Mundo Primaria
Descubre la versión premium de Mundo Primaria.
¡Muchos más recursos y sin anuncios!

¿Cuál es el dinosaurio más fuerte del mundo?

No es fácil saber cuál es el dinosaurio más fuerte habiendo de por medio miles de millones de años de evolución, y sabiendo de la existencia de una innumerable cantidad de ejemplares. Sin embargo, los científicos ya se han hecho esa pregunta y todo los lleva a responder que se trata del más popular y distinguido. Estamos hablando del Tiranosaurio Rex.

Medía 12 metros de largo, 6 metros de alto y su peso rondaba las 8 toneladas. Su nombre significa lagarto tirano y vivió en el oeste de América del Norte en el Cretácico Tardío. Y ahora se ha sumado un hecho adicional para la admiración de sus fanáticos.


Algunos hechos sobre el T-rex

 

Todos dan por sentado algunas cosas respecto al Tiranosaurio rex, que en la actualidad se están replanteando. Por ejemplo, el hecho de que sus brazos fueran cortos y que no le sirvieran de mucho. Incluso esto ha dado lugar a chistes y memes numerosos en Internet.

Sin embargo, estos tenían más de un metro de largo y poseían la capacidad de soportar hasta 180 kilos en cada uno. Tampoco tenía la proporción más pequeña en relación brazo-cuerpo, puesto que ese lugar era del Carnotaurus.

Asimismo, hay razones para pensar que las hembras eran más grandes que los machos. Este dismorfismo sexual se debe a que, si tenían que poner los huevos para esta especie, entonces necesitaba hacerlo con caderas más grandes. Otra razón podría ser que eran cazadoras más hábiles que los machos, como sucede con las leonas en la actualidad.

Además, han determinado que un espécimen de Tiranosaurio vivía hasta 30 años. Las causas más probables de muerte para esta especie eran la vejez, enfermedad o inanición. Difícilmente perdía en la lucha contra otros terópodos o potenciales enemigos.

Esto da una pista sobre su fuerza y reafirma el hecho de que sea el dinosaurio más popular en la actualidad.

Tyrannosaurus Rex

También se piensa que sus crías pudieron tener plumas en algún momento de sus vidas. Si partimos de la base en que se los considera los antepasados de las aves, esto no es exagerado. Muchos piensan que las tuvieron al nacer. Seguramente debieron lucir muy adorables.

Esto se apoya en el hallazgo de tiranosaurios emplumados asiáticos como el Dilong y el Yutirano.

 

Tiranosaurio rex, ¿fue el más fuerte del mundo?

Desde hace tiempo se cree que era el carnívoro más grande y malo que alguna vez haya vivido sobre la tierra. Tenía una cabeza y mandíbulas grandes que podían moler huesos. Existieron también el Gigantosario y el Espinosaurio que eran un poco más grandes. Pero nunca superaron las características del T-rex.

El nombre Tiranosaurio también se usa para denominar a un grupo de terópodos similares a los que se llama Tiranosáuridos. Se caracterizaban por tener grandes cabezas y mandíbulas, poderosas extremidades posteriores, brazos cortos, dos dedos como garras y colas largas y gruesas. Además, tenían una excelente visión y un sentido del olfato muy agudo. Eran excelentes carnívoros.

El hallazgo de fósiles del T-rex se ha dado en América del Norte y en Mongolia. Fueron los amos en la última era de los dinosaurios, y estaban entre los últimos dinosaurios no aviares. Desaparecieron en el Cretácico-Paleógeno hace 65 millones de años.


Capacidad de caza del dinosaurio

Los expertos tienen opiniones diferentes sobre la forma en que cazaba un tiranosaurio. Algunos dicen que era demasiado grande y que por lo tanto no podía desarrollar velocidad ni atropellar a sus presas. De ser así, no era en realidad un cazador y posiblemente era un carroñero. Es decir que comía solo presas ya muertas.

Otros dicen que era rápido, por lo que habría sido un gran cazador y al mismo tiempo también era un carroñero.

Sin embargo, hay otros que creen que cazaban en manada. Esta hipótesis afirma que los grandes adultos permanecerían al acecho, mientras que los más jóvenes y ágiles serían los que perseguirían a sus presas hacia dónde estaban los dinosaurios más grandes. Una vez allí estos les darían fin con sus poderosas mandíbulas y sus afilados dientes.

Por otro lado, también se discute cuál es la esencia que identificaría al Tiranosaurio rex propiamente dicho. Las diferencias individuales combinadas con las diferencias de edad y sexo, complican la posibilidad de saber si algunos especímenes son de una clase diferente.

Un ejemplo de esto es el Tarbosaurus bataar. Era un tiranosauroide sobre el cuál los científicos aún no deciden si en realidad era un espécimen diferente.

Dinosaurio Tarbosaurus

 

La fuerza de mordida del Tiranosaurio rex

Lo cierto es que hay razones para pensar que el dinosaurio más fuerte es el Tiranosaurio rex. Los científicos se han dado a la tarea de estudiar la fuerza de su mordida. El resultado fue que la capacidad de su boca equivalía al peso de tres autos pequeños. Esto era lo que permitía moler los huesos de sus presas.

Dicho resultado se determinó con un modelo de computadora que se basó en la anatomía del músculo de la mandíbula del T-rex. También se analizaron a parientes vivos como los cocodrilos y las aves. El resultado es una fuerza de 3630 kg, que es la presión más fuerte calculada en cualquier dinosaurio. Al menos eso se creía hasta ahora.

El paleobiólogo Gregory Erikson de la Universidad de Florida afirmó: “El Tiranosaurio rex podía morder lo que quiera, siempre que estuviera hecho de carne y hueso”.


  • El mordisco del T-rex

Esta cuantificación del mordisco del T-rex les permitió también calcular como transmitía la fuerza de mordida mediante sus dientes cónicos de 18 centímetros de largo. Esto resulto en que aplicaba 30300 kg por centímetro cuadrado de diente-presión. Es otra medida sobre su poder sobre el área de contacto de los dientes.

Craneo Tiranosaurio Rex

Prueba de esto son las marcas de mordeduras que se han encontrado en huesos fosilizados de Triceratops, que se sabe convivió junto al Tiranosaurio 66 millones de años atrás, y que dan cuenta de que el lagarto tirano era realmente un triturador de huesos.

Su capacidad de pulverizarlos y comerlos, sumado a su tamaño y a sus prácticamente 8 toneladas de peso, le dieron una ventaja muy poderosa sobre otros depredadores.

El paleontólogo del Centro de Salud de la Universidad Estatal de Oklahoma Paul Gignac explico al respecto. “Los depredadores con habilidades para romper huesos pueden explotar un recurso de alto riesgo y alta recompensa: los minerales que forman el hueso y la médula grasa que contiene”.

Estudios anteriores habían tratado de calcular la fuerza de mordida del Tyrannosaurus. Pero este nuevo estudio tiene un enfoque más sofisticado. Se ha desarrollado con un modelo de computadora, que se ha comprobado además midiendo la fuerza de mordida de los caimanes.

Incluye la influencia de cada músculo en la fuerza de mordida. Gracias a esto llegaron a la conclusión de que el Tiranosaurio rex poseía la mayor presión dental jamás estudiada. Su fuerza de mordida excedía con creces la de cualquier dinosaurio que haya existido.

El animal que más se acercó a esto fue Deinosuchus, cuya capacidad de presión dental se estudió en 2012. Se estimó que poseía una fuerza de 10400 kg.

Dinosaurio Deinosuchus