Trucos para organizar los deberes con los niños

No nos puede extrañar que, en cuanto los niños llegan a casa, lo primero que quieran hacer es ver la televisión o jugar. Al fin y al cabo, los adultos tampoco desean estudiar ni seguir trabajando cuando han salido de la oficina. Pero es imprescindible terminar los deberes a tiempo para que los niños puedan disfrutar del tiempo libre y dormir suficientes horas. ¿Cómo debería ser su horario?

Organizar los deberes con los niños

Pautas a seguir para organizar los deberes con los niños:

  • Un horario fijo

Los estudiantes deben comprender que durante un momento específico de su día podrán jugar con sus amigos o hermanos, utilizar el ordenador o pasar tiempo en familia, y que durante otro momento concreto podrán terminar los deberes y estudiar para los exámenes. Es un horario fijo que deberán respetar, pues no podrán jugar antes de estudiar.

  • ¡Los descansos cortos están permitidos!

Padres e hijos saben que, después de un tiempo determinado, es inevitable perder nuestra capacidad para prestar atención. Para recuperar la concentración podrán disfrutar de breves descansos, pero la palabra clave es ‘breve’. Los niños pueden merendar al llegar a casa y antes de comenzar los deberes.

  • Un límite

Es importante marcar un límite a la hora de organizar los deberes con los niños para que no pasen demasiado tiempo estudiando. En primaria es más que suficiente disponer de 90 minutos para los deberes, según indica Familia y Cole. Este límite no debe ser muy estricto, pues los niños podrán dedicar cinco minutos adicionales si realmente los necesitan para terminar los deberes, pero no mucho más tiempo.

No existe un horario que funcione para todos los niños, ni una hora en la que todos los estudiantes deberían terminar sus deberes. Lo que sí puede ayudar a la hora de decidir cuál es el horario perfecto para cada estudiante es tener en cuenta que deberá terminar antes de que esté demasiado cansado.

Irene Solaz Velázquez