El gato con botas interactivo

Cargando... Cargando...
Ilustración - 1
Ilustración - 2
Ilustración - 3
Ilustración - 4
Ilustración - 5
Ilustración - 6
Ilustración - 7
Ilustración - 8
Ilustración - 9
Ilustración - 10
Ilustración - 11
Ilustración - 12
Ilustración - 13
Ilustración - 14
Ilustración - 15
Ilustración - 16
Ilustración - 17
Ilustración - 18
Ilustración - 19
Ilustración - 20
Ilustración - 21
Ilustración - 22
Ilustración - 23
Ilustración - 24

Un viejo y humilde molinero tiene tres hijos. Tan pobre es que, cuando muere, no tiene apenas bienes para legar a sus retoños. Así, reparte todo lo que tiene entre ellos: al mayor le deja su viejo molino, al mediano le lega su asno y, al pequeño, un gato. El menor de los hijos, al recibir tal herencia, lamenta su suerte, ya que un molino y un asno ayudan en el campo, al contrario que un simple gato. Sin embargo, lo que no sabe es que el gato no es tan corriente como parece y que está dispuesto a ayudarle a convertirse en un gran y rico señor.