El avaro y el oro interactivo

Cargando... Cargando...
Ilustración - 1
Ilustración - 2
Ilustración - 3
Ilustración - 4
Ilustración - 5
Ilustración - 6
Ilustración - 7
Ilustración - 8
Ilustración - 9
Ilustración - 10
Ilustración - 11
Ilustración - 12

La mayor ilusión de un hombre es ser rico de verdad y, de esta forma, sentirse realmente importante. Un día decide vender todas sus pertenencias. Se monta en su burro, llevando un saco con todo lo que tiene dentro y va a la ciudad. Allí, lo cambia absolutamente todo por un lingote de oro ¡incuso su fiel burro! Satisfecho por su adquisición, que según él merece la pena a pesar de haberle costado todas sus cosas, parte hacia su casa. Los problemas empiezan cuando piensa qué debe hacer con su nuevo tesoro. ¡Debe guardarlo bien para que nadie se lo robe! Así, busca un buen sitio para el lingote y lo vigila muy de cerca.