¿Cómo hacer cuencos de chocolate?

Una manera original y divertida de presentar los postres es hacerlo sobre cuencos de chocolate. Es un truco muy fácil de hacer y a vuestros hijos les encantará ¡porque podrán comerse hasta el recipiente!

Si queréis saber cómo hacer cuencos de chocolate y las distintas variaciones con las que podéis dar a vuestros postres un toque especial, preparad vuestros gorros de cocinero y poneos a cocinar con la ayuda de los más pequeños.

¡Manos a la obra!

 

Pasos a seguir para hacer cuencos de chocolate

Hay distintas formas de preparar esta receta, según el tamaño que queramos para nuestros cuencos de chocolate, porque podemos hacer uno grande para compartir o si tenemos muchos invitados hacer varios cuencos pequeños.

cómo preparar cuencos de chocolate paso a paso para niños de primaria

Ingredientes:

Chocolate (también podéis probar con el chocolate de sabor a naranja, fresa o menta; o con chocolate blanco).

Mantequilla (es opcional, si derretimos ½ cucharada de mantequilla nos será más fácil hacer los cuencos de chocolate, más adelante sabréis por qué).

Globos.

Otros ingredientes complementarios:

Podemos decorar nuestros cuencos con todo lo que se os ocurra, bien sean almendras, nueces, lacasitos, chips de chocolate, moras, fresas, etc.

Elaboración de los cuencos de chocolate

hacer cuencos de chocolate utilizando globos

Lo principal es derretir una cantidad suficiente de chocolate y colocarla sobre un recipiente hondo (nos puede servir la misma cazuela donde lo hemos derretido). Es importante derretirlo a fuego lento para que no se queme y se quede pegado, pero si no tenemos tiempo, podemos utilizar el microondas.

Mientras fundimos el chocolate ponemos a derretir un poco de mantequilla, y con un pincel damos un par de capas sobre los globos ¿no los habéis inflado todavía? ¡Pues a soplar antes de que se enfríe el chocolate!

Ahora tenemos unos cuantos globos (si vais a hacer cuencos de chocolate pequeños, inflar los globos menos de la mitad). Sólo nos queda poner una pequeña cucharada en una bandeja por cada cuenco que vayamos a preparar, dejando espacio suficiente para que no se peguen, esto nos servirá para hacer un pie sobre el que apoyar nuestros cuencos de chocolate. A continuación introducimos los globos pequeños dentro del recipiente de chocolate fundido hasta aproximadamente la mitad del globo, y lo colocamos en la peana que hemos preparado en la bandeja. Lo dejamos secar metiéndolos en la nevera.

Una vez el chocolate haya secado (ahora se pueden partir, tener mucho cuidado) hay que pinchar con un palillo los globos, si habéis puesto mantequilla en la superficie del globo, el chocolate se despegará mejor.

Otra opción es preparar un cuenco grande: inflando el globo todo lo posible y sumergiendo la parte de arriba menos de la mitad en el chocolate fundido, cuando le demos la vuelta, el chocolate bajará hasta el nudo del globo, quedando un cuenco muy largo.

 

¡Listos! Ya sólo nos queda poner lo que más nos guste dentro de nuestros cuencos de chocolate, desde helado hasta fruta. Si queréis decorarlos, hacerlo justo antes de que el chocolate endurezca del todo, pero que esté lo suficiente espeso como para que nuestros adornos se queden pegados.

 

También puedes estar al tanto de nuestras publicaciones y recursos educativos a través de nuestra página de Facebook.

 

One comment on “¿Cómo hacer cuencos de chocolate?

Comments are closed.