Los tigres

Los tigres son los félidos más grandes del mundo. Aunque existen varias subespecies de tigres, la mayoría posee un hermoso pelaje de color anaranjado, el vientre blanco, y múltiples rayas marrones o negras por todo el cuerpo. Estas rayas les ayudan a camuflarse entre la vegetación y son distintas en cada ejemplar. Dicen que si pusieran ante nuestros ojos a todos los tigres del mundo, podríamos distinguir unos de otros perfectamente.

Los tigres son unos cazadores increíbles y adaptan su dieta al lugar en el que viven, es decir, comen de buena gana lo que tienen más a mano. Su visión nocturna es excelente y por eso prefieren cazar cuando el sol desaparece en el horizonte.

Con los rugidos ahuyentan a posibles enemigos e infunden miedo a sus víctimas. Cuentan con una ventaja muy grande que es que corren a gran velocidad y tienen una habilidad pasmosa para saltar sobre sus presas, inmovilizarlas con las garras y el enorme peso de su cuerpo,  y finalmente darles muerte con un mordisco en el cuello.

Aunque a veces atrapan conejos o monos, por lo general van a por los animales más grandes, ya sean herbívoros (ciervos, búfalos…) o carnívoros como ellos (hienas, lobos, osos…) ¡Pocos animales se libran de los rápidos, ágiles e inteligentes tigres! Por si esto fuera poco, son unos excelentes nadadores, capaces incluso de capturar peces.

A diferencia de los leones, los tigres no van en manadas porque prefieren  recorrer grandes territorios a su aire y llevar una vida solitaria. De hecho, los tigres y tigresas solo se relacionan en época de apareamiento. Tras la fecundación, la hembra lleva a sus crías en el vientre durante doce semanas. El tamaño de la camada suele ser de unos tres cachorritos, aunque a veces nacen más. Los pequeños tigres dependen totalmente de la madre para sobrevivir, pues ella es quien los alimenta y les enseña a defenderse hasta los dos años, que es cuando se convierten en seres independientes.

En la actualidad solo existen tigres viviendo en libertad en un continente: Asia. Lo más común es encontrarlos en los bosques, pero también en manglares, terrenos rocosos, sabanas… ¡Su capacidad de adaptación es impresionante!

Desgraciadamente, el  hermosísimo tigre es una especie en peligro de extinción. Para que te hagas una idea, de la subespecie más abundante que es el tigre de Bengala, quedan menos de dos mil ejemplares. Este escalofriante dato debe servir para hacernos reflexionar sobre el efecto devastador que ejerce el ser humano sobre la fauna salvaje y tomar medidas que eviten que estos increíbles animales desaparezcan de la faz de la Tierra.

¡PON A PRUEBA TU COMPRENSIÓN LECTORA CON ESTE JUEGO!