Poemas largos con autor que rimen

Cuando se trata de expresar la belleza de la vida y del mundo que nos rodea, a través del lenguaje escrito, la poesía cuenta con una posición privilegiada. Es una de las formas literarias más cargada de emociones, e identificar un texto de connotación poética es bastante sencillo, solo basta con adentrase un poco en sus líneas.

Existen algunas herramientas básicas utilizadas por los poetas, que se pueden apreciar de manera automática, aunque no se tenga una amplia experiencia como lector de poesía. La rima, por ejemplo, es una de las técnicas que son apreciables por la sonoridad que aportan a los textos y por la forma en que se graban en la mente.


Dichos métodos literarios se pueden dejar de lado, según el tipo de escritor, hay una característica singular, que independientemente de la forma y el estilo del autor, no queda de lado. Y esa es la belleza misma de las líneas, ya que, aunque los poemas hablen de las situaciones más oscuras de la vida, encierran una belleza intrínseca fácilmente apreciable.

Los primeros poemas largos con autor


Otros poemas:


Los escritores, según el momento y el sentimiento implícito en ello, deciden realizar poemas cortos o largos. De este modo, experimentan de diversas maneras con sus ideas y emociones. Con los textos cortos atacan directamente un asunto, y son textos que encierran una belleza genuina, alcanzable gracias a la aparente simpleza que ostentan.

Por su parte, los poemas largos permiten que la máxima creatividad del autor quede de manifiesto y que se desarrollen más las ideas en las que se desea profundizar. Este tipo de poemas suelen sorprender por su estructura y por las metáforas que van quedando en el camino. Naturalmente, no se pierde la belleza característica de este género literario.

Por su sencillez, simpleza y alcance, los poemas cortos invaden el campo literario de la poesía en grandes cantidades, pero existen algunos poemas largos que se han quedado grabados en la historia por su majestuosa calidad creativa, llegando a todo tipo de público.

Cuando la imprenta estaba lejos de ser un proceso conocido y habitual en la sociedad, los poetas debían apañárselas para que se conocieran sus versos. Entonces la creatividad de los artistas se puso de manifiesto, y mezclaron sus escritos con otras formas de expresión como la música.

Homero fue uno de los genios que se inmortalizó gracias a su trabajo. «La Ilíada» y la «Odisea» son sus obras maestras, escritas para llevarlas al público a través del canto. De este modo, los poemas ganaron una multifuncionalidad importante en el mundo de la literatura y del arte en general, se escriben para cantar, declamar o para que simplemente sean leídos.

La poesía es, sin duda, una forma increíble de concientizar y sensibilizar a las personas. También es fundamental para enriquecer el lenguaje y la imaginación de los lectores, que de forma espontánea nutren sus mentes con cada lectura.

Incluso, si leen los poemas recientes de los escritores que hacen vida actualmente en la literatura, pueden funcionar como un medio informativo de algún evento social o natural que esté ocurriendo en el mundo. Esto se debe a que los poetas no se limitan a un tema en particular y se dan a la tarea de filosofar al respecto de casi cualquier cosa.

No es raro ver a un autor que haya escrito poemas largos para hablar del amor, del universo o de algún momento crítico a nivel social, ya que es una forma de escribir que permite ahondar en cualquier tema que se haya abordado, y que, por supuesto, otorga mayor libertad creativa, ya que pueden terminar combinando su trabajo con la música o el teatro.

«El cuervo» fue el poema largo que constituyó el primer éxito de Edgar Allan Poe, un hombre atropellado por la vida, y que no era comprendido por la sociedad. Varios infortunios personales, muerte y guerra fueron algunas de las eventualidades que lo marcaron y lo atormentaron durante su vida. Todo ello reflejado en su obra maestra ya mencionada.

«Epigrama con muro», este poema largo de Mario Benedetti refleja la libertad que tienen los poetas para hablar de cualquier cosa. El muro de Berlín, que dividió Alemania durante 28 años, fue el foco de atención en sus líneas, que reflejaban el sentimiento de injusticia que sentía Benedetti, en lo que a la construcción del muro se refería.

«Fervor de Buenos Aires» de Jorge Luis Borges, quien fue uno de los mayores exponentes de la literatura del siglo XX, es un poema verdaderamente largo, escrito en 1923, que habla de la ciudad de buenos aires, en Argentina. El poema describe lugares emblemáticos de la ciudad, sus calles, e incluso algunas de sus costumbres autóctonas.

«Los amorosos» es un poema escrito por Jaime Sabines, uno de los más famosos poetas mejicanos del siglo XX, ganador de múltiples reconocimientos por su trabajo. Los auditorios se llenaban para escucharlo leer sus poemas, que hablaban del amor y de las cosas que embellecían a la vida en sí misma.

Poemas largos que rimen para niños

La literatura es una forma artística que permite a los escritores expresar sus emociones a través de la escritura. La poesía es una de las formas textuales de expresión que existen, y uno de sus principales atractivos es la rima.

Que sus líneas rimen deja una grata sensación al oído y a la vista. Para los adultos es excelente, pero en los niños desempeña un papel fundamental para que estos se interesen y memoricen la información.

En este tipo de poemas se suelen apreciar estructuras bastante elaboradas y combinaciones de técnicas para hacer que las líneas rimen, de este modo el texto gana una sensación de diversidad, que rompe la monotonía sonora que puede generarse en caso de aplicar un solo método.

Los poemas largos no se leen por el público en general tan a menudo como los cortos, pero cuentan con una gran calidad lingüística y emocional digna de admirar. Estos son una buena forma de disfrutar de algunas metáforas, y de entender un poco más el modo de pensar del escritor.