Mundo Primaria
Descubre la versión premium de Mundo Primaria.
¡Muchos más recursos y sin anuncions!

Palabras en italiano

Palabras En Italiano

El italiano forma parte de la familia romance, que pertenece a las lenguas indoeuropeas. Desciende del latín común que hablaban los romanos y que estos impusieron en los territorios que estuvieron bajo su dominio. Las palabras en italiano tienen  mucho en común con otras hablas romances.

Actualmente lo hablan 57,7 millones de personas en Italia y un total de 64 millones de personas en 29 países en todo el mundo. A continuación conocerás su origen, sus particularidades y sobre todo palabras y expresiones de este idioma.

Características de las palabras en italiano

 

Debido a que el italiano pertenece al mismo grupo que el español es posible detectar algunas similitudes que facilitan aprendizaje por parte de los hispanohablantes. Aunque también tiene sus características propias. Conozcamos algunas a continuación.

 

Los cognados

Un cognado es una palabra que se parece mucho a otra en otro idioma y significan lo mismo. Esto sucede cuando tienen un origen en común, o porque son préstamos de algún otro idioma. Aquí hay algunos cognados de palabras en italiano y su significado en español:

  • Viaggio: viaje.
  • Universitá: universidad.
  • Tempo: tiempo
  • Sole: sol.
  • Solamente: solamente.
  • Quanto: cuánto.
  • Quaderno: cuaderno.
  • Practica: práctica.
  • Porta: puerta.
  • Pollo: pollo.
  • Polizia: policía.
  • Persona: persona.
  • Parenti: parientes.
  • Pantaloni: pantalones.
  • Padre: padre.
  • Minuto: minuto.
  • Método: método.
  • Mese: mes.
  • Madre/mamma: mamá.
  • Luna: luna.
  • Lingua: lengua.
  • Libro: libro.
  • Interessante: interesante.
  • Insalata: ensalada.
  • Informazione: información.
  • Hotel: hotel.
  • Gatto: gato.
  • Festa: fiesta.
  • Familiglia: familia.
  • Esperienza: experiencia.

  • Elegante: elegante.
  • Dormiré: dormir.
  • Conversazione: conversación.
  • Come: cómo.
  • Chitara: guitarra.
  • Che: qué.
  • Casa: casa.
  • Camicia: camisa.
  • Bicicletta: bicicleta.
  • Bere: beber.
  • Bene: bien.
  • Bello: bonito.
  • Autobus: autobús.
  • Aspetto: aspecto.
  • Amico/amica: amigo/amiga.
  • Alcuno: alguno.

 

Falsos cognados

Para complicar un poco las cosas se suman también los falsos cognados. Son palabras en italiano que se parecen a otras en español, pero que significan cosas totalmente diferentes. Algunas son las siguientes:

  • Vía: calle.
  • Vaso: florero.
  • Tuttavia: sin embargo.
  • Topo: ratón.
  • Suceso: éxito.
  • Subire: sufrir.
  • Sicuramente: con toda seguridad.
  • Sentire: escuchar.
  • Sembrare: parecer.
  • Salire: salir.
  • Restare: quedarse.
  • Pronto: listo.
  • Prendere: tomar/agarrar.
  • Piano: plan.
  • Pelo: vello.
  • Osso: hueso.
  • Ombre: sombra.
  • Officina: taller.
  • Nudo: desnudo.
  • Negozio: tienda.
  • Mirare: apuntar.
  • Mettere: poner.

  • Mansione: tarea.
  • Loro: ellas/ellos.
  • Largo: ancho.
  • In seguito a: como consecuencia.
  • Imbarazzo: vergüenza.
  • Guardare: mirar.
  • Esprimere: expresar.
  • Equipaggio: tripulación.
  • Donna: mujer.
  • Domanda: pregunta.
  • Cosa: qué.
  • Contestare: oponerse.
  • Cintura: cinturón.
  • Carta: papel.
  • Caro: querido.
  • Camino: chimenea.
  • Caldo: caliente.
  • Burro: mantequilla.
  • Appena: tan pronto.
  • Andaré: ir.
  • Adizione: suma/adición.
  • Abitazione: vivienda.

 

Sustantivos más usados

Hay además palabras en italiano, concretamente sustantivos que se usan con frecuencia y que no son cognados ni falsos cognados. Algunos son los siguientes.

  • Uomo: hombre.
  • Uccello: pájaro.
  • Tramonto: puesta de sol.
  • Tavolo: mesa.
  • Sviluppo: desarrollo.
  • Stipendio: salario.
  • Sport: deporte.
  • Spiaggia: playa.
  • Sorella: hermana.
  • Sera/serata: tarde/noche.
  • Scuola: colegio, escuela.
  • Scrivania: escritorio.
  • Scontro: enfrentamiento.
  • Sciopero: huelga.
  • Scheda: tarjeta.
  • Scarpe: zapatos.
  • Ragazzo: muchacho.
  • Ragazza: muchacha.
  • Qualcosa: algo.
  • Prigione: prisión.
  • Pomeriggio: tarde.
  • Pianoforte: piano.
  • Pallone: pelota.
  • Ombrello: paraguas.

  • Mezzanotte: medianoche.
  • Metà: mitad.
  • Mattina: mañana.
  • Letto: cama.
  • Lavoro: trabajo.
  • Giorno: día (24 horas).
  • Giornata: día (jornada).
  • Genitori: padres.
  • Freddo: frío.
  • Fratello: hermano.
  • Fiore: flor.
  • Fiduciaria: confianza.
  • Città: ciudad.
  • Cane: perro.
  • Barca: barco.
  • Bambino: niño.
  • Bambina: niña.
  • Asilo: guardería.
  • Arancia: naranja.
  • Alba: amanecer.

 

Gramática básica de las palabras en italiano

La gramática del italiano tiene particulares distinguibles y accesibles para los hispanohablantes.

  • En italiano se emplea il para palabras masculinas. Por ejemplo:
    • Il pollo: el pollo.

 

  • Se utiliza lo en palabras masculinas que comienzan con s+consonante, z, ps, gn, y.
    • Lo spagnolo: el español.

 

  • Se emplea l’ en palabras masculinas o femeninas que inician con vocal o h.
    • L’ombrello: el paraguas.
  • En el caso de las palabras femeninas se utiliza la.
    • La zuppa: la sopa.

 

  • En su gramática una palabra masculina termina en o, una palabra femenina termina en a y si termina en e puede ser cualquiera de las dos, con sólo algunas excepciones.

 

  • En lo que respecta a los artículos en plural se emplea i para las palabras que en singular llevan il. Tal es el caso de:
    • Il: i.
    • Il pollo: i polli. (el pollo/los pollos).

 

  • Para las palabras que en singular llevan lo/l’ en plural se usa gli.
    • lo spagnolo: gli spagnoli. (el español/los españoles)
    • lo ombrello: gli ombrelli. (el paraguas/los paraguas)

 

  • Para todas las palabras femeninas se usa le.
    • la zuppa: le zuppe. (la sopa/las sopas)

 

  • Se utiliza un para palabras que utilicen il o l’.
    • il pollo: un pollo (el pollo/un pollo)
    • l’uomo: un uomo (el hombre/un hombre)

 

  • En el caso de lo empleamos uno.
    • lo spagnolo: un spagnolo. (el español/un español).

  • Una corresponde a palabras femeninas.
    • La zuppa: una zuppa. (las sopa/una sopa).

 

  • Se usa un’ en palabras femeninas que comiences con vocal o h.
    • L’arancia: un’arancia. (la naranja/una naranja).

 

  • Para los plurales cuando la palabra en singular termina en o/e se elimina esta última vocal y se agrega en su lugar i.
    • Il libro: i libri (el libro/los libros).
    • Il cane: i cani (el perro/los perros).

 

  • Cuando las palabras terminan a esta se reemplaza por una e.
    • La casa: le case. (la casa/las casas)
    • Una excepción es:
      • Il problema: I problema (el problema/los problemas).

 

  • Las palabras que pueden tener dos géneros en plural se cambian dependiendo del género.
    • il piantista: i pianisti (el pianista/los pianistas).
    • La pianista: le pianiste (la pianista/las pianistas).

 

  • Hay casos para que coincida con la pronunciación.
    • la barca: le barche. (la barca/las barcas).

 

  • Si la palabra termina en vocal con acento o consonante se queda igual.
    • L’università: le università (la universidad/las universidades).
    • Lo sport: gli sport (el deporte/los deportes).

 

Verbos básicos

Algunos de los verbos más frecuentes en el italiano son los siguientes.

  • Volere: querer.
  • Vivere: vivir.
  • Venire: venir.
  • Venderé: vender.
  • Vedere: ver.
  • Uscire: salir.
  • Uccidere: matar.
  • Trovare: encontrar.
  • Studiare: estudiar.
  • Stare: estar.
  • Spedire: enviar.
  • Scrivere: escribir.
  • Scegliere: elegir.
  • Scaricare: descargar.
  • Sapare: saber.
  • Rimare: permanecer.
  • Pretendere: fingir.
  • Prendere: tomar/agarrar.
  • Potere: poder.
  • Porre: poner.
  • Piacere: gustar.
  • Partire: irse/iniciar.
  • Parlare: hablar.
  • Occupare: cuidar.
  • Mangiare: comer.
  • Leggere: leer.
  • Imparare: aprender.
  • Funzionare: funcionar.
  • Frequentare: asistir.
  • Finire: terminar.
  • Fare: hacer.
  • Essere: ser/estar.
  • Dovere: deber.
  • Dire: decir.

  • Dimenticare: olvidar.
  • Dare: dar.
  • Costruire: construir.
  • Chiedere: preguntar.
  • Chiamare: llamar (se).
  • Capire: entender.
  • Avere: tener.
  • Accadere: suceder.

 

 

Otras palabras en italiano útiles

También hay adverbios, preposiciones, conjunciones y otros términos frecuentes son los siguientes.

  • Vicino: cerca.
  • Tra: entre.
  • Tanto: mucho.
  • Spesso: a menudo.
  • Quindi: entonces/por lo tanto.
  • Questo: esto.
  • Quello: eso.
  • Prima: antes de/primero.
  • Più: más.
  • Perché: por qué.
  • Per: por/para.
  • Ora: ahora.
  • Ogni: cada.
  • Oggi: hoy.
  • O/oppure: o.
  • Nonché: así como también.
  • Molto: muy.
  • Invece: en vez.
  • In: en.
  • Ieri: ayer.
  • E/ed: y.
  • Doppo: después.
  • Domani: mañana.
  • Di: de.
  • Così: de verdad.
  • Con: con.
  • Come: como.
  • Cioè: eso es/es decir.
  • Anche: también.
  • Altrimenti: de lo contrario.
  • Allora: entonces.
  • Adesso: ahora.
  • Abastanza: bastante.
  • A volte: a veces.

 

Expresiones básicas y de uso común

Además de las palabras en italiano, ha expresiones básicas importantes que son necesarias para una buena comunicación en este idioma. Veamos a continuación:

  • Andiamo!: ¡vamos!
  • Arrivederci!: ¡adiós!
  • Benvenuto/benvenuta/benvenuti a…: bienvenidos a…
  • Buona notte: buenas noches.
  • Buonasera/buon pomeriggio: buenas tardes.
  • Buongiorno: buenos días.
  • Ciao: hola/adiós.
  • Ci vediamo domani: nos vemos mañana.
  • Come stai?/come sta: ¿cómo estás?/ ¿cómo está?
  • Come va?: ¿cómo estás?
  • Forze: quizás.
  • Grazie: gracias.
  • Mi chiamo: me llamo.
  • Mi piace: me gusta.
  • Mi scusi: discupe.
  • Niente male: nada mal.
  • Non molto bene: no muy bien.
  • Non vedo l’ora: no puedo esperar.
  • Per favore: por favor.
  • Piacere di conoscerti: gusto en conocerte.
  • Prego: de nada.

  • Salve: hola.
  • Si: sí.
  • Sono stato molto impegnato: he estado muy ocupado.
  • Stammi bene: cuídate.
  • Sto bene: estoy bien.
  • Ti amo: te amo.
  • Ti odio: te odio.
  • Ti voglio bene: te quiero.
  • Vale a dire: eso significa.

 

 

Historia de las palabras en italiano

El idioma italiano se ha desarrollado a raíz de un proceso prolongado que comenzó con la caída del imperio romano en el siglo V. Hasta entonces se hablaba el latín que se había impuesto en el territorio como la lengua franca compartida.

A partir de entonces comenzaron a tener importancia las formas vernáculas y locales del idioma. Estas tuvieron un papel importante en la vida social y cotidiana de cada población.

Pero por varios siglos la lengua dominante fue el latín, ya que se usaba en las universidades europeas y en todos los actos oficiales de la Iglesia Católica.

 

Primeros escritos con palabras en italiano

Los primeros escritos en la lengua vernácula, que era el idioma hablado por la población común, tienen su origen en el 960. Eran los Placiti Capuani, que daban cuenta de que los territorios cercanos a la ciudad de Capua en Campania, pertenecían a un monasterio de monjes benedictinos.

Desde el siglo XIII gran cantidad de literatura y poemas comenzaron a publicarse en italiano regional. Los poemas sicilianos esta época escritos por Dante Alighieri, Giovanni Boccaccio y Francesco Petrarca fueron los que hicieron las contribuciones más importantes al idioma.

 

El italiano moderno

Históricamente no se puede decir que el italiano toscano de Alighieri, Boccaccio y Petrarca fuese la base del italiano moderno. Este idioma tal como se lo conoce hoy es resultado de un largo proceso de evolución y debates, iniciados en el siglo XVII, sobre cuál debería ser la forma correcta del idioma.

A finales de la década del 1900 muchos escritores y personajes culturales importantes se inspiraban en el modelo toscano para plasmar palabras en italiano. No obstante hay factores históricos y sociales que hay que tener presentes.

Hasta la Unificación de Italia en 1861 el país estaba dividido en numerosos estados. Cuando se produjo la unión definitiva se tomó la decisión de hacer del toscano el idioma oficial.

No obstante el analfabetismo existente en las regiones rurales hasta 1950, resultó en el uso de dialectos como lengua cotidiana. Aquellos que fuesen capaces de expresarse y comunicarse en italiano lo hicieron utilizando aspectos gramáticos, léxicos y fonéticos que fueron influenciados por estas hablas particulares.

 

Los dialectos en Italia

El uso de dialectos en Italia representa una situación única en comparación con el resto de Europa. Incluso hoy son una manera informal de comunicación en diferentes entornos sociales y familiares.

En ciertas regiones estos dialectos se usan ampliamente y no sólo entre personas mayores. El italiano estándar prevalece en las generaciones más jóvenes, pero muchos jóvenes se expresan además en el dialecto de su región.

Dichas palabras en italiano pueden cambiar profundamente incluso dentro de una misma zona. En la Toscana se habla el florentino que es diferente del de Pisa, Livorno, Lucca o Arezzo.

 

Dialectos e italiano regional

Considerados como los padres pobres del italiano estándar, lo dialectos son en realidad muestra de una gran riqueza cultural. En los últimos 50 años vocablos de Lombardía, Nápoles, Sicilia, Toscana y Véneto, se han incluido en la lengua oficial.

Los prejuicios sobre los dialectos incluían considerarlos como la lengua de agricultores y trabajadores, mientras que el italiano estándar debía ser el idioma de una clase burguesa. Pero estadísticas recientes han confirmado que en Véneto que tiene gran desarrollo económico, la mitad de la población habla en dialecto en bases cotidianas.

En ciudades como Padua, Treviso, Venecia, Verona o Vicenza también se los usa en sus zonas más urbanas y modernas.

 

La difusión de las palabras en italiano estándar

En 1950 tras la Segunda Guerra Mundial menos del 20% de la población italiana hablaba el idioma con fluidez en su vida diaria. A partir de la constitución de 1948 se garantizó a todos el derecho a una educación básica.

Pero esto no siempre podía asegurarse en forma universal, y como resultados los que podían acceder a una educación completa eran los niños de familias acomodadas. Los de clases rurales y trabajadoras no siempre podían terminar la escuela primaria.

Esto cambió en 1954 con las primeras emisiones de la televisión abierta de la RAI, que era un canal estatal. Con el auge económico que se dio entre 1958 y 1962 la televisión se convirtió en el medio más eficaz de transmitir modelos culturales y lingüísticos.

Un ejemplo de esto fue el programa Non è tropo tardi, que significaba Nunca es Demasiado Tarde que se emitió desde 1960 a 1968. Enseñó a leer ya a escribir a prácticamente a un millón y medio de personas, que obtuvieron su certificado de educación primaria.

Así fue como la difusión de las palabras en italiano estandarizado se vio favorecida por el crecimiento económico, una mejor calidad de vida y la difusión de programas lingüísticos en la televisión.