Ser un buen profesor: consejos para lograrlo

 

Un alumno nota las cualidades de su profesor. En base a su forma de enseñar y transmitir, la clase será más o menos amena. Ser un buen profesor se logra consiguiendo experiencia y aprendiendo algunos trucos que explicamos a continuación.

niños clase

 

Guía para ser un buen profesor

1.      Respeta el programa académico pero no lo sigas al pie de la letra. Para ser un buen profesor es importante darle importancia a un programa que está pensado para enseñar a los alumnos todo lo que deben aprender en ese curso y en esa asignatura específica. Además, un maestro debe aconsejar la lectura de libros que le han cambiado la vida, entregar fotocopias que complementen la materia del curso y ser original en los deberes que asigne.

2.      No tengas miedo a equivocarte porque de los errores se aprende. Un buen profesor podría premiar a los alumnos que se dan cuenta de que ha cometido un error, y motivar a sus alumnos a fotocopiar páginas de libros donde hay errores. Los estudiantes pueden colocar estas fotocopias en un tablón especial para aprender de estos errores.

3.      Conoce a cada alumno. Un buen maestro no piensa en su clase como un grupo homogéneo de alumnos, sino como un grupo de estudiantes con diferentes dificultades, motivaciones y habilidades.

 

 

4.      Acepta consejos. Preguntar a los alumnos qué quieren aprender en clase y con qué tipo de actividades les gustaría aprender es una manera perfecta para ser un buen profesor y conseguir que los alumnos disfruten mientras aprenden.

5.      Tu dedicación por cada alumno te debería ayudar a valorar el esfuerzo y reconocer las destrezas de cada uno, así como también motivar a los estudiantes para que aprendan lo máximo posible.

6.      Siéntate poco. Para ser un buen profesor es importante transmitir valores y conocimientos. Esto se consigue estando de pie, moviéndote de un rincón a otro y dirigiéndote a cada uno de los alumnos.

 

Irene Solaz Velázquez

Deja un comentario