La piel del cocodrilo interactivo

Cargando... Cargando...
Ilustración - 1
Ilustración - 2
Ilustración - 3
Ilustración - 4
Ilustración - 5
Ilustración - 6
Ilustración - 7
Ilustración - 8
Ilustración - 9
Ilustración - 10
Ilustración - 11
Ilustración - 12

Hace muchos, muchísimos años, al principio de los tiempos, los cocodrilos no tenían la piel que tienen ahora, sino que era suave y de color oro. Estos animales, para soportar el intenso sol de África, pasaban el día retozando en el barro del fondo delos lagos y ríos. Sin embargo, durante las noches había una temperatura mucho más agradable y, el cocodrilo protagonista de esta historia, aprovechaba para salir a la superficie o estar en tierra firme. El resto de animales se acercaban para contemplar su hermosa piel. ¡Y el cocodrilo se sentía muy orgulloso! ¡Le encantaba que lo admirasen! La pena es que, durante la noche, lo podían ver menos animales…