Cómo elegir las actividades extraescolares

Inglés, francés, natación, fútbol, ajedrez, violín… los niños pueden disfrutar de todo tipo de actividades extraescolares. El primer paso para que un estudiante elija sus actividades es conocer cuáles existen, y también será imprescindible averiguar cuáles prefiere y qué actividades le ayudarán a alcanzar el futuro con el que sueña.

Actividades extraescolares para niños

Actividades extraescolares para todos los gustos

1. Actividades de grupo

Jugar al baloncesto, al fútbol, al voleibol, apuntarse a natación, a ballet o aprender judo, tenis, patinaje, teatro ajedrez ayudará a los niños a relacionarse con los demás. Si buscas actividades extraescolares que el niño podrá disfrutar junto con otros compañeros, una de las mejores opciones es el deporte. Existen muchas opciones, y lo importante es que el estudiante elija el deporte con el que se sienta más cómodo. ¡Estas actividades no deberían ser una obligación!

2. Un instrumento musical

Tocar un instrumento musical mejora el desarrollo motriz y enseña a los niños a tener paciencia y a ser creativos. Cuánto más pequeño sea el niño, con más facilidad podrá aprender a tocar el instrumento que ha elegido. No es fácil aprender esta actividad, pero su dificultad enseñará al estudiante a esforzarse mucho y a valorar su progreso.

3. Idiomas

Hablar otro idioma preparará al estudiante para futuras entrevistas de trabajo y para comunicarse con personas de todo tipo de países y culturas.

Pintar, escribir, cantar… las actividades extraescolares ayudan a los alumnos a descubrir sus talentos y a averiguar cuáles son sus intereses. Conocerá a otros niños y desconectará del estudio para disfrutar de una actividad que le gusta.

Los padres deben recordar que practicar un deporte o aprender un idioma nuevo no deben ser obligaciones. Existe una gran variedad de actividades extraescolares, y es importante que el estudiante elija el que más le guste. Si el alumno no vuelve a casa directamente después del colegio, es importante que durante esta actividad haya desconectado de las obligaciones académicas y aprenda algo nuevo mientras disfruta de estos momentos.

Irene Solaz Velázquez