Los celos del hermano mayor

La noticia de un nuevo hermanito es una alegría para la familia pero, como muchas otras noticias, causa muchos cambios y puede provocar los celos del hermano mayor. Un bebé recién nacido necesitará toda la atención de sus padres y es muy importante que el hermano mayor pueda asimilar esta información, y que los padres puedan evitar en la medida de lo posible los celos. ¿Cómo pueden lograrlo?

Un recién nacido causa muchos cambios y puede provocar los celos del hermano mayor. Es importante comprender la situación y seguir pautas para evitarlo.

Cómo evitar los celos del hermano mayor:

1. Comprenderlo

El hermano mayor necesitará saber que sus emociones son completamente normales, y que muchos hermanos responden de la misma manera cuando su familia da la bienvenida a un bebé. Los padres deben escucharle y tener en cuenta sus preocupaciones.

2. Hacerle ver que el amor que sus padres tienen por él no cambiará

El hecho de tener un bebé en casa no significa que los padres le vayan a querer menos. Los celos del hermano mayor surgen cuando el niño teme perder el cariño de sus padres, y es muy importante que comprenda que esto nunca sucederá.

3. Mostrar cariño

Pequeños detalles como una nota cariñosa en la fiambrera del almuerzo que lleva todos los días al colegio, o preparar crepes con chocolate durante el fin de semana, le ayudarán a asimilar la llegada del bebé.

4. Involucrarlo en el cuidado del hermano menor

Necesitará tiempo para llegar a conocerle, y uno de los consejos más prácticos que los padres podrán poner en práctica es motivarle a participar en el cuidado de su hermanito.

5. Regalarle un pequeño detalle

Muchas familias tienen preparada una pequeña sorpresa para dar al hermano mayor en el hospital, cuando haya nacido su hermanito. Un juguete o un peluche le ilusionarán mucho, y le podemos decir que el bebé ha querido hacerle este regalo.

6. Prestarle mucha atención

Los familiares y amigos que visiten a la familia para conocer al recién nacido también deberán ayudar a reducir los celos del hermano mayor, hablando con él y asombrándose, por ejemplo, de cuánto ha crecido…

Recuerda que puedes descubrir nuevos contenidos educativos y estar al día de nuestras publicaciones a través de nuestra página de Facebook.

Irene Solaz Velázquez