El dragón Miguel

Una vez nació un dragón pequeño, delgado y amarillo;  llamado Miguel.

Al crecer, el pequeño dragón  intentó expulsar fuego por su boca, pero no lo consiguió.  Únicamente echaba humo de color gris.

Su padre, un dragón grande, fuerte y de color verde le dijo:

– Ahora no puedes, pero si practicas durante días seguro que lo logras.

El dragón amarillo practicó durante semanas dos horas diarias hasta que consiguió expulsar grandes llamaradas.

Al verlo, el rey le contrató para encender todas las antorchas del castillo.

¡PON A PRUEBA TU COMPRENSIÓN LECTORA CON ESTE JUEGO!