Mundo Primaria
Descubre la versión premium de Mundo Primaria.
¡Muchos más recursos y sin anuncios!
Más información

Aparato reproductor masculino

Los seres humanos nacemos biológicamente o bien siendo del sexo femenino o bien siendo del sexo masculino. Según sea nuestro desarrollo, a lo largo de las primeras etapas de la vida los caracteres sexuales se irán marcando y haciendo más evidentes las diferencias entre ambos sexos.


Estos caracteres sexuales pueden ser de uno de los dos tipos siguientes:

  • Caracteres sexuales primarios: se trata de aquellos relacionados directamente con la reproducción, es decir, los órganos sexuales y las glándulas correspondientes.
  • Caracteres sexuales secundarios: se trata de las características que no están relacionadas con la reproducción directamente y que marcan las diferencias físicas entre los hombres y las mujeres. Los más notables son los siguientes:
FEMENINOS MASCULINOS
La voz más aguda. La voz más grave.
Desarrollo de las glándulas mamarias. Desarrollo de la musculatura.
Caderas más anchas. Hombros y espalda más anchos.
Menos vello corporal. Más vello corporal.
Aumento del vello en las axilas y en el pubis.

 

Además, durante la pubertad, aparecen las primeras eyaculaciones (salida del semen a través de la uretra) en las personas del sexo masculino y las primeras menstruaciones (salida a través de la vagina del recubrimiento del útero al no producirse la fecundación) en las del sexo femenino.

En este texto, nos centraremos en los caracteres sexuales primarios de los seres vivos del sexo masculino, concretamente, de su aparato reproductor.

 

¿Qué órganos y glándulas forman el aparato reproductor masculino?

 

El aparato reproductor masculino se sitúa en la parte inferior del tronco, en la pelvis. Además, sus órganos se pueden clasificar teniendo en cuenta los que se encuentran en el interior del abdomen y aquellos que se encuentran en el exterior y que, por lo tanto, se pueden ver sin necesidad de realizar pruebas médicas.

En el siguiente esquema se recogen la clasificación citada y los órganos de cada tipo:

El aparato reproductor masculino

 

En esta tabla, aparecen las distintas partes del aparato reproductor masculino con una breve descripción:

EXTERNOS
PENE

Órgano encargado de expulsar el semen con los espermatozoides. Además, tiene una función urinaria por ser el encargado de expulsar la orina.

Está formado por tres estructuras cilíndricas: los cuerpos cavernosos, el cuerpo esponjoso y el glande.

ESCROTO: TESTÍCULOS Y EPIDÍDIMO El escroto es un saco de piel gruesa que rodea y protege a los testículos que son las gónadas masculinas cuyas funciones principales son producir espermatozoides (gametos masculinos) y testosterona (principal hormona masculina). Por su parte, el epidídimo recoge los espermatozoides y les ofrece las condiciones adecuadas para madurar y adquirir la capacidad de moverse.
INTERNOS
CREMÁSTER Músculo que permite que los testículos y el escroto se acerquen o se alejen del cuerpo.
CONDUCTOS DEFERENTES Tubos finos que parten del epidídimo y transportan los espermatozoides hasta las vesículas seminales.
VESÍCULAS SEMINALES Se encuentran colocadas debajo de la vejiga y se encargan de producir el semen, que es líquido en el que se mueven los espermatozoides.
PRÓSTATA Tiene el tamaño de una nuez y produce parte del líquido seminal que protege y nutre a los espermatozoides que se encuentran en el semen.
URETRA Tiene una doble función, tanto en hombres como en mujeres, es el conducto a través del cual se expulsa la orina. Sin embargo, en los hombres también es la encargada de permitir el paso al exterior del semen.
GLÁNDULAS DE COWPER O BULBOURETRALES Se encuentran debajo de la próstata y preparan a la uretra para el paso del semen a través de ella gracias a la secreción de un líquido que permite que pase con más facilidad.


En las siguientes imágenes se puede observar la ubicación de este aparato dentro del cuerpo humano masculino tanto en su vista de frente como en la de perfil:

Aparato reproductor masculino

 

¿Cuáles son las funciones del aparato reproductor masculino?

El aparato reproductor masculino tiene tres funciones principales:

  • Fabricar, almacenar, conservar y transportar los espermatozoides (células reproductoras masculinas) y el semen.
  • Depositar los espermatozoides dentro del aparato reproductor femenino para que se dé la fecundación del óvulo femenino y dar lugar a un nuevo ser humano.
  • Fabricar y segregar las hormonas masculinas que sirven para el mantenimiento del aparato y el desarrollo de los caracteres sexuales propiamente masculinos.
 

Llegados a este punto del texto, te proponemos unos cuantos juegos para que repases lo que has leído hasta este momento.


 

¿Cuáles son las enfermedades más comunes que pueden producirse en este aparato?

Como el resto de los aparatos del cuerpo humano, este también presenta una serie de enfermedades que le afectan directamente. Entre las más comunes se encuentran las que aparecen a continuación:

CANCER DE TESTÍCULOS, PENE O PRÓSTATA Tumores malignos que aparecen en alguna de las zonas mencionadas y que han de ser tratados.
ENFERMEDAD DE LA PEYRONIE Formación de una banda fibrosa en el pene que provoca que este se desvíe o se curve cuando se encuentra erecto.
FIMOSIS Afecta sobre todo a niños menores de 10 años y consiste en el estrangulamiento del orificio del prepucio (pliegue de piel que recubre al glande) que es demasiado pequeño y no permite que se retraiga para que salga el glande (parte final o extrema del pene).
INFECCIONES URINARIAS Son más frecuentes en las mujeres, pero los hombres también pueden tenerlas. Las producen unas bacterias que entran en la uretra e infectan las vías urinarias.
ORQUITIS Inflamación de uno o ambos testículos, generalmente es causada por una infección.
VARICOCELE Dilatación de las venas de los testículos, lo que comúnmente se conoce como varices.

 

Además, existen las llamadas ETS, enfermedades de transmisión sexual, como son la candidiasis, la clamidia, la gonorrea, el herpes genital, la hepatitis B, la sífilis o el SIDA. Estas enfermedades están producidas por bacterias, hongos y virus que se transmiten por contacto sexual y, en ocasiones, de madres a fetos a través del cordón umbilical.

En el caso de los hombres, también se pueden dar ciertas anomalías funcionales como la eyaculación precoz (expulsión del semen antes de lo que se puede considerar conveniente), disfunción eréctil (mantenimiento del pene erecto) e infertilidad masculina (imposibilidad de fecundar un óvulo por diversos motivos).

 

¿Qué se puede hacer para prevenir esas enfermedades o tratarlas cuando se tienen?

Una buena higiene, una vida saludable en cuanto a la alimentación, el descanso y el equilibrio en las actividades vitales son siempre la mejor recomendación para la prevención ante estas y otras enfermedades. Además, es importante estar alerta ante las señales que da el propio organismo.

Una vez que se tiene cualquier enfermedad, es clave el diagnóstico médico precoz y recibir el tratamiento más adecuado en cada caso y para cada persona.

 

Para terminar, dejamos unos cuantos juegos más sobre las enfermedades del aparato reproductor masculino y un apunte con la información principal recopilada.