Mundo Primaria
  • Tienda
  • Cursos

Meriendas saludables

Merendar basándose en una alimentación saludable, es muy sencillo y fácil. Mostraremos varias recetas para poder elegir un plan acorde a un estilo de vida saludable y que puedes disfrutar eligiendo entre una gran variedad de opciones.

Es fundamental para nuestra salud mantener una alimentación saludable. Los alimentos no solo nos permiten recargar nuestras energías y mantener un ritmo de vida constante. Para tener una alimentación saludable es necesario que haya equilibrio, variedad y moderación en los alimentos que se consume y los seres humanos podemos alimentarnos inteligentemente y que no solo sea para satisfacer de una necesidad básica.

Podemos basar nuestra alimentación diaria en una dieta saludable que beneficie a nuestro organismo, ya que los alimentos contienen todas las vitaminas, proteínas, minerales y elementos que nuestro cuerpo necesita para vivir. La alimentación saludable no solo debe ser saludable para nuestro cuerpo, sino también con el medio ambiente en el que vivimos.

Hacer Meriendas Saludables

 

Contaremos porqué tener una alimentación saludable es una gran inversión. Además de suplir las necesidades nutricionales y fisiológicas, son fundamentales para nuestro desarrollo. Tener hábitos saludables en la alimentación previene todo tipo de enfermedades, incluso algunas de ellas en ocasiones son crónicas y están relacionadas con una alimentación deficiente como obesidad, diabetes, colesterol, hipertensión arterial y problemas cardiovasculares. Una vida saludable es en gran medida la alimentación que se le dé al cuerpo.

Alimentos saludables

 

Hay alimentos que son más beneficiosos para nuestro cuerpo y para el equilibrio de la dieta. Es importante conocer que hay algunos que deben consumirse en mayor medida que otros, sobre todo evitar aquellos alimentos que contienen alta cantidad de calorías o grasas que no son beneficiosas para el funcionamiento de tu organismo.

Los cereales como el trigo, el arroz, el maíz, la cebada, la avena y el centeno ofrecen energía para el buen funcionamiento de los músculos y del cerebro. Otros alimentos como las frutas aportan vitaminas, antioxidantes y minerales al cuerpo, así como los productos lácteos sin grasa o bajos en grasa que son alimentos ricos en calcio y en proteínas.

Actualmente existe una gran variedad de alimentos y sobre ellos podemos elegir combinaciones que nos proporcionen salud a nuestra vida. Para una merienda saludable hay que evitar los azucares adicionales y grasas saturadas. Las cantidades en la ingesta de alimentos también hacen parte de un plan alimenticio saludable.

 

10 meriendas saludables

Hay muchas opciones saludables con las que nos podemos deleitar durante la merienda y que además pueden proporcionarle a nuestro cuerpo los mejores beneficios de llevar una dieta equilibrada y saludable.

 

  1. Frutas, yogur griego y semillas

Elegimos las frutas que más nos gusten y colocamos varias en un bol. Después agregamos por encima yogur griego natural y elegimos varios complementos para espolvorearle como semillas de chía, semillas de quínoa o semillas de girasol y darle un toque extra. Las frutas tienen entre un ochenta y un noventa por ciento de agua, contienen fibra alimentaria importante para el organismo, además de vitaminas, minerales y antioxidantes. Es una receta muy sencilla de preparar y una merienda que se adapta a varias actividades del día que requieran una alimentación saludable.

Meriendas Saludables Para Niños

 

  1. Hummus con crudités

El hummus es uno de los platos más sencillos y rápidos que podemos elaborar. Después de realizar la crema de garbanzos, se puede agregar un chorrito de aceite y limón para añadir mayor dosis de antioxidantes o espolvorearle un poco de perejil que facilita y mejora la digestión y posee gran cantidad de antioxidantes y vitamina C. También se puede incorporar a la mezcla un poco de queso crema si se quiere obtener un sabor más suave en el hummus. Cogemos varias verduras y hortalizas que tengamos en la nevera y se cortan en bastones, entre las opciones que podemos elegir son zanahorias, pepino, pimiento rojo o amarillo, apio y espárragos. Remojamos los bastoncitos en nuestra crema de Hummus y es una manera sencilla y saludable de alimentarse.

 

  1. Frutas, avena y chocolate

Las frutas son los alimentos favoritos a la hora de tomar una merienda saludable. Se puede trocear diferentes frutas a nuestro gusto como peras, manzanas, mangos y frambuesas o cualquier otra variedad de frutas frescas que aportan gran cantidad de nutrientes, vitaminas y minerales a nuestro cuerpo. En un recipiente se colocan los trozos de fruta recién cortadas y se espolvorea por encima con copos de avena y ralladura de chocolate para darle un sabor único. Es recomendable elegir un chocolate con una alta concentración de cacao, ya que estos son los más saludables al contener menos cantidad de sustancias grasas. Una opción es elegir un chocolate con más de setenta por ciento de cacao. Es una receta muy fácil y sencilla de preparar.

 

  1. Chips horneados mixtos con guacamole

Hacer chips sin freír es una opción fácil y sencilla para alimentarse. Elegimos algunos tubérculos como las patatas, nabos, remolacha, chirivías y las batatas conocidas también como boniatos o camotes. Simplemente tenemos que pelar todos los alimentos y cortarlos en láminas finas de 2mm, nos podemos ayudar de una mandolina o un rayador. Los introducimos en el horno a 200 °C durante veinte minutos para que se sequen y queden crujientes. Podemos aderezar con una pizca de sal y nuez moscada. Los tubérculos son fuente de proteína, calcio y potasio. Para acompañar podemos servir guacamole, su base es el aguacate, que es una fruta que además de ser deliciosa, ayuda a la digestión y es antibiótico natural. Hay que almacenar nuestras chips en seco.

Meriendas Saludables Recetas Para Niños

 

  1. Batido de plátano, manzana y avena

Una forma rápida de alimentarse saludablemente es a través de zumos y batidos de fruta e incluir algunos cereales y semillas. En la licuadora mezclamos medio plátano, una manzana sin semillas, dos cucharadas de avena y leche baja en grasa, y licuamos hasta que todo esté completamente integrado. Podemos decorar con semillas de chía o espolvorear canela por encima. Este batido contiene varios elementos beneficiosos para la salud, la avena y las frutas mejoran la digestión, ayuda al sistema nervioso y a la regeneración de tejidos. Además, mantiene el colesterol a raya y controla los niveles de azúcar en la sangre. La canela además agrega un toque delicioso y es una excelente fuente de hierro, calcio y vitaminas.

 

  1. Barras energéticas caseras

Además de ser una fuente de energía y nutrientes, es una receta muy divertida para preparar. En un recipiente trituramos un puñado de dátiles sin hueso, añadimos mantequilla de cacahuate, aceite de coco y quizás necesitemos agregar media cucharada de agua para dar humedad a la mezcla. Ahora agregamos los ingredientes secos como avena, avena integral, cacahuetes tostados, nueces y arroz inflado en copos. Estos alimentos reducen el riesgo de enfermedades cardiacas y reducen los niveles de colesterol, haciendo las barritas energéticas beneficiosas para el corazón. Integramos todos los ingredientes y con ayuda de una espátula, colócalos en un molde amplio previamente engrasado. Reservamos en la nevera durante dos horas y eso es todo, ya las podemos cortar en porciones y disfrutar.

 

Recetas Meriendas Saludables

 

  1. Sándwich de atún con aguacate, rúcula y pepino

Para hacer la crema de atún debemos poner en la batidora un poco de cebollín, surimi o palitos de cangrejo, atún y agregas mayonesa baja en grasa, condimentamos con sal y pimienta. Para hacer los sándwiches necesitamos dos trozos de pan integral o tipo baguette, untamos la crema de atún en uno de los pedazos de pan, añadimos un poco de rúcula lavada y trozos de pepino en rodajas. Finalmente añadimos las rodajas de aguacate encima y está listo para saborear. Los alimentos de esta receta sirven para el cuidado de la piel, mejoran la función cardiovascular y la memoria, además la rúcula es un excelente antioxidante. Esta receta es para una merienda que en pocos minutos puede estar lista y ser muy beneficiosa para tu salud.

 

  1. Polentitas de queso y espinaca

Una receta fácil y rápida de preparar es la polenta. Al estar elaborada a base de maíz, la polenta además de agregar carbohidratos, proteínas, minerales y fibra, es apto para celiacos ya que no poseen gluten. Es de muy fácil digestión. Para preparar la polenta debemos cocerla con agua y agregar el queso en trozos, las espinacas o si se desea, podemos agregar otras verduras y hortalizas como calabacín rallado, zanahoria rallada o champiñones. Agregamos huevo y revolvemos todos los ingredientes para obtener una mezcla homogénea. En una bandeja para muffins o magdalenas, cocinamos las polentitas de 15 a 20 minutos con el horno a 200 °C. Cuando salgan del horno, las dejamos enfriar y las reservamos para cuando busquemos merendar con una opción saludable.

 

  1. Banderillas de frutas

Una manera sencilla y práctica de consumir frutas es cortar variedad de frutas e insertarlas en un palillo que facilite transportarlas. Podemos elegir entre una enorme cantidad de frutas que existen actualmente, puedes incluir frutas exóticas y cambiar las elecciones en lugar de restringirlas. La ingesta diaria de frutas aporta una enorme cantidad de nutrientes, vitaminas A, B, C y D principalmente, así como minerales que son fundamentales para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Puedes elegir entre frutas como uvas, ananá o piña, manzanas, peras, melocotones o melón. Las frutas además ayudan a prevenir enfermedades neurodegenerativas, problemas de sobrepeso y trastornos digestivos.

 

Comer Meriendas Saludables

 

  1. Zumos congelados

Además de ser refrescantes y perfectos para el verano, los zumos congelados son fáciles de hacer y almacenar. Al realizarlos en casa podemos disminuir la cantidad de sacarosa añadida, y si es posible evitarla, ya que la fructosa de las frutas es gran aporte natural de azúcar saludable para nuestro cuerpo. Algunas frutas perfectas para hacer zumos congelados son las fresas o frutillas, zarzamoras, naranjas, pomelos, mandarinas, sandias y maracuyá o fruta de la pasión. Introducimos el zumo en bolsitas y lo metemos en el congelador durante varias horas para que se endurezca y así poderlos transportar. Es preferible consumirlos una vez han sido sacados del congelador y evitar que pierda la textura. Esta barra congelada puede ser de sabores combinados, todo depende de las frutas que deseemos utilizar.