Belenes en los colegios. ¿Tradición o religión?

Colocar Belenes en centros de enseñanza públicos es un tema muy debatido. Hasta Paco Martínez Soria caracterizado de párroco se las vio y las deseó para montar la escena de la Natividad. Esfuerzo y muchas vicisitudes sufre su personaje para acercar, mediante un apostolado modernizado, una parte de la Navidad en forma de Belén viviente al barrio.Algo parecido acontece en varios colegios públicos de España cada vez que se acerca diciembre. Y es que por estas fechas en algunos centros, “se arma el belén”, y nunca mejor dicho. En cada curso escolar surgen voces que expresan su deseo de que en los centros públicos no se celebren las fiestas con orígenes religiosos.A debate pues, Belenes en los colegios o no.

Belenes en los colegios: Algunos centros en contra.

Los Belenes en los colegios: ¿tradición o religión?Desde hace tiempo los periódicos recogen noticias de colegios públicos que suprimen actos relacionados con la festividad de la Navidad. Y es que en España es común que el último día de clase antes de las vacaciones se celebren festivales y se decoren pasillos con adornos.

  • En un colegio de Zaragoza se suprimió el festival de Navidad. El centro apeló al diálogo entre padres y profesores. La decisión fue revocada. En Mijas se retiró el belén de un instituto.
  • En una escuela infantil de Gijón se eliminaron todos los motivos navideños.
  • Un colegio de Valencia retiró un belén dela entrada al centro para no herir la sensibilidad a los padres. Ese mismo año una decena de centros en Oviedo decidieron no instalarlo.
  • Un colegio de Castellón decide suprimir cualquier representación religiosa tras la queja de varios padres.

Estos son sólo algunos de los casos que han surgido en nuestra geografía. Pero, ¿qué razones exponen los padres para pedir la exclusión de los Belenes?

Razones por las que quitar el Belén.

Padres y asociaciones como la Europa Laica o el Observatorio de la Laicidad tienen una opinión sobre la cabida de iconografía religiosa en los centros públicos. No están todas, pero parte de las razones expuestas son:

  • La escuela es un espacio de todos y para todos. Hoy en día es un lugar multicultural y esto, por lo tanto conlleva un cambio de las tradiciones.
  • En el artículo 16.3 de la Constitución Española se recoge que ninguna confesión tendrá carácter estatal, y por lo tanto un centro público no debería tenerlo.
  • El artículo 27. 3 de dicha Constitución garantiza el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones.
  • La presencia de iconografía religiosa concreta, en centros en los que se está formando la personalidad de los alumnos, no es adecuada y menos en centros públicos en los que confluyen diferentes confesiones.
  • Aunque no se reniega del valor cultural y artístico que suponen las fiestas navideñas, no consideran tarea de los centros su manifestación, ya que no es una tradición global y universal que pueda ser adoptada por todos.

Propuestas como alternativa.

Frente a la representación tradicional del pesebre, y teniendo en cuenta la influencia de la Navidad en la sociedad, han surgido varias propuestas desde sindicatos, asociaciones y padres.

  • El día de las religiones. Se propone celebrar unas jornadas o días puntuales en las que se impartieran talleres y clases sobre las diferentes religiones, incluyendo su simbología. De ese modo se podría vincular la Navidad con el Cristianismo sin necesidad de, al llegar diciembre, montar el belén.
  • Celebrar la Navidad suprimiendo las connotaciones religiosas. Retirar los belenes y poner abetos, renos, elfos, espumillón, etc.

Razones de los defensores de los Belenes en los colegios.

Por su parte asociaciones de padres y profesores de religión, junto con otros miembros de la sociedad, defienden la importancia de la presencia de belenes en los centros:

  • Se ha de distinguir entre el ámbito religioso y el cultural. Los villancicos son una forma poética y musical tradicional de España y Portugal y no son exclusivos de los cristianos. De la misma forma pasa con otra iconografía religiosa. Opinan, los intercesores, que nadie deja de ir a ver una obra artística de Murillo como La adoración simplemente por el tema que representa.
  • Aunque ninguna confesión tenga carácter estatal, y vivamos en una sociedad multicultural, no podemos renegar de la historia de España.
  • Es inadecuado desvincular la Navidad de su origen cristiano y del hecho religioso en el que se funda. Navidad significa “Nacimiento”, en inglés Christmas “misa de Cristo”.
  • Si aceptamos celebrar otras tradiciones con orígenes paganos extranjeros como Halloween, cómo no vamos a aceptar una tradición vinculada al pueblo de España.
  • Para los cristianos es un momento para celebrar, y desean hacerlo con todo el mundo independientemente de su confesión.

David Perelló Marugán

David Perelló Marugán es Psicopedagogo en Orientación y Asesoramiento y Maestro especialista en Educación Primaria. Técnico de Formación. Formador de procesos de enseñanza-aprendizaje E-learning.

Google+