fuckyou! ▷ Palabras con doble sentido
Mundo Primaria
Descubre la versión premium de Mundo Primaria.
¡Muchos más recursos y sin anuncions!

Palabras con doble sentido

Qué son las palabras con doble sentido

El doble sentido es una de las maneras más ingeniosas que existe para comunicarse porque se necesita de gran creatividad para expresar una frase que pueda ser entendida de varias maneras. La forma lingüística del doble sentido se caracteriza por expresar cierta ironía en las oraciones y le da vida a las metáforas, además suele ser uno de los recursos más utilizados en las dinámicas de juegos de palabras. Vamos a conocer el contenido sobre palabras con doble sentido que hemos traído para ti.


¿Qué son las palabras con doble sentido?

 

Es una figura literaria bastante divertida porque nos permite jugar con las palabras, comunicarnos con humor o simplemente hacer chistes o bromas al hablar. Se trata de palabras, frases u oraciones completas que tienen varias formas de comprenderse y por lo tanto crean cierta ambigüedad o duda. Estas confusiones pueden llegar a ser muy entretenidas en la lectura o también para sorprender a otras personas.

Las palabras de doble sentido se utilizan en diferentes formas lingüísticas como en las metáforas y en la poesía.

Una metáfora es una figura literaria en la que una idea se expresa con palabras que reflejan otra realidad o concepto con el que guarda cierta semejanza.

Por ejemplo: siembra alegría y recogerás sonrisas. Esta es una metáfora que indica que si generas alegría a otras personas estas te devolverán una sincera sonrisa. Aunque realmente no se puedan sembrar sentimientos, dentro de la literatura podemos utilizar estas formas para darle un nuevo sentido a las expresiones.

 

Ejemplos de palabras con doble sentido

  • Tibia: se puede referir a temperatura media o al nombre de uno de los huesos de cada pierna.
  • Ratón: elemento que conectamos al ordenador o es un mamífero roedor.
  • Frente: espacio superior de la cara entre las cejas y el nacimiento del cuero cabelludo o puede referirse a la fachada de una edificación.
  • Pluma: elemento con tinta que sirve para escribir o se refiere a la pluma de las aves.
  • Café: se refiere al color marrón o a la bebida del grano de café.
  • Yema: punta de un dedo o es la parte del huevo.
  • Naranja: se puede referir al color que se forma combinando amarillo y rojo o a la fruta del árbol del naranjo.
  • Falda: es una prenda de vestir o puede ser una pendiente de un monte.
  • Merengue: se entiende como música caribeña o es también es un postre a base de azúcar y claras de huevo.
  • Bajo: instrumento musical de cuerdas o que es de poca altura.
  • Capital: cantidad de dinero obtenida o es el centro administrativo de un territorio.
  • Sierra: elemento con hoja de metal para cortar varios materiales o lugar de una montaña.
  • Mango: parte estrecha y alargada de algún objeto para ser tomado con la mano o se refiere a una fruta tropical.
  • Planta: es un piso de un edificio o a un ser vivo fotosintético.
  • Libra: unidad de peso o es uno de los doce signos zodiacales.
  • Banco: lugar donde se realizan transacciones monetarias o silla para varias personas usualmente en espacios públicos.
  • Entrada: es el espacio de ingreso a un lugar o puede aludir a un tique que permite el acceso a algún evento.
  • Pico: Parte de las aves que usan para comer o es la parte más alta de algo.
  • Tejido: resultado de hilos entrelazados cuando se teje o se refiere a algunas partes del cuerpo humano formado con células.
  • Carta: escrito que se envía para comunicar algo o es también el menú de un restaurante.
  • Rio: conjugación del verbo “reír” o una corriente natural de agua.
  • Vino: conjugación del verbo “venir” o bebida alcohólica a base de uvas.
  • Hoja: puede referirse a una hoja de papel o a una hoja de árbol.
  • Cura: padre o sacerdote religioso o puede ser un medicamento para sanar alguna enfermedad.
  • Pendiente: se puede referir a algo que está postergado para el futuro o a un camino o calle inclinado.
  • Muñeca: parte articulada del cuerpo o es un juguete con forma humana.
  • Gato: es una herramienta para levantar peso o es un animal cuadrúpedo.
  • Vela: puede hacer alusión a un objeto de cera que con una mecha sirve para iluminar o es la parte de la navegación de un barco.
  • Capa: prenda de tela que se sobrepone a la ropa o se refiere a cada uno de los elementos repetitivos que conforman la totalidad.

 

Ejemplos de oraciones y frases con doble sentido

  • Lo quito, lo coloco / Loquito, loco loco
  • No se aburra / No sea burra
  • Ellos son de mentes veloces / Ellos son dementes veloces
  • ¿Por qué lavó la rueda? / ¿Por qué la bola rueda?
  • Serapio Joso / Será piojoso
  • El pan está hablando / El pan está blando
  • El vecino estaba riendo / El vecino está barriendo
  • Armando Esteban Quito / Armando este banquito
  • Alex Tintor / Al extintor.
  • El dulce lamentar de dos pastores / El dulce lamen tarde dos pastores


Chistes con doble sentido

  • Una fresa le dice a una manzana: ¿Hace mucho que espera? / No, siempre he sido manzana
  • ¿Qué le dice un pez a otro? / Nada
  • ¿Para qué va una caja al gimnasio? / ¡Para hacerse una caja fuerte!
  • Soldado, ¡firme! / ¿Dónde firmo?
  • ¿Qué le dice un semáforo a otro semáforo? / ¡No me mires que me estoy cambiando!
  • El colmo de un libro es que se le caigan las hojas en otoño
  • ¿Qué le dice una uva verde a una morada? / ¡Respira, por favor!

 

Acertijos con doble sentido

  • Blanca por dentro, verde por fuera, si quieres que te lo diga, espera / (la pera).
  • Te la digo, te la digo, te la vuelvo a repetir; te la digo veinte veces y no la sabes decir / (la tela).
  • Oro parece, plata no ¿Qué es? / (el plátano).
  • Y lo es, y lo es y no me lo adivinas en un mes / (el hilo).
  • Este banco está ocupado por un padre y por un hijo. El padre se llama Juan, el hijo ya te lo he dicho / (Esteban).

 

La ambigüedad lingüística

La ambigüedad que generan las palabras con doble sentido puede ser de varias formas y cada una de ellas corresponde a categorías oracionales como la semántica, la sintáctica o la pragmática. Cada una de ellas depende de factores como la función que cumpla cada palabra en la oración, de la estructura que posea la frase o de la relación que tengan las palabras con un contexto determinado.

La ambigüedad en el lenguaje puede ser de dos maneras principalmente: de figura retórica (anfibología) o de doble sentido.

  • La anfibología: es una forma de comunicarse en la que se llega a la confusión al cambiar el sentido de una oración. La idea de la anfibología es cambiar el curso del razonamiento para que se obtenga una idea errada de lo que realmente se quiere decir.
    • Ejemplo: vendo caramelos para estudiantes azucarados.

La estructura de la frase lleva a pensar que los estudiantes son azucarados cuando realmente se quiere decir que los que son azucarados son los caramelos que se venden a los estudiantes.

  • El doble sentido: lo que caracteriza a las palabras de doble sentido es que se pueden tener interpretaciones inesperadas de una palabra o frase completa debido a la ambigüedad que esta genera. Por lo general se debe a que no hay suficiente contexto para entender el sentido de la sentencia.

 

La ambigüedad en las oraciones de doble sentido

Algunas oraciones pueden adquirir doble sentido cuando las palabras no indican explícitamente a qué se refieren o también se genera cuando el orden de las palabras que se usan en una oración puede ser confuso.

Vamos a verlo de manera sencilla con unos ejemplos:

  • El pollo está listo para comer

En esta oración sale la ambigüedad en la que no sabemos si un pollo está preparado para alimentarse o si se trata de una cena que está terminada.

  • ¿Cómo se llama?

En esta frase no sabemos a quién se refiere, si se trata de la segunda persona del singular o la tercera persona del singular. Podría agregarse la persona ella, él o usted para especificar a quien se dirige.

  • Guardé el billete que me dio un cajero falso

En este caso, la frase posee una organización de palabras que generan una ambigüedad de doble sentido. Puede entenderse que se trata de un billete falso o el que cae en falsedad es el cajero.

  • Pedro miró a Carlos enojado

Para esta frase el doble sentido recae en que no se sabe quién está enojado. Es decir, si Pedro era quien miraba enojado a Carlos o si Carlos estaba enojado mientras Pedro lo miraba.

El doble sentido puede llegar a ser muy entretenido y agradable. Usa expresiones con doble sentido para compartir con amistades, en la escuela o con familiares.


El doble sentido de las palabras

Muchas palabras que tienen doble sentido suelen corresponder a la polisemia y también a la homonimia en el lenguaje. Esta particularidad en algunas palabras  se conoce como ambigüedad léxica. Te invitamos a que revises nuestros post sobre palabras polisémicas, palabras homónimas, palabras homófonas y palabras homógrafas.

La homonimia es una forma lingüística en la que dos o más palabras tienen la misma escritura (palabras homógrafas) o se pronuncian igual (palabras homófonas), pero el significado es completamente diferente.

Utilizar palabras que suenan o se escriben de manera similar (palabras homónimas) o que tienen varios significados aceptados para un mismo lexema (palabras polisémicas) puede generar malos entendidos en algunas ocasiones o permite crear palabras con doble sentido.

El doble sentido de una palabra puede ser intencional cuando así lo ha querido el emisor (la persona que da el mensaje) o por una mala interpretación de parte del receptor (la persona que recibe el mensaje).

 

El doble sentido en el lenguaje

Las palabras de doble sentido pueden ser comunes en el lenguaje, pero depende de la creatividad e imaginación de cada persona al decir una palabra de doble sentido en la ocasión oportuna para que tenga gracia. Cuando una persona utiliza palabras con doble sentido puede demostrar inteligencia con un nivel avanzado de comunicación y relación de contextos con ideas.

Las conversaciones cuando se les incorpora chistes y bromas suelen ser bastante jocosas y agradables de llevar. Los seres humanos tendemos a relacionarnos de manera simpática con otras personas que demuestran actitudes positivas y en general una postura de alegría frente a la vida. Las personas que utilizan en su vocabulario expresiones con doble sentido suelen ser más felices y tienen una manera inteligente de comunicarse con el mundo.

 

El sentido humorístico de las palabras con doble sentido

El doble sentido y el sinsentido (nonsense) son recursos utilizados con gran frecuencia para entretenimiento y humor. Hacer equivocar, contar una historia errada o que no tenga sentido puede llegar a ser muy cómico. Las expresiones figuradas le agregan al lenguaje diversión para todas las edades por las interpretaciones que tienen en el contexto:

Barriendo / Va riendo

Quiero la más cara / Quiero la máscara

Astro pesado / Has tropezado

Los juegos de palabras suelen utilizar este tipo de formas del lenguaje para hacer didácticas y actividades que permiten compartir agradables momentos. El uso del doble sentido en los juegos de palabras suele ser común. Es probable que hayas escuchado alguna vez una frase con doble sentido y te hayas quedado pensando a qué se refería o te haya hecho gracia inmediatamente. Un buen chiste no se olvida fácil y en ocasiones te acuerdas de él en el momento menos esperado. Esa es la magia de las palabras de doble sentido.