Juegos de vocabulario

Vocabulario en la asignatura de lengua

En el aprendizaje de un idioma, el vocabulario es una parte fundamental. Las palabras son como ladrillos que sirven para construir los puentes con los que “edificar” la comunicación. De hecho, todo/a estudiante sabe que en Lengua hay un apartado concreto para este bloque de contenidos.


Por este motivo, en Mundo Primaria hemos preparado una colección de juegos y otras actividades motivadoras, estructuradas y preparadas para el alumnado de Primaria y para aquellos/as más precoces o que tratan de repasar los contenidos de vocabulario ya aprobados; incluso, ¿por qué no podemos jugar los/as adultos/as? Estamos convencidos/as de que más de uno/a lo ha hecho y estamos contentos/as de que así sea. Desde luego que la lengua la usamos continuamente a lo largo de la vida y no solo en la etapa de estudiantes, para algo está en la boca (una de las acepciones de la palabra) y en su conocimiento se han empeñado desde bebés nuestros padres y en las clases los/as profesores/as (otro de sus significados).

El diccionario

Independientemente de cómo hemos llegado a desarrollar nuestra lengua materna o segunda/tercera lengua, es indispensable conocer el vocabulario. ¿Con qué haríamos las oraciones si no tenemos palabras? Solo con el abecedario no sirve, esas son las letras que componen las palabras. Aunque el orden alfabético es necesario para no perdernos a la hora de buscar sus significados en el diccionario.

Cada vez utilizamos menos el diccionario en formato papel debido a las tecnologías de la comunicación, pero sí se siguen utilizando las búsquedas de palabras. A pesar de ser nativo/a de un lugar, a menudo nuestro propio idioma nos sorprende con palabras o expresiones que no conocemos y necesitamos echar mano de un diccionario ya sea de sinónimos (que son palabras con igual significado), antónimos (palabras que significan lo contrario), de sinónimos y antónimos, de términos científicos, temáticos, de traducción, etc. Lo cierto es que, por encima de todos estos, en español, se encuentra el diccionario RAE. Cualquiera que habla español, antes o después, oye o cita a la RAE: Real Academia Española que bajo el lema “limpia, fija y da esplendor” nació allá por el 1713 para construir un diccionario completo y que, aunque ya lo hizo, continúa trabajando sobre él y haciéndole crecer.

¿Cómo crece el diccionario de la rae?

Crece a la par que avanza la sociedad de hispanohablantes y, en general, la humanidad; pues hay que poner al día los idiomas. Desde luego que es difícil imaginar a Cervantes cuestionándose que emoticono poner en la página web para que la gente lea los post sobre la ultima reseña de uno de sus libros. Tampoco podemos imaginarnos a Quevedo siendo un gran bloguero y usando arrobas para escribir ambos sexos; aunque tratándose de este personaje, cualquiera sabe.

En todo buen diccionario han de aparecer todo tipo de palabras, aunque no en todas sus formas: es difícil encontrar aumentativos, diminutivos, plurales, formas verbales,… a no ser que sean casos muy concretos y por razones peculiares que nos enseñan desde los primeros cursos de la Primaria.

Las clases de palabras

Como ya hemos visto, hay algunos diccionarios exclusivos como los de sinónimos y antónimos ya mencionados, pero también están los de frases hechas (expresión con forma fija, sentido figurado y de uso común), neologismos (nuevas palabras de una lengua), para estar a la última en vocabulario (palabra o expresión no correcta por vulnerar la norma), etc. Además, no debemos olvidar que en cualquier diccionario tenemos abreviaturas y siglas para determinar cosas como el género de la palabra (masculino y femenino), el tipo de palabra que es (verbo, adjetivo, etc.) e, incluso, a qué familia de palabras o campo semántico pertenece.

Las palabras de cualquier vocabulario se pueden agrupar en diferentes conjuntos según estemos viendo su aspecto semántico (significado), ortográfico (reglas de escritura), etimológico (origen), gramatical (formación), etc. Así, podemos hablar de palabras simples o palabras compuestas (una sola raíz o dos raíces juntas), palabras monosémicas o palabras polisémicas (uno o varios significados), palabras primitivas (una raíz) o palabras derivadas (una sola raíz o la raíz con morfemas prefijos y/o sufijos) o palabras parasintéticas (poner a la raíz/lexema un prefijo y un sufijo a la vez), palabras clasificadas por un fenómeno llamado homonimia (misma escritura o pronunciación), etc.

En resumen, todo un laberinto de categorías y subcategorías. Empleando un eufemismo, podríamos decir que se trata de un “catálogo de posibilidades” que, si bien nos agobia al estudiarlo, nos maravilla saber que lo usamos de manera inconsciente, al menos en nuestra lengua materna. ¿No irás a decir que no has pensado que todas estas categorías no te suenan, aunque solo sea el nombre? La asignatura de Lengua y, concretamente el apartado de Vocabulario, hace consciente su uso y conocimiento, a la par que provoca la reflexión sobre el medio de comunicación más usado en el mundo: la lengua oral. Por si no terminas de dar con qué eran alguna de ellas, ya sabes que en Mundo Primaria puedes encontrar juegos y actividades para hacer uso de sus posibilidades. ¡Atrévete a repasar la riqueza lingüística del vocabulario español!