El lobo y las siete cabritillas interactivo

Cargando... Cargando...
Ilustración - 1
Ilustración - 2
Ilustración - 3
Ilustración - 4
Ilustración - 5
Ilustración - 6
Ilustración - 7
Ilustración - 8
Ilustración - 9
Ilustración - 10
Ilustración - 11
Ilustración - 12
Ilustración - 13
Ilustración - 14
Ilustración - 15
Ilustración - 16

La mamá cabra tenía siete cabritillas preciosas, blancas, de ojos grandes y, sobre todo, muy juguetonas. Brincaban de aquí para allá todo el día, divirtiéndose todas juntas en el prado. Un día de otoño, mamá cabra tuvo que salir un rato de casa para ir a buscar comida. Pero, antes de irse, advirtió concienzudamente a sus pequeñas: mientras estaba fuera, no debían abrir ni dejar pasar a nadie, ya que podía ser que el lobo feroz estuviese merodeando por los alrededores. Las cabritillas se despiden de su madre, asegurándole que le harán caso. Pero, tras un rato, alguien golpea la puerta…