Mundo Primaria
Descubre la versión premium de Mundo Primaria.
¡Muchos más recursos y sin anuncios!
Más información

Período Pérmico

A continuación del período Carbonífero, en el límite con la era Mesozoica, la tierra pasó por el período Pérmico. Sucedió entre los 299 y 251 millones de años a.C. Fue el cierre de la era Paleozoica.

Principales hechos del período Pérmico

 

Hubo un evento de extinción al final de período Pérmico, una de las más grandes alguna vez registradas, perjudicó a la especies existentes hasta el momento. Afectó a gran cantidad de organismos, sobre todo los de los ambientes marinos. Fue lo que sucedió con la gran mayoría de los invertebrados.


Algunos grupos sobrevivieron pero no recuperaron el dominio ecológico del que gozaron en el pasado. Esto despejó el camino para otros grupos que dominarían la vida marina.

En tierra firme se extinguieron los diápsidos y sinápsidos, lo que abrió el camino para el dominio de otras criaturas. Así el terreno se encaminaría hacia la Era de los Dinosaurios.

Por otro lado las plantas parecidas a helechos se convirtieron en gimnospermas. Es decir, en vegetales que se reproducían a través de semillas. Las coníferas modernas aparecieron por primera vez en el registro fósil del Pérmico. Fue una época de grandes cambios que moldearían la vida en la Tierra.

Período Pérmico

El territorio

La geografía global en el Pérmico estaba constituida de áreas masivas de tierra y agua. En sus inicios el movimiento de las placas de la corteza terrestre había reunido a gran parte de la tierra en su totalidad. Se fusionó en el súper-continente de Pangea.

Este se extendía desde el polo norte al polo sur y la mayor parte del resto de la superficie estaba cubierta por el océano Pantalásico. Sólo había un mar más pequeño al oeste de Pangea que se conocía como Tethis.

Estratigrafía del período Pérmico

Hasta finales de los 90 hubo poco consenso sobre los estratos que constituyen el período Pérmico. Esto se debe a que los estratos superiores en las ubicaciones de este período tienen a  estar deficientes en fósiles. Ha sido difícil llevar a cabo la correlación empleando los índices más adecuados.

Se trató de lograr una correlación empleando fósiles nativos sólo de las regiones en dónde se encontraron. Pero el trabajo más antiguo al respecto se basó sólo en suposiciones que han cambiado a medida que pasaron los años.

La estratigrafía actual divide al Pérmico en tres series o épocas, que son las siguientes:

  • Cisuraliano: desde los 299 al 270,6 millones de años a.C.
  • Guadalupiense: desde los 270 al 260 millones de años a.C.
  • Lopingienese: desde los 260 a los 252 millones de años a.C.

Lutitas, areniscas, limolitas, calizas, arenas, margas y dolomitas pérmicas se depositaron como resultado de las fluctuaciones del nivel del mar. Son ciclos de variaciones observables en las capas de roca. Relativamente pocos sitios se prestan a la datación radiactiva directa, por lo que a menudo se estima la edad de los estratos intermedios.

Algunos de los fósiles que se han utilizado incluyen braquiópodos, ammonoideos, fusilínidos, conodontes y otros invertebrados marinos. Algunos géneros datan de un período de tiempo tan específico que los estratos llevan su nombre y permiten la identificación estratigráfica a través de la presencia o ausencia de fósiles específicos.

Período Pérmico fósiles

La vida en el período Pérmico

Durante este período se especializó la fauna marina con la diversificación de los ammoideos, braquiópodos y briozoos. Florecieron los insectos, los anfibios y terápsidos que fueron los precursores de los mamíferos.

Vida animal

Los reptiles prosperaron en el agua y en la tierra. En este tiempo hubo una gran transición en la vegetación que resultó en la pérdida dramática de pantanos de carbón y de hábitats de anfibios.

Los nuevos tipos de insectos como los escarabajos desarrollaron la reproducción larvaria y los adultos emplearon diferentes recursos ecológicos que afectaron la relación insecto-planta e insecto-depredador. De este modo alcanzaron su mayor diversidad de formas en todos los tiempos.

La mayoría de los principales grupos de vertebrados terrestres se presentaron en el Pérmico. Una amplia variedad de anfibios vivía en la tierra y en agua dulce. Tal es el caso del Eryops un carnívoro gigante, y de los grandes herbívoros.

Los principales grupos de amniotas, los sinápsidos que eran reptiles similares a los mamíferos, y los diápsidos que eran reptiles puros, consiguieron una gran diversificación. Esta incluía a los primeros grandes herbívoros vertebrados.


En cambio los reptiles carnívoros irradiaron hacia muchas otras formas de vida. La adaptación a la herbivoría fue la más importante y compleja que se logró en ese tiempo. Esto se debe a que el material vegetal requiere de adaptaciones mecánicas especiales y de relaciones simbióticas especializadas con bacterias fermentativas.

Vida vegetal

También aparecieron y se extendieron las coníferas y otras plantas con semillas xerófilas que se habían adaptado mejor a las condiciones climáticas cambiantes y a los ambientes xéricos del Pérmico.

La competencia en los cinturones de clima seco condujo a una mayor diversidad y variabilidad de las plantas con semillas. La evolución continua de los herbívoros artrópodos y la primera aparición de los herbívoros vertebrados alentaron la evolución de las plantas en nuevas direcciones.

Dado que se trata de un período de transición, se vio la continuación de los biomas del Carbonífero, con regiones de tundra polar y bosques pantanosos tropicales cálidos y húmedos. Sin embargo la tendencia climática durante el Pérmico significó la muerte de los poderosos bosques pantanosos.

Las plantas amantes del agua como los licopoides y sphenopidos, se redujeron considerablemente de tamaño, lo que los convirtió en meros arbustos. Los antiguos pantanos carboníferos tropicales con gigantes licópodos, calamitas y cordaitales declinaron y desaparecieron cuando el clima se hizo más seco y frío. Sólo sobrevivieron en China y en las altas latitudes de Pangea. La vida vegetal consistía principalmente en helechos y semillas de helechos, con nuevas plantas como coníferas y ginkgos que cobraron importancia.

La Glossopteris que predominaba en el sur de Pangea, fue reemplazada gradualmente por la semilla helecho Dicroidium a medida que se incrementa el clima seco en la última fase del período.

Período Pérmico dicroidium

El Clima

Cuando arribó el Período Pérmico el planeta aún estaba bajo los efectos de la edad del hielo, por lo que grandes capas aun cubrían los polos. También envolvieron gran parte de Gondwana y los trópicos estaban cubiertos de bosques pantanosos.

A medida que se aproximaba la parte media del Pérmico el clima se tornó a cálido y templado, debido a que los glaciares se fueron reduciendo. Al mismo tiempo el interior del continente se volvió más seco.

El clima predominante en el conteniente de Pangea probablemente era árido, aunque también tenía variaciones estacionales. Podría presentarse como húmedo o seco porque no había un efecto moderador de los cuerpos de agua del océano.

La tendencia a la sequedad persistió hasta el final, junto con variantes de calentamiento y enfriamiento.

El interior de estas regiones recibió lluvias durante todo el año. Se sabe poco sobe las características del océano Pantalásico propiamente dicho. Hay indicios de que el clima cambió a medida de que disminuía la glaciación, haciendo que se volviera más seco.

Sitios característicos del Pérmico

Debido a las condiciones antes descriptas, este período tiene pocos sitios que conserven sus características. Se conocen algunos especímenes artrópodos excepcionales en lugares como Kansas y Oklahoma en Estados Unidos. Sin embargo el Pérmico se comprende mejor a través de sus fósiles vertebrados.

Las áreas importantes para los fósiles vertebrados del Pérmico son los Lechos Rojos Ecuatoriales del Pérmico. Incluyen también las zonas de Kazania y Tataria en medio de la plataforma rusa, y el sistema Karoo del Pérmico Tardío al sur de África.

Los Lechos Rojos están llenos de fósiles de pelicosaurios. Se han hallado aletas de Dimetron, que fue un gran depredador dominante de esos entornos durante 20 millones de años. Además los yacimientos rusos y sudafricanos contienen los restos de muchos terápsidos. Estas fueron criaturas que estuvieron antes de los sinápsidos basales quienes dominaron la tierra.

Estos a su vez fueron reemplazados por los arcosaurios durante el Triásico Temprano.

Período Pérmico terápsidos

Los vertebrados en el Pérmico

La gran diversidad de condrictios que se ubicaban cerca de las costas caracterizó al Carbonífero, pero declinaron gradualmente durante el Pérmico. En los océanos los tiburones xenacanto dominaron hasta el Guadalupiense, cuando fueron reemplazados por los hibodontos. Algunos acanthodii también quedaron en el Cisuraliano.


Los peces pulmonados y los celacantos tenían una mayor diversidad a la que tienen en la actualidad, pero los otros peces sarcopterigios ya se habían extinguido. Los océanos Pérmicos estaban dominados por un grupo diverso de peces de aletas espinosas conocidos como actinoterygii. La mayoría tenían escamas gruesas y pesadas y estructuras mandibulares bastante básicas si se los observa en detalle. Los neopterigios tenían mandíbulas derivadas probablemente comenzaron a aparecer a finales del Lopingienese.

La creciente aridez del Pérmico no sólo afectó a las plantas. Los tetrápodos sufrieron cuando sus pantanos y estanques se encogieron y se secaron. Estas formas sobrevivientes incluían temnospólidos de cabeza grande de dos a tres metros de largo, así como formas de hocico largo que caracterizaron a los archegosaurios. Estos se parecían a cocodrilos pequeños.

Los amniotas fueron los que se convirtieron en los animales terrestres dominantes, ya que se adaptaron a la vida en la tierra. Esto sucedió gracias a la piel seca que retiene el agua y al desarrollo en un huevo amniótico. Y aunque había varias clases diferentes de amniotas, se destacaron los grandes y diversos que pertenecían a los Synapsida, que fueron los ancestros de los mamíferos.

Dinastías evolutivas de sinápsidos en el Pérmico

Pelicosaurios

Incluía a los seres con grandes aletas como el Dimetrodon, Edaphosaurus, Ctenospondylus y Secodonotsaurus. Todos alcanzaron una longitud de unos 3 metros, y poseían una vela dorsal. Estas funcionaban como dispositivos reguladores que calentarían al animal en las mañanas frías. También los hacían más activos y les daba una ventaja sobre sus parientes más lentos que no poseían velas. Su presencia estaba limitada a los trópicos ecuatoriales.

Dinocéfala

Se desarrollaron en el Pérmico medio en la era Guadalupiana. Los dinocéfalos estaban entre los más primitivos de los terápsidos o reptiles similares a los mamíferos. Algunos crecieron hasta los 5 metros de largo y tenían cabezas de 50 a 80 centímetros de longitud, llenas de dientes afilados. Superaron a los anteriores en tamaño y eran metabólicamente más activos.

En esta dinastía estaban los anteosaurios primitivos que eran carnívoros, y los tapinocephalia que eran del tamaño de un buey y eran herbívoros.

Terápsidos

Los dinocéfalos se extinguieron repentinamente, posiblemente como consecuencia del cambio de clima al final de Guadalupiense. Entonces prosperaron los terápsidos que eran más pequeños y se asemejaban a los mamíferos. Algunos incluso desarrollaron el pelaje y la capacidad de controlar su temperatura metabólicamente.

Algunos de estos eran los gorgonopsianos, los theraphalia de tamaño pequeño y los dicinodontes herbívoros. Estas criaturas habían vivido previamente junto a los dinocéfalos gigantes, pero se extendieron cuando estos se extinguieron.

Otros

También existían entonces animales amniotas no sinápsidos como los pareisaurios que era un grupo de grandes herbívoros acorazados, posiblemente emparentados con las tortugas. Estos alcanzaron un tamaño de 3 metros.

De la misma forma había reptiles más pequeños, parecidos a lagartijas. Probablemente eran comunes, pero son poco conocidos. Algunos eran los bolosaurus y los procolophonidae, que también tenían relación con las tortugas.

El linaje de cocodrilos y aves aún no se había separado del clado de las serpientes lagarto. Los reptiles primitivos estaban representados por captorrínidos que eran similares a lagartos y diápsiodos basales. Estos últimos incluían una serie de formas marinas o anfibias como los younginiformes, claudiosaurios y los primeros ictiosaurios.