estima que junto a los mosasaurios estos podrían tener relación con las serpientes, algo sobre lo que aún o hay un consenso.

Tenían forma de lagarto en el contorno corporal. Aunque existieron variaciones en el diseño del esqueleto. Las extremidades de algunos tenían forma de paleta, con los dedos extendidos distalmente. Los otros tenían dedos apretados que son indicativos de extremidades en forma de aletas que se estrechan distalmente.

Tal era el caso del Plotosaurus de California. De este se ha demostrado que tenía una cola especializada donde las vértebras en diferentes partes de la cola muestran patrones de forma específica. Esto sugiere que la parte distal de la cola se había especializado como órgano propulsor.

Por otro lado Mixosaurus fue un ictiopterigio con segmentación de la cola mejorada, que aparentemente no tenían una aleta caudal, sobre la base de un espécimen inédito con la impresión del contorno de la cola.

Los mosasaurios que era más basales conservaron el diseño de las extremidades de los escamosos anguimorfos terrestres. Por lo tanto se sospechaba que habían pasado al menos una parte de sus vidas en la tierra.

No obstante esta visión fue cuestionada por Caldwel y Palci en 2007, quienes argumentaron que los mosasaurios basales carecían de sacro y por lo tanto no podrían haber sostenido su cuerpo en tierra firme.

Alternativamente notaron que los Mosauridae sí conservaban el sacro y que por lo tanto habían sido facultativamente terrestres.

La mayoría eran comedores generalizados, de acuerdo a su estructura dental. Algunos como los Globidens tenían dientes redondeados indicativos de durofagia. Es decir, que comían animales con un caparazón duro.