Números romanos, todo lo que necesitas para aprenderlos en Primaria

Los números romanos son un grupo de símbolos formado por letras mayúsculas que inventaron los antiguos romanos para poder representar valores y cantidades.

Este sistema de numeración romano se utilizó durante muchos siglos por todo el Imperio romano, que abarcaba desde el mar Mediterráneo a las orillas del mar Rojo. Así que debido al gran número de lugares donde los romanos tuvieron presencia, después de la caída del Imperio, dejaron huella en todas las regiones donde se asentaron.

Por este motivo, los números romanos se ha seguido utilizando muchos siglos después de que los romanos desaparecieran, y este es el motivo por el que te ofrecemos todos estos recursos para aprender los números romanos en Primaria.

Juegos para 3º de primaria

Juegos para 4º de primaria

Fichas para descargar e imprimir de 4º de primaria

Juegos para 5º de primaria

Fichas para descargar e imprimir de 5º de primaria

Juegos para 6º de primaria

Fichas para descargar e imprimir de 6º de primaria

Descarga e imprime esta infografía

Test de 10 preguntas

¿Qué son los números romanos y para qué sirven?

Los números romanos en realidad son letras romanas, es decir, cada cifra se representa con una letra o una combinación de letras, que según en la posición donde se encuentren, añadirá o restará su valor a la cifra total.

Los números romanos para niños

Pero para aprender a escribir números romanos no basta con poner letras al azar, hay que saber qué letras son empleadas, el valor de cada una y las reglas de colocación para determinados valores.

Puede parecer  algo lioso, pero todo sistema de numeración requiere de unas pautas que ayudan a su uso global, por ejemplo el número cuatro, se escribe mediante la resta de una unidad al número cinco, y no con la suma de cuatro unidades. Esta es una regla sencilla de las varias que tiene la numeración romana.

Aprender los numeros romanos

Para poder poner en práctica las reglas de los números romanos lo mejor es hacer uso de todo el material que te ofrecemos en este recopilatorio, así una vez tengas claras las funciones y reglas de escritura, podrás asentarlas mediante la realización de casos prácticos con nuestros juegos y fichas de números romanos.

Qué son los números romanos

Mediante el sistema de números romanos podemos escribir cualquier cifra entera con el uso y combinación de tan solo 7 letras:

(I) Uno en números romanos: Se escribe con la ‘í’ mayúscula así que cada vez que veas ‘I’ quiere decir 1.

Siempre I = 1.

En latín se llama “unus” a este número, por eso en castellano lo llamamos “uno”

(V) El cinco en números romanos: Utilizamos la ‘v’ mayúscula para representar el 5.

Recuerda: V = 5.

Al número cinco, los romanos le llamaban “quinque”… Muy parecido ¿verdad?

(X) El diez en números romanos: Una equis mayúscula nos sirve para indicar 10.

Así que X = 10.

“Decem” era el término empleado por los romanos para la cifra 10, por eso nosotros decimos diez y decena.

(L) El cincuenta en números romanos: Se escribe con la letra ‘L’ en mayúscula, por eso cada vez que vemos una ‘L’ en un número romano, sabemos que L = 50.

Los romanos llamaban a este número “quinquaginta”, de ahí que el ordinal de cincuenta suene tan parecido.

(C) El cien números romanos: Una de las cifras que más verás en monumentos y fechas, la letra ‘C’ en mayúscula sirve para indicar cien. Por tanto, C = 100.

Para referirse a la centena, los romanos usaban la palabra “centum” ¿a que suenan muy parecidas?

(D) El quinientos en números romanos: Con la letra d mayúscula se representa el número quinientos. Siempre que veamos ‘D’ sabremos que es igual a 500.

Recuerda D = 500.

Los romanos denominaban a este número con la palabra “quingenti”… Es más fácil decir “quinientos” ¿no te parece?

(M) El mil en números romanos: Es de los más sencillos de recordar, utilizando la letra eme mayúscula tendremos el mil en romano. Siempre que veas una ‘M’ será un 1.000

Por tanto M = 1.000

Para nombrar este número los romanos usaban el término “mille” muy parecido a “milla” y a “millar”.

Reglas de los números romanos

Reglas de los números romanos

Los números romanos se leen siempre de izquierda a derecha, empezando a leer siempre cada conjunto de números con mayor valor dentro de la cifra.

Cuando encontramos un símbolo al lado de otro de igual o inferior valor lo sumamos.

Por ejemplo X X es la suma de ‘X’ (10) + ‘X’ (10) = 20

En caso de tener un número junto a otros de valor más alto, debemos recordar que estamos ante un conjunto y que tenemos que restar el de la izquierda al de la derecha, parece algo lioso, pero es muy sencillo, mira el ejemplo:

Si nos encontramos con esto: XIX… Vamos a ver un número pequeño a la izquierda de uno grande ¿lo ves? El ‘I’ (1) está a la izquierda del ‘10’ (10) por lo que lo está restando. Así que sabemos que el valor de ese conjunto es 10 – 1 = 9.

Ahora solo tenemos que completar la cifra, el primer número es un diez, más el nueve, que es el resultado del conjunto ‘IX’, hace un total de 10 + 9 = 19. Entonces el número ‘XIX’ es 19.

Una regla de los números romanos muy importante: Las cifras ‘I’, ‘X’, ‘C’ y ‘M’ sólo se pueden escribir un máximo de tres veces seguidas, es decir ‘40’ no podemos escribirlo como ‘XXXX’ si no como la resta de 10 a 50 (‘XL’)

Para que puedas consultar rápidamente si tienes alguna duda al escribir números romanos, te listamos algunos números para que puedas tener una referencia:

Ejercicos de números romanos

Los números romanos del 1 al 50

1: I

2: II

3: III

4: IV

5: V

6: VI

7: VII

8: VIII

9: IX

10: X

11: XI

12: XII

13: XIII

14: XIV

15: XV

16: XVI

17: XVII

18: XVIII

19: XIX

20: XX

21: XXI

22: XXII

23: XXIII

24: XXIV

50: L

25: XXV

26: XXVI

27: XXVII

28: XXVIII

29: XXIX

30: XXX

31: XXXI

32: XXXII

33: XXXIII

34: XXXIV

35: XXXV

36: XXXVI

37: XXXVII

38: XXXVIII

39: XXXIX

40: XL

41: XLI

42: XLII

43: XLIII

44: XLIV

45: XLV

46: XLVI

47: XLVII

48: XLVIII

49: XLIX

Convertir a números romanos

Escribir números romanos hasta el 100

50: L

51: LI

52: LII

53: LIII

54: LIV

55: LV

56: LVI

57: LVII

58: LVIII

59: LIX

60: LX

61: LXI

62: LXII

63: LXIII

64: LXIV

65: LXV

66: LXVI

67: LXVII

68: LXVIII

69: LXIX

70: LXX

71: LXXI

72: LXXII

73: LXXIII

74: LXXIV

75: LXXV

76: LXXVI

77: LXXVII

78: LXXVIII

79: LXXIX

80: LXXX

81: LXXXI

82: LXXXII

83: LXXXIII

84: LXXXIV

85: LXXXV

86: LXXXVI

87: LXXXVII

88: LXXXVIII

89: LXXXIX

90: XC

91: XCI

92: XCII

93: XCIII

94: XCIV

95: XCV

96: XCVI

97: XCVII

98: XCVIII

99: XCIX

100: C

 
Cuáles son los números romanos

La numeración romana del 100 al 1.000

Unos ejemplos para que entiendas cómo se escriben los números romanos de cien en cien:

100: C

200: CC

300: CCC

400: CD

500: D

600: DC

700: DCC

800: DCCC

900: CM

1.000: M

Cómo escribir números romanos a partir del 1.000

Es muy sencillo, tienes que seguir la misma lógica, pero por si te pierdes te dejamos algunos de referencia:

1.500: MD

1.600: MDC

1.700: MDCC

1.800: MDCCC

1.900: MCM

2.000: MM

3.000: MMM

Los números romanos a partir de 4.000 se escribe colocando una raya sobre la cifra que queremos multiplicar por mil. Así para representar 4.000 deberemos escribir un cuatro (IV) con una raya encima.

Esto indica que se multiplica por mil, por tanto es cuatro mil (IV) con raya encima, cinco mil (V) con raya encima…

Si la raya es doble, el mecanismo es el mismo, salvo que lo que indicamos el un millón, por ejemplo (VIII) con una raya doble sería ocho millones.

El origen de los números romanos: Los etruscos

En realidad, los números romanos vienen de los etruscos, que utilizan unos símbolos extraños para representar cifras, los romanos lo que hicieron fue sustituir esos extraños símbolos por sus letras, buscando las que fueran más parecidas a los símbolos originales.

Los símbolos que empleaban los etruscos se mantienen a día de hoy, al menos en gran parte, si miras el teclado de tu ordenador encontrarás alguno, son estos: I, Λ, X, Ψ, 8 y ⊕

¿Hay alguno que te resulte familiar?

El sistema de numeración romano en la actualidad

A día de hoy, los números romanos han quedado relegados a un segundo plano, pero se siguen usando en determinadas ocasiones, por ejemplo al representar un siglo, decimos siglo XIX o siglo XX, y siempre escribimos las cifras en mayúscula.

En algunas publicaciones de mediados del siglo XX, podemos encontrar los denominados “romanitos” que no son otra cosa que el uso de números romanos para enumerar los elementos de una lista, estos números se escribían en minúscula por cuestión de formato, y al tener menor tamaño de lo habitual recibieron el término de “romanitos”, aunque a día de hoy es muy raro encontrar esta práctica en algún tipo de publicación o libro de texto.

Un curiosidad más sobre los números romanos… ¿No echas en falta algo?

Sí, en ningún momento hemos hablado del número cero, y es que en la numeración romana el cero no existe. Esto se debe a que desde el principio se pensó que los números romanos debían establecerse como un sistema en el que unos valores se añaden a otros para obtener valores más grandes, por tanto, el cero al no representar ningún valor, no se representa de ninguna forma ya que no se empleaba.

El número cero se introdujo en Europa mucho tiempo después gracias a los números arábigos, introducidos por los árabes de Al-Ándalus quienes lo habían tomado de la cultura India, lo inventores de la numeración actual, el cero y los valores posicionales de los números.