La importancia de la educación

Si realmente tuviéramos conciencia de la importancia de la educación de nuestros hijos, nos dejaríamos la piel por conseguir la mejor para ellos. Pero la educación, que no es lo mismo que la escuela, no está entre las principales preocupaciones de los españoles: lo podéis comprobar en las encuestas del CIS sobre las preocupaciones de los españoles.

Algunas claves de la importancia de la educación

la importancia de la educación

Un artículo de un blog es un espacio muy reducido para argumentar la importancia de la educación, pero sí puede emplearse para dar algunas claves para refrescar la memoria. Las que os propongo son las siguientes:

  • La educación no es obtener títulos académicos
  • La educación es sacar lo mejor de cada uno
  • Es mejorar nuestras relaciones
  • Es enseñar a pensar
  • La educación nos hace más libres

La educación no es obtener títulos académicos

La educación no suele tener mucho que ver con sacar buenas calificaciones. Las calificaciones escolares suelen valorar la reproducción literal de respuestas únicas y previamente establecidas… en casi todas las etapas del sistema educativo: desde Educación Infantil a la enseñanza universitaria. Tampoco tiene que ver con la obtención de títulos académicos, postgrados o doctorados. Desgraciadamente la educación se aleja en muchas ocasiones de los estudios. Seguro que conocemos personas con educación… que no tienen títulos académicos relevantes.

Sacar lo mejor de cada uno

Puede sonar utópico e idealista, pero la realidad es que la educación, por un lado, es sacar lo mejor de cada persona, pero por otro, también es responsabilidad individual de ser capaz de desarrollar uno mismo todas sus posibilidades.

Educar es mejorar uno mismo, ser mejor persona, en todos sus ámbitos, más feliz, más equilibrado. Me gusta la pedagogía porque, al contrario de otras disciplinas, no trabajamos con trastornos, ni con pacientes, no hacemos terapia… los que nos dedicamos a la pedagogía educamos, nosotros simplemente ayudamos a mejorar, algo que siempre es posible y con todo el mundo sin excepción.

Relacionarnos mejor

La importancia de la educación también radica en que implica aprender a relacionarnos mejor, a hacernos más humanos, más sensibles a los demás, a tenerlos en cuenta, a ser más empáticos. Una persona educada es aquella que trata con delicadeza a los demás, alguien con el que te sientes cómodo.

Si lo pensamos bien, los grandes conflictos internacionales que estamos viviendo en estos momentos, los acontecimientos más locales de violencia o todas las incidencias que tenemos con los demás en el día a día… en el fondo son problemas de educación.

Enseñar a pensar

Pero la importancia de la educación también está en que enseña a pensar. Aprender a pensar implica sacar conclusiones personales, formarse el propio criterio, tener capacidad de crítica, no dejarnos llevar por lo que “los demás” quieren que pensemos, por lo “políticamente correcto”, por lo que hace todo el mundo… La educación supone abrir nuevas alternativas y nuevas perspectivas, nuevos caminos, nuevas posibilidades, buscar soluciones diferentes…

Para educar, para pensar, necesitamos saber, disponer de conocimientos, pero también de algunas herramientas tan rudimentarias como saber leer, escribir, razonar.

Más libres

Finalmente la importancia de la educación está en que nos hace más libres, sí más libres ¡qué peligro! Menos dependientes, más dueños de nuestro destino…

¿Somos realmente conscientes de la importancia de la educación?

¿Cuáles son nuestras prioridades como educadores, como padres y madres? ¿Realmente somos conscientes de la importancia de la educación?

Si conociéramos la importancia de la educación, nos tomaríamos este nuevo curso de una manera diferente.

©Reservados todos los derechos
Safe Creative #1511175798801

Jesús Jarque García es pedagogo y Máster en psicología y Gestión familiar. Miembro de la Sociedad Española de Pedagogía. Máster en coaching pedagógico y educacional. Orientador en Educación Infantil y Primaria.

Facebook Twitter Google+