Mundo Primaria
  • Tienda
  • Cursos

Tú o Tu

Regla Ortográfica tú con tilde

“¿Tu o tú? ¿Cuándo se pone la tilde?”

Seguramente ya has oído antes esta pregunta. Con este texto, vamos a intentar aclarar el interrogante e, incluso, aportar algunas curiosidades sobre estas dos palabras de dos letras.

Un buen punto de partida puede ser la realización del siguiente cuestionario que te ofrecemos como introducción. ¡Adelante!

 

Ponte a prueba

Tu o tú

Haz click en el botón 'Comenzar' para ponerte a prueba.

 

¿Tu o tú?

 

La clave de la respuesta a esta pregunta está en la tilde diacrítica que lleva una de ellas, cuya misión es marcar diferencias en palabras que se escriben igual, pero que tiene significados distintos y pertenecen, por lo general, a categorías gramaticales distintas. Además, en su pronunciación, una es átona (tu) y la otra es tónica (tú).

 

¿Cuándo utilizamos TU sin tilde?

Tu pertenece a la categoría gramatical de los determinantes/adjetivos posesivos. Concretamente a la segunda persona del singular tanto para el género masculino como para el femenino y su plural es tus.

Esta palabra indica la propiedad de algo por parte del interlocutor y siempre va acompañando al sustantivo que nombra aquello que es poseído y concuerda con ello en número. Los siguientes ejemplos se incluyen con la idea de clarificar la teoría expuesta:

Cuando lleva tilde tú

Cuando los poseedores son más de uno, el plural es vuestro (segunda persona del plural):

Tú con tilde o sin tilde

Por último, cabe destacar que, según se construya sintácticamente la oración, tu puede sustituirse por tuyo o tuya (en este caso sí hay una forma para el femenino y otra para el masculino). En los ejemplos anteriores, la otra construcción sintáctica sería:

Acentuación en Tu

En estos casos el adjetivo (determinante) posesivo se coloca detrás del sustantivo al que acompaña.

 

¿Cuándo utilizamos TÚ con tilde?

, por su parte, pertenece a la categoría de los pronombres personales. Por lo tanto, no acompañan a los sustantivos, sino que su misión es sustituirlos. En este caso, se trata de un pronombre personal tónico: la segunda persona del singular tanto para masculino como para femenino.

Se utiliza principalmente para referirnos a un interlocutor conocido o con el que tenemos confianza. Para el caso de los interlocutores desconocidos o con los que se guarda una mayor distancia de cortesía se reserva el usted. Ejemplos de oraciones que expongan los casos mencionados son los siguientes:

  • Carlota, friegas los platos hoy. / friegas los platos hoy.
  • Señor López, rellene una solicitud oficial. / Usted rellene una solicitud oficial.

A modo de curiosidad y en torno a este tema, en español tenemos un verbo destinado para el hecho de tratar a alguien de tú, tutear, y otro para tratar a alguien de usted, ustear. Igualmente, en francés hay un verbo para cada circunstancia: “tutoyer” (tutear) y “vouvoyer” (tratar de usted). Sin embargo, los ingleses, utilizan “you” tanto para y usted como para vosotros y ustedes (es el contexto el que marca las diferencias).

Por otra parte, en España y en algunos lugares de América se utiliza el con valor nominativo para llamar la atención de aquella persona con la que se quiere iniciar la comunicación. Se da, especialmente, en contextos informales o de trato familiar. Por ejemplo:

  • , es tu turno. Te toca tirar el dado.
  • ¡Eh, ! ¡Cuánto tiempo sin verte!

 

Por último, en cuanto al uso de , la Real Academia de la Lengua señala una serie de locuciones que se construyen con esta palabra y que pasamos a citar con un ejemplo cada una:

  • A TÚ POR TÚ: locución adverbial coloquial que se utiliza para referirse a las personas que riñen usando injurias y perdiendo la cortesía. Ejemplo:
    • Félix y Victoria discutieron a por .
  • DE TÚ POR TÚ: locución adverbial que se refiere a tutearse. Ejemplo:
    • Se hablaron de tú por tú.
  • HABLAR/SE DE TÚ, LLAMAR/SE DE TÚ, TRATAR/SE DE TÚ: son locuciones verbales que vuelven a referirse a tutear, a la familiaridad entre quienes emplean este trato y no el más cortés con usted. Ejemplos:
    • Lleva hablándome de toda la vida y me parece bien.
    • A mí me gusta que me llamen de , no me gusta la formalidad del usted.
    • Yo siempre he tratado de a mis profesores.
  • Otra expresión coloquial que también se utiliza con frecuencia y emplea la palabra es DE TÚ A TÚ. Esta locución adverbial indica que unas personas se hablaron en persona y con cercanía. Ejemplo:
    • Ese tema es mejor tratarlo de a .

Estamos convencidos de que, al inicio de la lectura, no esperabas que la diferencia entre tu y podría llevarte a aumentar tanto tu conocimiento sobre tu propio idioma e, incluso, otros idiomas. Si esto es así, nos alegramos y, además, te invitamos a que emplees todo lo que has leído practicando con las siguientes fichas. ¡Anímate que puedes!