Mundo Primaria
Descubre la versión premium de Mundo Primaria.
¡Muchos más recursos y sin anuncios!
Más información

El sastrecillo valiente

el sastrecillo valiente cuento para primaria

No hace mucho tiempo que existía un humilde sastrecillo que se ganaba la vida trabajando con sus hilos y su costura. Una hermosa mañana de verano, estaba sentado cosiendo en su mesa cerca de la ventana, cuando por la calle apareció una campesina que gritaba:

– ¡Rica mermelada! ¡Barataaaa! ¿Quién compra mermelada?

Esto sonó a gloria en los oídos del sastrecillo. Así que, asomando la cabeza por la ventana, llamó a la campesina:

– ¡Aquí, buena mujer! ¡Subid y os la compraré!

La campesina subió las escaleras con su pesada carga y el sastrecillo le hizo abrir todos los tarros para mirar, oler y así elegir el que más le gustase. Después de tantearlos todos, dijo:

– Me parece buena está mermelada. Dadme dos tarros.

La mujer, que esperaba una venta mejor, se marchó malhumorada y refunfuñando.

– Ahora- exclamó el sastrecillo frotándose las manos-,  esta mermelada me dará salud y fuerza-. Y cogiendo una larga rebanada de pan de la despensa, se dispuso a untar la mermelada.

«¡Qué rica debes saber! Pero antes de probarla, voy a terminar esta chaqueta», pensó.

El dulce aroma que desprendía la mermelada atrajo a las moscas que estaban por las paredes de la habitación y fueron a lanzarse encima del pan.

– ¿Pero quién os ha invitado?- gritó el sastrecillo, intentando espantarlas. Por su parte, las moscas, sin hacerle caso, volvían a la carga en bandadas cada vez más numerosas. El enojado sastrecillo perdió la paciencia y, sacando de su cajón un trapo, exclamó:

– ¡Vosotras os lo habéis buscado! ¡Os daré vuestro merecido!

Y después de dar un golpe tras otro sobre ellas, empezó a contar las que había cazado: nada menos que siete. ¡Siete moscas patas arriba!

– ¡Vaya, qué valiente soy! ¡De lo que soy capaz!- se dijo admirado de su valor-. ¡La ciudad entera tiene que saberlo!

Así que, entusiasmado por su hazaña, se hizo un cinturón a su medida y bordó encima en grandes letras:

“SIETE DE UN GOLPE”

– ¡Qué digo la ciudad!- añadió-. ¡El mundo entero debe saberlo!

Y, poniéndose el cinturón, decidió ir a recorrer mundo, convencido de que el taller era demasiado pequeño para su gran valor.
Antes de marcharse, buscó por toda la casa algo para llevarse al viaje. Solo encontró un queso rancio, que se guardó en el bolsillo. Delante de la puerta había un pájaro en su jaula y también se lo guardó junto al queso.

Después, emprendió valerosamente su camino. Cómo era ágil y ligero no se cansaba nunca.

El camino le llevó a una montaña en cuya cima había un gigante que miraba tranquilamente el paisaje. El sastrecillo se le acercó y le dijo:

– ¡Buenos días, compañero! ¿Qué haces ahí sentado? ¿Contemplas el mundo? Por él, pienso marchar yo en busca de fortuna. ¿Quieres venir conmigo?

El gigante lo miró con desprecio y dijo:

– ¡Quítate de mi vista, bribonzuelo! ¡Miserable criatura!

– ¿Cómo te atreves a decirme eso?- Contento el sastre, se desabrochó el chaleco y le enseñó el cinturón-. ¡Aquí puedes leer qué clase de hombre soy!

El gigante leyó: “SIETE DE UN GOLPE” y, pensando que se trataba de hombres derribados por el sastre, empezó a mirarle con más respeto. De todos modos, decidió ponerle a prueba.

Agarró una piedra y la exprimió con fuerza hasta

Continuar leyendo

Escuchar cuento

Más sobre este cuento

Si te gusta el cuento de El sastrecillo valiente, echa un vistazo a nuestro recopilatorio de cuentos para niños cortos, la mayor biblioteca de cuentos gratuita de Internet.

Conoce algunos datos sobre el cuento de El Sastrecillo valiente

 

El cuento de El sastrecillo valiente es un cuento de hadas de origen alemán que ha sido recopilado por los conocidos hermanos Grimm, escritores y filólogos alemanes. El cuento es el número 20 de la colección del libro Cuentos de la infancia y del hogar de estos dos hermanos. Por otro lado, el autor inglés Joseph Jacobs también recogió una variante de esta historia procedente de los cuentos populares que se narraban en Europa.

La historia comienza con un sastre que estaba siendo molestado mientras comía por unas moscas, por lo que decide acabar con ellas y, de un sólo golpe, termina con 7 moscas de una vez.

El sastre, orgulloso de ello, se hace un cinturón en el que borda “Siete de un golpe” y sale para que todo el mundo pueda verlo. Se encuentra con un gigante, el cual se queda bastante impresionado, pero todo porque había interpretado la frase con que el sastre había matado 7 hombres en vez de moscas de un solo golpe.

El gigante le reta a varias pruebas para que mostrara su valía, el sastre sale airoso de todas ellas gracias a su ingenio y astucia. El gigante impresionado le invita a su hogar, donde se encuentran otros gigantes. Una vez allí, el gigante intenta acabar con él golpeando la cama donde él duerme, pero la cama era demasiado grande para el sastre, por lo que decidió dormir en un rincón.

Los gigantes, al ver que el sastre seguía con vida, se asustaron y salieron corriendo. Después de esto, el sastre llega a un reino donde la frase de “Siete de un golpe” es interpretada como que el sastre es un gran guerrero. El rey de ese reino decide encargarle unas misiones a cambio de la mitad de un reino y la mano de la princesa.  De esta forma, el sastre tendría que hacer uso nuevamente de su ingenio y valentía para poder salir airoso de esta situación.

Para leer más cuentos infantiles para niños de primaria accede a nuestra sección de Cuentos infantiles cortos.