Trabalenguas fáciles

Estos retos lingüísticos brindan a los niños la posibilidad de divertirse mientras aprenden y estimulan su vocabulario, compartimos algunos trabalenguas sencillos con los que podrás trabajar en el colegio o en casa. ¡Verás que muy pronto podrás apreciar su progreso!

Los trabalenguas fáciles son un recurso excelente para ayudar a nuestros pequeños a agilizar sus habilidades de lenguaje, memoria y pronunciación.

Comencemos con los trabalenguas fáciles

-Toto toma té, Tita toma mate y yo me tomo toda mi taza de chocolate.

-Cada vez que me baño me hago daño, por eso me baño una vez al año.

-Paco guarda las pocas copas que poco a poco sacó.

-Cuánta madera roería un roedor, si los roedores royeran madera.

-El que poca papa gasta, poca papa paga.

Poco a poco vamos complicándolos:

-Yo no compro coco porque como poco coco; como poco coco como, poco coco compro.

-Erre con erre guitarra, erre con erre barril, ¡qué rápido ruedan las ruedas del ferrocarril!

-El hipopótamo Hipo está con hipo, ¿quién podrá quitarle el hipo a Hipo el hipopótamo?

-En el este éste está, está éste en el este, pero el este ¿dónde está?

Algunos más complicados:

-¿Cómo quieres que te quiera si al que quiero que me quiera no me quiere como quiero que me quiera?

-Juan tuvo un tubo y el tubo que tuvo se rompió. Y, para recuperar el tubo que tuvo, tuvo que comprar un tubo igual.

-La sucesión sucesiva de sucesos sucede sucesivamente con la sucesión de tiempo.

Esperamos que disfruten mucho en familia con esta colección de trabalenguas, recuerda que hace falta mucha práctica para dominarlos a la perfección.

Cuando tu pequeño logre aprender cada uno de estos trabalenguas fáciles prueba a aumentar la dificultad de forma gradual, pues es un nuevo reto que definitivamente disfrutarán.