Trucos para aprender las tablas de multiplicar

¿Realmente hay trucos para aprender las tablas de multiplicar más rápido?

La multiplicación, a lo largo de la historia, ha servido a las diferentes civilizaciones en la problemática de expresar cantidades muy grandes. También para los maestros es siempre un desafío el descubrir cómo enseñar las tablas de multiplicar de la mejor manera. Saber multiplicar es una de las claves básicas en el proceso de adquisición de conocimiento matemático.  Aprender las tablas de multiplicar y utilizarlas con soltura será necesario para manejar y entender otras operaciones más complejas como ecuaciones, raíces cuadradas, cálculo áreas geométricas, etc.

Descargar Infografía Más Infografías

Estas infografías también te gustarán:

  • Cómo calcular el área de los polígonos: Infografía
  • Infografía números romanos
  • Esquema visual de los ángulos: matemáticas para niños de primaria

Sin embargo, al principio, pueden encontrarse dificultades en la memorización de las diferentes tablas de multiplicar. Por esta razón, existen algunos trucos para aprender las tablas de multiplicar que nos facilitan esta tarea. Los trucos para aprender las tablas de multiplicar reflejados en esta infografía están dedicados a las tablas de multiplicar de los números 4, 5, 6 y 9. Esta infografía resulta una herramienta adecuada y útil para el niño ya que explica de una manera sencilla y muy visual los diferentes trucos para aprender las tablas de multiplicar. De esta forma, el niño aprenderá a manejar estas tablas de multiplicar con mayor soltura, lo que fomenta su capacidad de síntesis y aprendizaje de estos contenidos. Además, cuanto antes maneje esta competencia matemática, antes podrá avanzar en su adquisición de conocimientos más complejos y abstractos.

Estos trucos para aprender las tablas de multiplicar constituyen una manera más dinámica de aprender.

Esto se debe a que se sustituye la manera habitual de aprendizaje basada en la memorización repetida de las tablas una a una por una forma de aprendizaje mucho más dinámica que refuerza la autonomía del niño. De esta forma, aprender las tablas de multiplicar no supone un ejercicio tan complejo y automatizado, sino que puede ser una manera curiosa y divertida de aprender. Así, el proceso de aprendizaje deja de ser aburrido y se fomenta el interés del niño en el conocimiento matemático.