El desayuno de Laura

A las ocho de la mañana la mamá de Laura ya se ha tomado su café con tostadas. Es hora de despertar a su hija o se hará tarde. Casi a oscuras, se acerca a la pequeña cama de madera y busca su carita bajo el edredón para darle un beso de buenos días.
 
Laura se despereza, se pone sus zapatillas rojas y se sienta en la soleada cocina. Hoy tiene mucha hambre pero por suerte, su madre le ha preparado su desayuno favorito: zumo de naranja, tres nueces y un tazón de leche con cereales. La niña sabe que esta es la comida más importante del día y que necesita alimentarse bien para poder pensar con claridad. Además, hoy hay clase de gimnasia y tiene que practicar la voltereta lateral para la actuación de fin de curso.
 
Cuando termina, se viste, se lava la cara y los dientes, y se cepilla el cabello. Dentro de su mochila mete un cuaderno y siete lápices de colores.
Su madre aparece sonriendo y le da un paquetito con un par de galletas ¡Está creciendo y necesitará reponer fuerzas a media mañana!
 
Laura, como todos los días, acude al colegio feliz y con ganas de aprender muchas cosas.

¡PON A PRUEBA TU COMPRENSIÓN LECTORA CON ESTE JUEGO!