Dibujos de Princesas para colorear

Las princesas son, a menudo, protagonistas de los cuentos clásicos más conocidos. Es por ello que los niños y niñas muestran gran interés por estas figuras, ya no tanto reales como literarias.

Dibujos de Princesas

Los dibujos de princesas que aquí presentamos son perfectos para colorar. De esta forma, los pequeños de la casa podrán adornar las princesas de la forma que más les guste, pudiendo inventar toda una historia y personalidad detrás de ellas. Disfruta de los dibujos de princesas para colorear y transpórtate a los mundos de fantasía de cuentos y relatos que se rigen por la magia. ¡No olvides llevar tu imaginación y originalidad contigo!

Se habla de ellas a todo nivel, aparecen en las historias reales y en las ficticias, pero… ¿qué es mejor?, ¿realidad o ficción? Esta pregunta se responde con facilidad en muchos casos, aunque no es así para las princesas.

La ficción las ha victimizado bastante, y pocas veces hemos vistos princesas como Xena, de la serie «Xena: la princesa guerrera», o como Mérida, del largometraje animado «Valiente».

Imprime dibujos de princesas desde nuestra página web. Los más pequeños disfrutarán coloreando a estas particulares mujeres. Las niñas, sin duda, lo pasarán en grande, pero los hombrecitos de la casa también se divertirán pintar las imágenes, mientras se conectan con esa nueva onda del empoderamiento femenino que está arropando al mundo, y del que no han escapado estas damiselas.

Descarga dibujos de princesas clásicos

Desde el principio, se les ha visto principalmente como ejemplos de delicadeza, rectitud, grandes valores morales, bondad, amor, entre otras características, pero también son emblemas de fortaleza, inteligencia y resistencia.

Aunque más allá de las ideas preconcebidas que se puedan tener respecto a ellas, lo cierto es que son seres humanos, que sienten y padecen como todos los demás, y algunas pueden ser buenas, pero otras no tanto.

Descarga dibujos de princesas, colorea todo el mundo y el arte particular que rodea a estas mujeres, que han llevado a cabo aventuras tanto en la realidad, como en la ficción. Los vestidos, los zapatos, las joyas, los castillos… todo un universo para pintar y llenar de vida. Historias fascinantes se tejen con respecto a ellas, algunas son tristes, otras más alegres, y algunas más oscuras y tétricas.

Disfruta de lo clásico. Cuando pintas a una princesa, no la pintas solo a ella, también coloreas su mundo. Goza llenando de matices al dragón que la retiene en lo alto de la torre, y al valiente héroe que la desea rescatar. Los colores, rojo, marrón y negro sientan perfectamente con el monstruo, pero ¿qué tal si lo llevas todo un poco más allá? El papel aluminio tiene un brillo y un color metalizado propio que calzará de maravilla con las armaduras del héroe.

También puedes usar pequeñas rocas para dotar de una realidad inigualable el castillo de tu princesa. Y el vestido no se queda atrás, puedes seleccionar algunas florecillas y decorarlo.

¿Y por qué no inventar tu propia aventura después de colorear? Sería divertido crear una nueva chica con alguna clase de poder especial, de este modo ella lograría luchar contra el dragón junto a su héroe, quien ahora sería más un compañero de batalla que un liberador. Rompe los esquemas, que la creatividad y la imaginación generen nuevos espacios.

Dibujos de princesas: mujeres grandes en la historia real

Ellas solían ser vistas como frágiles y débiles, y aún lo hacen, pero ya en menor medida. Los tiempos han cambiado, la sociedad avanza a un ritmo frenético y abrumador, con esto también se van modificando los arquetipos de las cosas, y entonces inician nuevas tendencias e ideas.

La típica princesa débil, que debe ser rescatada por el gran príncipe y héroe, todavía surge en algunas películas, se ha modificado bastante y ha ganado mucha fuerza últimamente el nuevo tema.

Las mujeres valen, y valen mucho. Lo han demostrado a lo largo de los años, superando las barreras del sexismo y alcanzando grandes logros a niveles de igualdad. El concepto se expande, y lo hace a un ritmo frenético, tanto así, que ya se ha empezado a manifestarse en el arte.

La realidad supera a la ficción, y a lo largo de la historia se vivieron reinados de mujeres aguerridas, fuertes y nobles, pero también de mujeres oscuras, que eran capaces de muchos actos peligrosos y condenables.

Hay princesas regias, de gran inteligencia y gracia. En algunas ocasiones terminan convirtiéndose en reinas, y es cuando sus nombres empiezan a grabarse con fuerza en los relatos de la historia.

Hay muchas que han dejado una gran huella en su paso por el mundo, y hasta el más desinteresado no puede evitar sentir la familiaridad al escuchar el nombre de alguna de ellas, por ejemplo, Cleopatra, María Antonieta, Catalina “la Grande”, Alexandra Románov. ¿Te suenan? Seguro que sí, al menos una de ellas debe haberse escuchado en tu mente como un recuerdo que no sabes de donde viene.

¿Qué hay con estas mujeres?, ¿por qué son tan familiares? Fueron sus actos, sus formas de gobernar, sus características personales o simplemente la elegancia y belleza que desbordaban, lo que grabó sus nombres permanentemente en la historia, aunque no siempre de manera positiva.

No se trata de la cenicienta, ni de Bella, ni menos de Ariel, sino de una real: Cleopatra. Fue reina de Egipto, siendo gobernante de la última dinastía ptolemaica. También fue lingüista, jefa náutica, escritora de convenios médicos y diplomática.

María Antonia Josefa Juana de Habsburgo-Lorena: solo su nombre ya es todo un reto. Se casó, cuando aún era muy joven, con el que en un futuro seria Luis XVI de Francia, en un intento por limar las asperezas entre dos rivales históricos, austriacos y franceses. En la corte la odiaban, y el pueblo también.

Era acusada de influenciar a su marido en beneficio de los austriacos, y de otras cosas más, por ello se referencia a ella con grafías francesas despectivas. Tenía un comportamiento frívolo y superficial, aunque algunos historiadores indican que esto no es del todo cierto.

Catalina la grande vivió la primera mitad de su vida como princesa en Alemania, y la otra mitad como duquesa rusa. Era una mujer inteligente, que heredó, de Pedro el Grande, un fructífero comercio costero que daba hacia el Occidente.

Sus habilidades no dejaron las cosas hasta ahí, ella expandió el comercio hasta llegar al mar Negro. Su antecesor, Pedro, trajo orden militar, tecnología e instituciones gubernamentales. Pero ella importó nuevas ideas jurídicas, políticas y morales. También abrió las puertas a la medicina, el arte, la cultura y la educación.

Alexandra Románov, esposa del zar Nicolás II, fue la última zarina de Rusia gracias a los hechos ocurridos en la Revolución de Octubre. Llamaba la atención por la afinidad que tenía hacia el manejo autocrático de la nación, y por sufrir una particular enfermedad llamada hemofilia, un fallo genético que no permite que la sangre se coagule de forma correcta.

También sostuvo una estrecha amistad con Grigori Rasputín, un curandero, ocultista, místico, político y campesino, después de que este curara una hemorragia de su hijo Alekséi Románov, que también sufría de hemofilia.

Olimpia, esposa del rey Filipo II de Macedonia, fue la madre de Alejandro Magno. Tuvo muchos enemigos a lo largo de su vida, pero fue Casandro, el peor de todos sus enemigos, quien se tomó la molestia de describirle, insistentemente, como a una mujer neurótica, muy supersticiosa y de carácter violento.

Durante su gobierno mataba a los rivales, pero también a los que podrían ser posibles rivales, no se guardaba nada. Era una mujer apasionada, que vivía cada momento al máximo. Se cambió el nombre en varias ocasiones, siempre por algún hecho importante ocurrido en su vida. Políxena, Myrtale, Olimpia y Estratonice, fueron algunos de los nombres que utilizó.

Boudica, esposa de, Esuprasto, rey de los icenos, fue una reina guerrera cuyo nombre significa “victoria”. Ella dirigió a los soldados de los pueblos de Britania, y de sus vecinos Trinovantes, en la lucha contra el imperio romano durante los años 60 y 61 después de cristo, en ese momento gobernaba el emperador Nerón.

Es asombroso como pueden existir en la vida real estas princesas, para que sepas que ellas son excelentes mujeres, al igual que las princesas de Disney, de las cuales tenemos muchos dibujos para que descargues: Blancanieves, Cenicienta, Bella, Ariel, Jasmín, Pocahontas, Mulán, Aurora, Rapunzel, Tiana, Mérida.