Trabalenguas cortos

Trabalenguas cortos para niños

El trabalenguas es un juego oral a base de palabras muy parecidas, colocadas de una manera difícil de pronunciar. Los trabalenguas cortos siempre tienen el mismo objetivo: ayudar a quien los dice, a tener una mejor desenvoltura en el lenguaje y en su dicción.

La popularidad de los trabalenguas viene de muchos años atrás. Por ser tan eficaces y divertidos, jamás pasan de moda.

Puedes divertirte con los niños de todas las edades, desde los trabalenguas cortos para niños de primaria, hasta los niños más pequeños, que aunque les resulte difícil, seguro que les entretiene. Si son muy pequeños siempre puedes buscar trabalenguas cortitos.

Aquí te dejamos algunos trabalenguas cortos, puedes descargarlos e imprimirlos para que siempre los tengas a mano, al final de dejamos unos cuantos más para que los puedas leer

Trabalenguas cortos para comenzar a ser todo un experto

Cosas de querer

Cómo quieres que te quiera,

si el que quiero no me quiere,

no me quiere como quiero que me quiera.

El perro de San Roque

El perro de San Roque no tiene rabo

porque Ramón Ramírez se lo ha cortado.

Y al perro de Ramón Ramírez, ¿quién el rabo le ha cortado?

El rey de Constantinopla

El rey de Constantinopla esta constantinoplizado.

Consta que Constanza, no lo pudo desconstantinoplizar.

El desconstantinoplizador que desconstantinoplizare al rey de Constantinopla,

buen desconstantinoplizador será.

Hipopótamo Hipo

El hipopótamo Hipo

está con hipo,

¿quién le quita el hipo

al hipopótamo Hipo?

Capas

El que compra pocas capas,

pocas capas paga,

como yo compré pocas capas,

pocas capas pago.

María Chuzena

María Chuzena su choza techaba,

y un techador que por ahí pasaba le dijo:

-María Chuzena, ¿tú techas tu choza o techas la ajena?

-No techo mi choza ni techo la ajena.

Yo techo la choza de María Chuzena.

Pedro Pérez Pita

Pedro Pérez Pita pintor perpetuo,

pinta paisajes por poco precio

para poder partir

pronto para París.

El podador poda parras

Podador que podas la parra, ¿qué parra podas?
¿Podas mi parra o tu parra podas?
Ni podo tu parra ni mi parra podo,
que podo la parra de mi tío Bartolo.

Enladrillado

El cielo está enladrillado,
¿quién lo desenladrillará?
El que lo desenladrille,
buen desenladrillador será.

Si nunca has practicado este juego, estos trabalenguas cortos son perfectos para ti.