¿Qué tesoro escondía el Partenón en la Antigüedad?

 

El Partenón

El Partenón es uno de los más bellos edificios que ha construido el hombre y el más importante ejemplo de la arquitectura de la Antigua Grecia. Aunque actualmente se encuentra en ruinas, todavía conserva una belleza que nos hace pensar en cómo sería en su época de esplendor.

La Acrópolis de Atenas

¿Qué era en realidad el Partenón? ¿Por qué se construyó? ¿Qué le sucedió para llegar en ese estado hasta nuestros días? Te animo a que sigas leyendo para conocer un poco de su historia.

 

 

Viaje en el tiempo a Atenas

Para situarnos en la época en que se levantó el Partenón, hay que retroceder a la antigua ciudad de Atenas, nada más y nada menos que al siglo V antes del nacimiento de Jesucristo.

Desde comienzos de este siglo, las ciudades griegas habían estado luchando unidas casi sin descanso contra el Imperio Persa. Es lo que se conoce como Guerras Médicas. De todas estas ciudades, Atenas era la más poderosa. Tras muchos años de lucha, las ciudades griegas consiguieron vencer a su enemigo y al fin llegó la paz en el año 449 a.C.

Pericles

Unos años después, en el año 443 a.C. el político y militar Pericles, que con su inteligencia y astucia había contribuido a la victoria,  fue elegido como jefe del gobierno de Atenas.

Bajo su mandato, Atenas consolidó su democracia y la ciudad alcanzó su máximo esplendor. Durante la época que estuvo al mando, apoyó el arte, el teatro, la filosofía y todo lo que tenía que ver con la cultura, que gracias a él vivió su mejor momento.

Atenas había quedado destruida tras las guerras y se propuso reconstruirla y embellecerla al máximo, mejorando también en lo posible las vidas de sus ciudadanos, quienes al fin vivieron unos años de paz y prosperidad.

 

Se construye el Partenón

Uno de los grandes logros de Pericles, fue comenzar las obras de reconstrucción de la Acrópolis. La Acrópolis de Atenas es el lugar más alto de la ciudad ya que está sobre una meseta; en ella se levantaban los principales templos dedicados a sus dioses.

Sobre las ruinas de un antiguo templo que había sido incendiado por los persas durante la guerra,  Pericles decidió construir el más importante templo de la Grecia clásica: El Partenón, construido en honor a Atenea Partenos, diosa protectora de la ciudad, como agradecimiento por la victoria. Las obras comenzaron en el año 447 a.C. y finalizaron quince años después.

Los arquitectos fueron Ictino y Calícrates bajo la supervisión del también arquitecto y escultor Fidias.

Pintura de cómo podía ser la Acrópolis ateniense en su época de esplendor

 

Curiosidades del Partenón

El Partenón se realizó en mármol blanco aunque había varias partes pintadas en colores vivos y brillantes. Si te fijas, se trata de un templo rectangular rodeado de columnas. También había muchas zonas decoradas con esculturas en relieve en las que se representaban temas como las luchas de gigantes o centauros y escenas mitológicas en las que los dioses eran los protagonistas.

Ahora, imagina que estás a los pies de un rascacielos. Normalmente, cuando nos situamos cerca de un edificio de gran tamaño y miramos hacia arriba nos da la sensación de que está un poco deformado o incluso parece que se va a caer  ¿verdad? Esto es una ilusión óptica.

Partenón virtual que permite hacernos una idea de cómo era originalmente

Uno de los grandes logros de estos arquitectos griegos, fue que gracias a algunos trucos matemáticos y geométricos que aplicaron a la construcción, consiguieron que el Partenón fuera proporcionado para el ojo humano. Es decir, lo “deformaron” a propósito ¿Cómo?… Pues por ejemplo abombando las columnas en el centro o arqueando la base del templo para corregir los efectos ópticos y que al verlo pareciera que las líneas eran perfectamente horizontales y verticales. El resultado fue un templo elegante y armónico.

 

¿Qué tesoro escondía el Partenón?

El Partenón se concibió para albergar en su interior la enorme estatua de Atenea, esculpida al igual que las esculturas y relieves del templo, por el propio Fidias, quien está considerado como el mejor artista de la época clásica. Estaba hecha de bronce, oro y marfil . Medía 12 metros, así que por este motivo la sala central del Partenón se hizo más grande de lo que era habitual en los templos de la época. La imponente figura estaba de pie sobre un pedestal y tenía un pequeño estanque a sus pies ¡Todo el que entraba se quedaba sobrecogido al verla!

Réplica actual de cómo era la gran estatua de Atenea Partenos

Además de esta valiosa figura, el Partenón custodiaba grandes riquezas ya que en él se guardaban las ricas ofrendas que recibía la diosa (piedras preciosas…), las riquezas que generaban las minas de plata y el tesoro de la ciudad de Atenas.

 

¿Qué le sucedió al Partenón y a la estatua de Atenea?

Metopa del Partenón

El Partenón resistió bastante bien el paso del tiempo durante 2000 años, pero en el siglo XVII, Venecia atacó Atenas y una bomba cayó sobre el templo causándole graves daños. A partir de ahí, siguió deteriorándose.

En el siglo XIX el Partenón y otros templos de la Acrópolis fueron saqueados por el conde de Elgin, quien sin ningún tipo de vergüenza, arrancó la mayoría de las esculturas y se las llevó a Inglaterra. Desde entonces, se exponen en el Museo Británico.

Restos de esculturas que decoraban el Partenón en el Museo Británico de Londres

En cuanto a la gran estatua de Atenea, se perdió en el siglo V en circunstancias que se desconocen. Sabemos cómo era gracias a pequeñas réplicas que se hicieron de ella en la Antigüedad y a la descripción que escribió el historiador Pausanias cuando la vio en el siglo II durante su viaje a Atenas.

 

¿Dispones de un par de minutos más? Echa un vistazo a este pequeño vídeo para hacerte una idea de cómo era el Partenón cuando se construyó.

¿Te apetece conocer los secretos y curiosidades de otras grandes Obras de Arte en El Arte en tu mochila?  Pincha aquí

No, prefiero convertirme en un auténtico experto en El Partenón. Pincha aquí

Si quieres estar al día de las publicaciones de la sección El Arte en tu mochila y acceder a contenidos exclusivos sólo para Facebook. Hazte seguidor aquí

 

©Reservados todos los derechos

Aprende y diviértete en este espacio dedicado a las Obras de Arte más increíbles de todos los tiempos en El Arte en tu mochila de Mundo Primaria.
Cristina Rodríguez Lomba, licenciada en Geografía e Historia. Especialidad Arte Moderno y Contemporáneo (Universidad de Santiago de Compostela). Curso Postgrado de Museografía y Técnicas Expositivas (Fundación Antonio Camuñas-Madrid)