Las 7 claves del éxito del sistema educativo en Finlandia

Las 7 claves del éxito del sistema educativo en Finlandia

¿Sabes el porqué del éxito del sistema educativo en Finlandia?

Finlandia es uno de los países con un mejor sistema educativo. Así lo revela su evolución en el informe PISA. Si bien ha descendido algunos puestos durante los últimos años, su fórmula educativa sigue considerándose una de las de más éxito a nivel mundial.

Tras su viaje al país, Tony Wagner, experto en innovación educativa, realizó el documental “The Finland Phenomenon”  en el que esclarece algunas de las claves del éxito del sistema educativo en Finlandia:

claves del éxito del sistema educativo en finlandia

1. Cultura educativa.

En Finlandia, la cuestión educativa es de suma importancia. Los finlandeses tienen interiorizado que invertir en educación es invertir en el futuro de su país. De esta forma, todos los actores sociales se involucran en el desarrollo de su sistema educativo: familia, profesores, empresarios, instituciones, etc.

2. Educación gratuita.

El sistema educativo en Finlandia es gratuito hasta la universidad, incluyendo matrícula, material escolar, etc. De esta forma, la educación está al servicio de todos y la igualdad prima entre los estudiantes.

 3. Autonomía de las instituciones educativas.

El director del colegio tiene la libertad de elegir qué profesores y demás empleados formarán su equipo de trabajo y también puede tomar decisiones en la estructuración del plan de estudios ofertado.

4. Eficiencia ejemplar.

Los niños finlandeses empiezan su educación obligatoria a los 7 años. Sin embargo, su porcentaje de fracaso escolar es mínimo (un 5% en 2014). Otro ejemplo lo encontramos en cuanto al aprendizaje del inglés que empieza a los 9 años. A los 18 años, los alumnos ya han conseguido un excelente nivel en este idioma.

5. La escuela finlandesa por dentro.

En el sistema educativo de Finlandia, los alumnos tienen pocos deberes en casa, están menos horas en el colegio y no suelen tener exámenes. Las clases son de 20 alumnos y mantienen el mismo profesor. Esto fomenta una relación profesor-alumno más cercana.

Por otro lado, los profesores se esfuerzan en fomentar el trabajo en equipo, la creatividad, la actitud reflexiva y la motivación de sus alumnos haciéndoles participar activamente la mayor parte del tiempo.

6. Profesorado.

Ser profesor es considerado una profesión de prestigio en Finlandia. La confianza depositada en ellos es total y tienen libertad para organizar los contenidos que enseñan. Esto se debe, sin duda, al arduo camino que hay que recorrer para convertirse en docente.  No sólo se necesita un impecable desempeño académico, sino también demostrar vocación por la enseñanza. De todos los candidatos presentados, sólo el 10% es admitido. Además, es obligatorio cursar un máster tras la licenciatura.

7. Cada alumno es importante.

Se observa al alumno y su evolución con el fin de identificar posibles problemas de aprendizaje y competencias vocacionales  y así poder orientar y adaptar el ritmo de aprendizaje a sus características.

Sin duda, Finlandia es un país que valora su sistema educativo y Tony Wagner concluye que su éxito se debe, en gran medida, a su cultura. Tras estas consideraciones cabe preguntarse si se podría aplicar el modelo finlandés a España.