Mundo Primaria
  • Tienda
  • Cursos

Uso de los dos puntos

Uso de los dos puntos cabecera

A lo largo de este texto veremos qué son, qué importancia tienen en los textos y cuándo se utilizan los dos puntos. Para comenzar, te proponemos un cuestionario para que evalúes tu nivel de

conocimientos y las dudas que pueden surgirte sobre este signo de puntuación.

Ponte a prueba

USO DE LOS DOS PUNTOS

Haz click en el botón 'COMENZAR' para ponerte a prueba.

 

 

¿Qué son los dos puntos?

 

Los dos puntos son un signo de puntuación cuya grafía está formada por un punto encima de otro, alineados en vertical y separados entre sí →  :  .

Se puede decir que tienen tres funciones:

  • Llaman la atención sobre la información que introducen. Ejemplo:
    • En el cartel ponía: Se arreglan móviles.
  • Tienen un efecto enfático y suponen una pausa más larga que la de la coma, pero más corta que la del punto y seguido. Ejemplo:
    • En otras palabras: me gusta más el vestido rojo que el negro.
  • Sirven para dividir unidades sintácticas dentro de otras mayores: enunciados, párrafos… (igual que la coma y el punto). Por ejemplo:
    • Vino tarde, nervioso y preocupado: me tocó tranquilizarle.

 

¿Cómo y cuándo se utilizan los dos puntos?

  • Los dos puntos se escriben pegados a la última palabra que les precede y dejando un espacio con relación a la siguientes que se escribe. Ejemplo:
    • A Susana le gustan muchos tipos de frutas: las peras, las manzanas, las uvas, etc.

USOS DE LOS DOS PUNTOS CUANDO LA PALABRA QUE SIGUE VA EN MINÚSCULA:

  • Cuando introducen una enumeración. Por ejemplo: 
    • Mis colores preferidos son: el naranja, el rojo y el amarillo
  • Igualmente, se utilizan para concluir una enumeración, mostrando la conclusión de lo enumerado. Por ejemplo:
    • Sara es alegra, divertida, pizpireta y optimista: es feliz.
  • Cuando introducen una ejemplificación del resto de la oración. Por ejemplo:
    • Manuel es muy desordenado: hoy se ha dejado las zapatillas en la cocina.
  • Después de locuciones de carácter introductorio como pueden ser: ahora bien, dicho de otro modo, en otras palabras… Por ejemplo:
    • No me parece una expresión adecuada, en otras palabras: has perdido la razón.
  • En oraciones con yuxtaposición (no usar ningún nexo para unir oraciones). Por ejemplo:
    • Ha aprobado el examen: no tendrá que volverse a presentar.
  • En títulos o epígrafes para separar el concepto general de los aspectos parciales que se van a desarrollar. Por ejemplo:
    • La fotosíntesis: definición, proceso y elementos necesarios.

 

USO DE LOS DOS PUNTOS CUANDO LA PALABRA SIGUIENTA VA EN MAYÚSCULA:

Aunque, por regla general, detrás de los dos puntos se escribe siempre con minúscula, hay algunas excepciones a esta regla en las que se continúa escribiendo en mayúscula.

  • Cuando la palabra que los sigue es un nombre propio u otro tipo de palabras que deben ir en mayúsculas (abreviaturas, siglas…). Por ejemplo:
    • Tengo tres hermanos: Dario, Sebastián y Mario.
  • Cuando introducen una cita textual o un pensamiento en estilo directo. Por ejemplo:
    • Antonio Machado dijo: Todo lo que se ignora, se desprecia”.
  • Después de una fórmula de saludo en cartas o correos electrónicos. Por ejemplo:
    • Hola, Clara:

Te escribo este correo electrónico para…

  • Cuando lo siguiente es una oración completa que puede estar formada por una sola palabra en algunas ocasiones. Las oraciones son sintácticamente independientes. Por ejemplo:
    • No podía ser de otra forma: Ella tenía que ganar.
  • En textos jurídicos y administrativos que siguen a verbos como exponer, certificar… En este caso, los verbos introducen el motivo fundamental del escrito que, por regla general, se escribe en otra línea. Por ejemplo:
    • El solicitante expone:

El derecho de solicitar una beca para ayuda en la compra de libros por ser una familia numerosa con una renta…

  • Al introducir una enumeración en forma de lista si cada ítem se cierra con un punto. En el caso de que cierren con un punto o punto y coma, los ítems comenzarían con minúscula. Por ejemplo:
    • Necesito comprar en la papelería:
      • Tres bolígrafos.
      • Dos cuadernos.
      • Un lapicero.
    • Necesito comprar en la papelería:
      • tres bolígrafos,
      • dos cuadernos,
      • un lapicero.
  • En escritos de tipo esquemático, se colocan detrás de los conceptos que deben ser cumplimentados. Por ejemplo:
    • Nombre: Luisa.
    • Apellidos: Martín García.
    • Dirección: C/ Gran Vía, 42.
    • Código postal: 28013.
    • Población: Madrid.

Uso de los dos puntos

 

¿Cuándo no se utilizan los dos puntos?

La Ortografía de la lengua española marca como incompatible escribir dos puntos en los siguientes casos:

  • Tras una preposición, por ejemplo:
    • Ella no llegará hasta: las seis o las siete. ❌
    • Ella no llegará hasta las seis o las siete. ✅
  • Después de como, por ejemplo:
    • Me gustan las películas antiguas como: Casablanca, Cantando bajo la lluvia… ❌
    • Me gustan las películas antiguas como Casablanca, Cantando bajo la lluvia… ✅
  • Incluir más de un signo de dos puntos en una misma oración, por ejemplo:
    • Hay tres niños con sobresaliente: Raúl, Miguel y Luis porque han hecho bien dos tareas: el trabajo en grupo y los ejercicios del cuaderno. ❌
    • Hay tres niños con sobresaliente: Raúl, Miguel y Luis. Ellos han hecho bien dos tareas: el trabajo en grupo y los ejercicios del cuaderno.  ✅

 

¿Tienen otros usos?

Además de los usos lingüísticos expuestos en el apartado anterior, los dos puntos tienen otros usos:

  • Se utilizan para expresar las horas. Los dos puntos se colocan a modo de separación entre las horas y los minutos, sin dejar espacio entre los números y los dos puntos. Ejemplos:
    • 10:20 h
    • 13:45 h
  • En este caso también se puede utilizar un punto en lugar de dos puntos:
    • 10.20 h
    • 13.45 h.
  • En matemáticas, se utilizan en las expresiones donde se indique la realización de una división. Al contrario que en el uso anterior, sí hay que dejar espacio entre las cifras y los dos puntos. Ejemplos:
    • 16 : 2 = 8
    • 9 : 3 = 3
  • En este caso también se puede utilizar una barra en lugar de dos puntos:
    • 16 / 2 = 8
    • 9 / 3 = 3

Uso de los dos puntos para niños

Como has comprobado, los dos puntos sirven para mucho más que para enumerar. Son muy curiosos y dan mucho juego a la hora de escribir textos: Utilizándolos bien, permiten marcar ritmos y determinados giros que dan un enfoque más ágil a la lectura.