Mundo Primaria
  • Tienda
  • Cursos

Plastilina casera

Uno de los materiales más versátiles que divierte tanto a peques como a grandes es la plastilina. El manejo de la plastilina es fundamental para el fomento de la creatividad y el desarrollo de la habilidad motriz fina gracias al entrenamiento que se produce con el movimiento de músculos de los dedos de las manos. Impulsa la expresión artística, la paciencia y la concentración.

Con plastilina casera puedes realizar miles de figuras modeladas y manualidades de todo tipo, inclusive para tiempos de navidad. Uno de los beneficios de la plastilina que ha sido elaborada en casa es que los ingredientes que lleva en su preparación son comestibles generalmente, por lo que no surge preocupaciones si los peques tienen la curiosidad y desean probar un poco de la mezcla mientras juegan. Realizar plastilina casera puede ahorrarte un poco de dinero y ser un entretenimiento que durará horas y horas.

 

Plastilina Casera Jugar Con Ninos

 

 

La plastilina que generalmente encuentras en las tiendas es un material flexible elaborado a partir de hidrocarburos alifáticos, compuestos plásticos, sales y otros compuestos que a pesar de no ser tóxica al contacto, no se recomienda su ingesta, ya que puede llegar a ser contraproducente para la salud. La plastilina casera, por otro lado, utiliza los ingredientes que se pueden ser ingeridos sin ningún inconveniente.

Algo que tienen en común todas estas recetas de plastilina para realizar en casa que aquí te presentamos es que todas son biodegradables y además si le agregas colorantes puedes obtener diversión de muchos colores, también los peques pueden explorar con los colores dándole diferentes tonalidades al material.

Elaborar plastilina casera puede incluso verse como un experimento químico explorando otras opciones que mantienen la característica de plasticidad de la materia. En este artículo también recomendamos recetas para aprender a preparar arena artificial. Algunas de las recetas de plastilina casera se pueden cocinar y pintar posteriormente, estas recetas sirven para hacer manualidades más duraderas.

Otro de los beneficios es que manipular y jugar con plastilina puede convertirse en una excusa perfecta para compartir momentos en familia. Las recetas de plastilina no varían mucho en los materiales pero si es diversión garantizada. El hecho de amasar ya puede ser un entretenimiento para nuestros peques.

Plastilina Casera Ninos

 

Para jugar con plastilina casera puedes usar materiales y utensilios que ya tengas en tu casa como cucharas, tenedores, rodillos, corta pasta o moldes de plastilina o galletas. La creatividad con la plastilina casera no tiene límites.

Aquí te presentamos varias opciones para que elabores plastilina casera fácilmente con materiales que sueles tener en casa. No te las pierdas.

 

Plastilina casera básica sin necesidad de cocción

 

Materiales necesarios:

  • 2 ½ tazas de harina de trigo uso múltiple
  • 1 taza de sal refinada
  • 1 taza de agua fría
  • colorante alimentario o gelatina de colores

Elaboración:

Para hacer esta receta de plastilina casera solo deberás mezclar todos los ingredientes hasta que queden bien integrados. Es importante que tenga una textura moldeable y no demasiado seca. Una vez obtenido el resultado puedes dividir la mezcla en partes iguales y agregar colores para añadir más diversión. Mezcla bien los colores y ya puedes guardar la plastilina en una envoltura de plástica y llevarla al frigorífico durante una hora y media para que adquiera mejor textura. Esta receta de plastilina dura tiempo sin dañarse por los ingredientes que lleva.

 

Plastilina casera con aceite sin cocción

Materiales necesarios:

  • 3 tazas de harina de trigo
  • 1 taza sal
  • 3 cucharadas de aceite para bebé
  • 1 taza de agua
  • acuarelas o pintura de dedos

Elaboración:

Mezcla los ingredientes sólidos como la harina de trigo y la sal, después agrega el aceite para bebé y continúa amasando. Empieza a añadir el agua lentamente hasta adquirir una mezcla homogénea. Si la mezcla está un poco dura, agrega más aceite para obtener la consistencia deseada. Posteriormente puedes agregar colores según tus elecciones o la de tus peques.

 

Para Jugar Con Ninos Plastilina

 

Puedes mezclar colores e improvisar con las tonalidades. Esta receta no tarda más de 10 minutos en estar lista y obtienes un producto muy entretenido.

 

Plastilina con colorantes naturales

Materiales necesarios:

  • 2 tazas de harina de trigo
  • 2 cucharadas de aceite de girasol
  • ½ taza de sal
  • vainilla (para darle aroma)
  • agua caliente
  • colorantes extraídos de alimentos naturales

Elaboración:

Prepara la plastilina casera mezclando la harina de trigo y la sal en un recipiente. En una olla pon agua con la vainilla y déjala hervir por unos minutos, antes de que hierva agrega alimentos que puedan dar colores a la mezcla, por ejemplo si agregas remolacha o mora puedes obtener tonos rojizos, cúrcuma para obtener amarillos o anaranjados, también puedes utilizar café para obtener tonos marrones y así con diferentes alimentos. Cuela el agua teñida y viértela con mucho cuidado en la mezcla de materiales secos, este paso debe realizarlo un adulto. Con una cuchara de madera integra bien todos los ingredientes. Cuando la preparación adquiera una temperatura adecuada para el tacto, amasa hasta obtener un resultado suave y flexible.

 

Plastilina casera con glicerina

Materiales necesarios:

  • 3 tazas de harina de trigo
  • 1 taza de sal
  • 1 vaso de agua fría
  • 1 cucharada de aceite de girasol
  • 1 cucharada de glicerina comestible
  • colorantes alimentarios

Elaboración:

Vierte todos los ingredientes en un recipiente y mézclalos bien hasta que se convierta en una masa con consistencia elástica y suave, similar a la de la plastilina comercial. Si agregas glicerina comestible puedes agregar brillo a los colores de tu mezcla. Después de la diversión modelando figuras, puedes endurecerlas si deseas horneándolas entre una y dos horas a 150° C. Si no has integrado colores a la mezcla, puedes pintarlas después con temperas. Si consideras que la mezcla ha quedado un poco dura, agrega una cucharada de aceite hasta que obtengas la consistencia que deseas para tener plastilina casera y desarrollar tu vena artística.

 

Arena para modelar

Materiales necesarios:

  • dos tazas de arena
  • dos tazas de harina de trigo
  • aceite para bebés o aceite de girasol

Elaboración:

Para realizar arena moldeable primero mezcla la arena y la harina de trigo en un recipiente y poco a poco comienza a verter el aceite seleccionado. Puedes comenzar a batir la preparación con una cuchara o simplemente utilizando tus manos. Si consideras que la mezcla está muy húmeda, agrega un poco más de arena.

Plastilina Casera Jugar Niños

 

La arena para moldear debe quedar con una consistencia que se compacta bajo presión y mantiene su forma. Esta es una receta muy divertida para realizar plastilina casera en casa.

 

Plastilina comestible de cacao

Materiales necesarios:

  • 2 tazas de crema de cacao
  • 6 cucharadas de miel
  • leche desnatada en polvo
  • maicena

Elaboración:

En un recipiente coloca la crema de cacao, la miel de abejas y la leche en polvo. Puedes agregar en pequeñas proporciones la maicena para ir añadiéndole textura a la masa. Esta preparación pude comerse cruda o cocida, claro está, después de haber moldeado la plastilina casera comestible y haberla convertido en una obra de arte. Puedes decorar con diferentes toppinngs como chips, grajeas de colores y gominolas.

 

Plastilina comestible de malvaviscos

Materiales necesarios:

  • 500 gr de malvaviscos
  • 1 cucharada de mantequilla
  • azúcar glas o azúcar impalpable
  • colores alimentarios

Elaboración:

Derrite los malvaviscos, puedes realizar este procedimiento al baño María o colocándolo treinta segundos en el horno microondas, puede ser que requiera más tiempo dependiendo del tipo de horno que tengas. Cuando los malvaviscos estén derretidos, con un utensilio de cocina empieza a mezclar y agregar el azúcar glas hasta obtener una mezcla firme y homogénea. Separa la mezcla en partes iguales y agrega los colores que desees.

 

Plastilina Casera Para Jugar Con Ninos

 

Para reservar la plastilina casera comestible recuerda almacenarla en un recipiente sellado donde previamente has colocado una capa de mantequilla para aislar la mezcla y evitar que se pegue del recipiente. Así de fácil obtienes plastilina casera lista para crear obras de artes que se derriten en tu boca.

 

Plastilina casera con maicena

Materiales necesarios:

  • 1 taza de maicena
  • 2 tazas de bicarbonato de sodio
  • 1 ½ tazas de agua
  • colorante alimentario de varios colores

Elaboración:

En una olla mezcla todos los ingredientes de la preparación, es decir, la maicena el bicarbonato de sodio y posteriormente agregas el agua. Mezcla bien antes de ponerla a cocinar a fuego lento. Revuelve constantemente con un utensilio de cocina hasta que la mezcla hierva y se forme una masa espesa y consistente. Retírala del fuego y déjala reposar por unos minutos hasta que se enfríe, puedes tapar la preparación con un paño húmedo. Una vez hecho este procedimiento obtendrás tu plastilina casera lista para ser teñida de los colores que más desees. Esta receta de plastilina casera a base de maicena no contiene gluten, así que es una excelente opción para personas celiacas y evitar así la contaminación cruzada que se puede obtener con otro tipo de ingredientes.

 

Plastilina casera tipo Play-Doh

Materiales necesarios:

  • 3 ½ tazas de harina de trigo
  • ½ taza de sal
  • 1 cucharada de crémor tártaro
  • 3 cucharadas de aceite de girasol
  • 2 tazas de agua
  • ½ limón
  • colorante alimentario de diferentes colores

Elaboración:

En una olla coloca a hervir el agua con el medio limón, agrega el aceite. En un recipiente a parte vierte los ingredientes secos como la harina de trigo, la sal y el crémor tártaro. Después, con el agua aún caliente, viértela en recipiente de la mezcla y revuelve todo hasta que obtengas una consistencia firme y espesa. Si ha quedado muy húmeda puedes agregar más harina de trigo, por el contrario si consideras que esta necesita mayor flexibilidad, puedes agregar más aceite para facilitar el modelado. Esta es una receta de plastilina casera con cocción muy fácil de hacer. Reserva en un recipiente sellado a temperatura ambiente.

 

Plastilina Casera Para Jugar Ninos

 

 

Plastilina casera para hornear

Materiales necesarios:

  • 4 tazas de harina de trigo
  • 1 taza de sal
  • 1 ½ tazas de agua.

Elaboración:

Mezcla bien todos los ingredientes en un bol y almacena la mezcla en un recipiente sellado hasta el momento en que decidas utilizar esta receta simple de plastilina casera. Puedes crear miles de figuras moldeadas y luego puedes hornearlas a 175° C para convertirlas en bellas piezas que pueden servir para decorar tu casa. Si quieres agregar un poco de color, puedes pintarlas con temperas o acuarelas una vez se hayan cocinado y enfriado. También puedes agregarle una capa de sellante si buscas un resultado más óptimo.

 

Plastilina casera con Thermomix

Materiales necesarios:

  • 2 tazas de agua
  • 1 taza de sal fina
  • 1 cucharada de vinagre
  • 30 ml de aceite de girasol
  • 2 tazas de harina de trigo
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • colorantes alimentarios de varias tonalidades.

Elaboración:

En el vaso del dispositivo de cocina vierte el agua, el vinagre, la sal y programa la función por cinco minutos a 80°C con velocidad 1. Después agrega a tu mezcla el aceite de girasol, el bicarbonato de sodio y la harina de trigo, y aumenta a velocidad 10. Continúa mezclado la preparación por varios minutos, y luego retírala. Esta plastilina casera ya puede pintarse de colores si se desea. Si esta necesita mayor textura para que pueda mantenerse firme y flexible siempre puedes agregar más aceite en pequeñas proporciones hasta obtener la consistencia característica de la plastilina. Esta receta de plastilina casera puede ser reservada en el frigorífico y envuelta en plástico sellado para evitar que se reseque.

 

Plastilina casera de acondicionador y maicena

Materiales necesarios:

  • 1 taza de maicena
  • ½ taza de acondicionador
  • colorantes de comida

Elaboración:

En un recipiente vierte el acondicionador y agrega gotas de colorantes alimenticios que desees utilizar para teñir tu mezcla. Agrega poco a poco la maicena hasta que empieces a sentir que tu preparación adquiere una consistencia suave pero firme y que permite ser modelada con facilidad. Esta forma de realizar plastilina casera es muy sencilla y no toma mucho tiempo.

 

Plastilina Jugar

 

Plastilina con harina de avena

Materiales necesarios:

  • 2 tazas de avena
  • 1 taza de harina de trigo
  • 1 taza de agua

Elaboración:

Mezcla la harina de avena y la harina de trigo en un recipiente y posteriormente agrega el agua sin necesidad de apresurarse. Mezcla muy bien todos los ingredientes hasta que obtengas un amasijo de consistencia suave pero firme y ya estará lista tu plastilina casera para ser usada. Puedes guardarla en un recipiente sellado en el frigorífico o puedes aumentar la conservación de la materia de las figuras si las horneas.