Mundo Primaria
Descubre la versión premium de Mundo Primaria.
¡Muchos más recursos y sin anuncios!
Más información

Ricitos de oro

cuento de Ricitos de Oro par aniños

Cuento de Ricitos de Oro: adaptación del cuento de Robert Southey

 

Ricitos de Oro era una niña buena y simpática pero demasiado curiosa.

¡Siempre estaba mirando y revolviendo las cosas de los demás! Su madre a veces se enfadaba con ella.

– Hija mía, lo que haces no está nada bien. ¿Acaso a ti te gustaría que yo te cogiera los juguetes del armario o me pusiera tus vestidos?

Pero la niña no podía evitarlo. ¡Le gustaba tanto mirarlo todo, aunque no fuera suyo!…

Un día de primavera, paseando por el bosque, se alejó de donde vivía por un camino que no era el habitual. Cuando menos se lo esperaba, se encontró de frente con una preciosa casita de paredes azules y ventanas adornadas con rojos geranios. Era tan linda que parecía una casa de muñecas.

Le pudo la curiosidad. ¡Tenía que

Continuar leyendo

Escuchar cuento

COMPRENSIÓN LECTORA DEL CUENTO

Ponte a prueba

Ricitos de oro

Haz click en el botón 'COMENZAR' para ponerte a prueba.

Más sobre este cuento

Si te gusta el cuento de Ricitos de Oro, echa un vistazo a nuestro recopilatorio de cuentos cortos para leer, la mayor biblioteca de cuentos gratuita de Internet.

El cuento Ricitos de Oro  es una historia de origen anónimo que probablemente provenga de Escocia y que fue popularizada por el autor poeta  británico Robert Southey. La historia trata de una niña, conocida como Ricitos de Oro por su pelo rubio, que durante un paseo por el bosque descubre una casa, propiedad de tres osos. La familia de osos sale a dar una vuelta mientras espera que se enfríe la sopa de su comida. Casualmente Ricitos de Oro se topa con la vivienda cuando ellos no están dentro y decide acceder a ella por curiosidad, sin pensar en las consecuencias.

El cuento Ricitos de Oro ha ido experimentando cambios durante la historia, sobre todo relacionados con la reacción de los osos ante la intromisión en su casa por parte de la niña. La historia ha sido adaptada al cine, la ópera y es uno de los cuentos más populares en Gran Bretaña, donde tiene el nombre de «The story of the three bears» (La historia de los tres osos).

Los osos tienen siempre tres tamaños y todo en su casa sigue este patrón. Las sillas tienen tres tamaños, los cuencos de comida tienen tres tamaños y las camas también, uno para cada uno de los miembros de la familia. La familia oso vive en una casa en el bosque y tienen muy buen carácter; confiado, inocente, ordenado y acogedor. Cada uno de estos osos tiene su cuenco de gachas de avena, una silla y una cama. El clímax de la historia se alcanza cuando los osos regresan. El osito bebé encuentra a Ricitos en su cama y grita, «¡Alguien se ha acostado en mi camita.

El cuento Ricitos de Oro es a veces visto como un cuento con moraleja que imparte una lección sobre los peligros de vagar y explorar un territorio desconocido.  La historia utiliza fórmulas repetitivas para atraer la atención del niño y reforzar el punto de la seguridad y refugio. El relato se enmarca generalmente hoy en día como un descubrimiento de lo que es correcto.

Adaptaciones del cuento Ricitos de Oro:

Walt Disney y Metro Goldwyn Mayer estrenó adaptaciones animadas de la historia en 1922 y 1939 respectivamente. Coronet Films lanzó un cortometraje de acción real en 1958, protagonizada por osos vivos y un niño.

Existe también un episodio de los dibujos animados Looney Tunes en el que es Bugs Bunny el que irrumpe en la casa de los osos, en lugar de Ricitos de Oro («Bugs Bunny y los tres osos», de 1944).

En la serie de televisión Los Simpsons, existe un episodio en el que son Bart y Lisa los que, sin saberlo, entran en la casa de los tres osos. Abandonan rápidamente una vez que se dan cuenta de dónde están y los osos llegan a casa.

También existe una obra de teatro del cuento Ricitos de Oro de 35 minutos creada por Kurt Schwertsik, que debutó en 1997 en el Glasgow Royal Concert Hall, así como una canción de Jazz de Bobby Troup de 1946 basada también en el cuento.