Juegos y actividades para niños en casa

 

 

La mayoría de los niños disfrutan pasando largas horas pegados a la televisión o jugando online, pero no debemos olvidar que hay vida más allá de las pantallas, las consolas e internet.  Y es que aunque han nacido rodeados de tecnología y los dispositivos forman parte de su día a día, no podemos convertir esta casualidad del destino en excusa para que su realidad se reduzca al mundo virtual.

Durante la infancia hay cosas que jamás se pierden: la imaginación, las ganas de descubrir cosas nuevas, el entusiasmo por aprender… Si nosotros, padres y profesores, les damos opciones de diversión alternativas, lo más probable es que las acepten con curiosidad y agrado.

Desde Mundo Primaria os animamos a intentarlo porque hay muchas actividades sencillas pero muy chulas que se pueden hacer en casa sin un mando entre las manos.

¡A ver qué te parecen estas  propuestas para jugar en solitario y con la familia!

 

Actividades para que los niños jueguen en solitario

 

Colorear mandalas

Un mandala es un dibujo que, partiendo del centro, se va desarrollando de forma regular y simétrica.

Colorear mandalas es una actividad fantástica para todas las edades porque relaja,  entretiene y nos mantiene concentrados durante un buen rato.

Tienes varias opciones:

  • Comprar un cuaderno de mandalas.
  • Imprimir gratuitamente diferentes y preciosos modelos aquí: Mandalas para colorear
  • Crear vuestro propio diseño con un rotulador y después rellenarlo de color.

 

Colorear mandala

 

Hacer figuras de origami/papiroflexia

Esta antigua técnica que consiste en realizar figuritas de papel a base de doblarlo, también es magnífica para desarrollar la capacidad de concentración, la atención y la coordinación óculo manual. Además, resulta muy económica porque solo hace falta una hoja de papel.

En este enlace encontrarás varias figuras sencillas explicadas paso a paso:  Papiroflexia y Origami fácil para niños

 
Papiroflexia y Origami
 

Crear un collage

Se trata de una libre composición de imágenes sobre una cartulina, hoja de papel o plancha de cartón.

Los niños  deben tener a mano tijeras adecuadas a su edad, pegamento escolar y material para ensamblar: revistas y periódicos viejos, retales, folletos publicitarios, botones…  A partir de ahí, tendrán que ir recortando y pegando fragmentos a su gusto hasta crear sus propias obras de arte.

Esta actividad fomenta, entre otras cosas,  la motricidad fina, la imaginación y la concentración.

 
Collage
 

Ordenar sus libros

Esta propuesta puede parecer poco atractiva, pero si se plantea bien es muy grata para los peques. Consiste en animarles a recolocar todos los libros infantiles que tengan en casa o en su cuarto.

Te sugerimos que dispongas todos en el suelo y que ellos mismos decidan de qué manera   quieren organizar su biblioteca particular: por temas, por leídos/no leídos, por tamaño…  Si además les das un trapito para que los vayan limpiando a medida que los colocan, tomarán conciencia de estar colaborando en las tareas del hogar y manteniendo sus cosas más preciadas en perfecto estado.

Aparte de permanecer un buen rato concentrados, tomando decisiones, ordenando y quitando el polvo a sus libros, será una oportunidad perfecta para redescubrir muchos que tenían escondidos u olvidados. ¡Seguro que no podrán resistirse a echarles un vistazo y releer alguna que otra hoja!

 
Ordenar libros
 

Montar un campamento

¿Quién de nosotros no lo ha hecho cuando era pequeño? Una de las cosas más atractivas para los chavales es montar su propio campamento en casa.

Se necesita un pequeño espacio y material diverso como sábanas, toallas, una mesa, unas sillas, una comba, un perchero de pie…  Con todo ello construirán una tienda de campaña o un viejo carromato. ¿No te parece que dos sillas y unas cuerdas pueden convertirse durante un rato en dos magníficos y veloces caballos?

 
montar campamento en casa
 

Actividades para que los niños jueguen en familia

Juego de pistas

Los padres tendréis que elaborar una serie de pistas enlazadas que les conducirán a un regalito final.

Solo hay de escribir en trozos de papel varias pistas que puedan entender y esconderlas por la casa. La primera se las daréis en mano y a partir de ahí, de forma ordenada, tendrán que pensar, atar cabos e ir descubriendo una tras otra hasta llegar al objetivo: un bol de palomitas, una chocolatina…

¡Os aseguramos que con este juego  de detectives disfrutan muchísimo!

 
Juego de pistas
 

Preparar una obra de teatro

Anima a tus hijos a que escriban una pequeña obra de teatro y decidan quién va a hacer cada personaje.

Los adultos podéis aportar ideas y sugerir cómo hacer el vestuario. Basta con lo que tengáis por casa para crear algún disfraz y unas sábanas o dibujos para montar un decorado sencillo.

Por último, los niños tendrán que dirigir el ensayo y conseguir que el estreno sea un éxito. Será genial si lo grabáis en vídeo para ver después vuestras fabulosas dotes artísticas  y conservar las imágenes toda la vida.

Esta actividad es muy completa pues, entre otras cosas, los niños deben esforzarse en inventar el guion de una historia, imaginar cómo van a expresar la idea, y ser capaces de organizar y dirigir a otras personas.

 
Juego teatro
 

Dibujo colectivo

Este juego también está muy bien para disfrutar un rato en familia. Consiste en realizar un dibujo entre todos, pero ¿cómo? Muy fácil:

Un miembro de la familia pinta una línea en una hoja. A continuación, los demás van  añadiendo, lógicamente por turnos, líneas y curvas hasta componer un dibujo figurativo o abstracto. Una vez terminado, ¡todos a colorearlo!

 
niño dibujando con sus padres
 

Cuento entre todos

Os lo pasaréis genial mientras demostráis vuestra desbordante imaginación y os convertís en escritores por un día.

Sentados alrededor de una mesa tenéis que escribir un cuento colectivo. Para ello, uno comienza la historia con una frase;  los demás, de uno en uno, van completando el cuento añadiendo otra frase que enlace con la anterior.

Cuando todos hayan dicho la suya se inicia otra ronda, y así sucesivamente hasta que todos consideréis que el cuento ha llegado a su fin. El relato ha de tener sentido, pero no sabréis hasta el último momento cuál será el resultado.

 
Niños creando un cuento
 

Cambio de roles

¿Cómo crees que te ven tus  hijos? Y tú, ¿serías capaz de imitarlos y actuar como ellos?

Este divertido juego consiste en establecer un tiempo (un ratito, una tarde…) para cambiar los roles familiares: un niño se convertirá en su hermano o en su mamá, tú en tu uno de tus hijos… En una palabra, se trata de que cada uno se comporte como otro miembro de la familia.

Los niños desarrollarán el juego simbólico y os partiréis de risa.

Cambio de roles