Medidas de apoyo y refuerzo educativo

En una entrada anterior comenzábamos explicando las medidas de atención a la diversidad. En este artículo nos vamos a centrar en las medidas de apoyo y refuerzo educativo.

Lo vamos a hacer señalando en primer lugar en qué consisten esas medidas. A continuación, expondremos los requisitos necesarios para que se pueden adoptar. Finalmente los alumnos destinatarios habituales de esas medidas.

jarque-medidas-apoyo-refuerzo-educativo

Qué son las medidas de apoyo y refuerzo educativo

Las medidas de atención a la diversidad se clasifican en tres grupos:

  1. Las ordinarias o generales de atención a la diversidad.
  2. Medidas de apoyo y refuerzo educativo.
  3. Las medidas extraordinarias.

La normativa las define como las medidas que facilitan la atención individualizada en el proceso de enseñanza y aprendizaje. Pero un aspecto clave que se remarca es que no modifican los elementos prescriptivos del curriculum.

Los elementos prescriptivos del curriculum son los objetivos, criterios de evaluación, contenidos, competencias básicas y estándares de aprendizaje evaluables.

Por tanto la clave está,  en que no se modifican los aprendizajes del curso en el que se realiza. Sirven por tanto, para reforzar o recuperar esos aprendizajes.

Algunas medidas que se pueden adoptar

A continuación presentamos algunas de las medidas de apoyo y refuerzo educativo que habitualmente se suelen adoptar:

  1. La participación de dos profesores en el aula.
  2. Grupos de aprendizaje para recuperar y reforzar la lectura, escritura, numeración, cálculo o resolución de problemas aritméticos.
  3. Los agrupamientos flexibles o desdobles que respondan a los diversos ritmos, estilos, amplitud y profundidad de los aprendizajes en el alumnado.
  4. Talleres educativos para potenciar algunas habilidades: escritura, matemáticas, mejora de la inteligencia, de habilidades sociales, etc.
  5. Grupos de profundización o enriquecimiento en contenidos específicos en una o varias áreas para aquel tipo de alumnado que lo precise.
  6. Grupos específicos para el aprendizaje de la lengua castellana por parte de alumnado inmigrante o refugiado con desconocimiento del idioma.

Requisitos para adoptar esas medidas

Los alumnos que pueden beneficiarse de las medidas de apoyo y refuerzo educativo que acabamos de exponer, no precisan que se les haya realizado previamente una evaluación psicopedagógica.

Más bien la decisión la pueden adoptar los propios profesores. En muchas ocasiones, al tratarse de medidas que tienen también un carácter organizativo, tendrán que contar con el equipo directivo del centro.

Qué alumnos se suelen beneficiar de estas medidas

Con carácter general, se pueden beneficiar de las medidas de apoyo y refuerzo educativo, cualquier alumno que en un momento del proceso de enseñanza lo necesite.

Pero generalmente, el perfil de alumnos que suelen beneficiarse de estas medidas suelen ser:

  1. Alumnado con dificultades en alguna de las habilidades instrumentales: lectura, escritura, numeración, cálculo y resolución de problemas.
  2. Los que no promociona de curso.
  3. Los alumnos que promociona de curso con asignaturas o materias pendientes.
  4. Alumnado extranjero con desconocimiento de la lengua castellana.
  5. Los que presentan un alto rendimiento en algunas áreas o materias y precisan de profundización o enriquecimiento.
  6. En general, cualquier alumno que por diversos motivos, necesita una atención más personalizada.

¿Pueden beneficiarse los alumnos con necesidades especiales?

Habitualmente se pregunta si los ACNEE pueden beneficiarse de las medidas de apoyo y refuerzo educativo o si por el contrario, deben quedar excluidos de ellas.

En general, la normativa no habla en ningún momento que los ACNEE queden excluidos de estas medidas. En realidad, las medidas de atención a la diversidad tienen un carácter progresivo y sí se pueden beneficiar de las medidas ordinarias o generales, de las medidas de apoyo y refuerzo educativo y de las medidas extraordinarias que veremos en otro artículo.

El sentido común lo que dice es que siempre que puedan beneficiarse de estas medidas de apoyo y refuerzo educativo y se centren en los aprendizajes de su curso, podrán hacerlo. En los casos en los que se trabajan aprendizajes que requieren adaptaciones muy significativas, no podrán beneficiarse de estas medidas y precisarán un apoyo más especializado.

Recapitulando

En este artículo hemos explicado las medidas de apoyo y refuerzo educativo, como el segundo grupo de medidas de atención a la diversidad. Hemos expuesto en qué consisten esas medidas, cuáles son las que habitualmente se pueden adoptar, los requisitos para beneficiarse de ellas y los posibles destinatarios de las mismas.

Espero que os pueda ayudar a aclarar un poco más las ideas.

Jesús Jarque García es pedagogo y Máster en psicología y Gestión familiar. Miembro de la Sociedad Española de Pedagogía. Máster en coaching pedagógico y educacional. Orientador en Educación Infantil y Primaria.

Facebook Twitter Google+