Cinco consejos sobre los libros de texto

En este artículo te ofrezco cinco consejos sobre los libros de texto que, como profesor de Primaria o Secundaria, deberías tener en cuenta para hacer tu enseñanza más eficaz. Viene a completar un artículo anterior, en el que escribía sobre errores en el uso con los libros de texto. Los consejos se refieren al tratamiento de los temas y de los contenidos, a la realización de las actividades y a los recursos complementarios que las editoriales suelen ofrecer.

Consideraciones previas a los consejos sobre los libros de texto

Antes de abordar los consejos sobre los libros de texto que como maestro o maestra deberías tener en cuenta, quiero hacerte unas consideraciones previas que enmarcan y justifican los consejos.

  1. Los libros de texto son una herramienta al servicio del profesor, no al contrario. La realidad, sin embargo, nos señala que en muchas ocasiones, es justo lo contrario: los profesores se ponen al servicio del libro de texto que se convierte en la hoja de ruta que hay que seguir escrupulosamente. Ya he abordado este tema en otros artículos, en lo que llamo la tiranía de los quince temas.
  2. Los libros de texto son un recurso más. No son el único y exclusivo recurso didáctico del profesor. Es un material más que el maestro o maestra utiliza en el proceso de enseñanza. Puede y debe utilizar otros: materiales de elaboración propia, de otros profesores, libros de texto de otras editoriales, materiales encontrados en la red, otros materiales editados, etc.
  3. La guía de la enseñanza no es el índice del libro de texto. Los ejes de referencia de la enseñanza son tres: las características del alumnado que el profesor o profesora tiene delante y sus necesidades educativas; el curriculum oficial (que no siempre coincide con el índice del libro) y la propia programación de aula del profesor que combina los dos elementos anteriores.

Con estas tres consideraciones, puedo pasar a ofrecerte cinco consejos sobre los libros de texto.

cinco consejos sobre libros de texto en primaria

1. Cambia el orden de los temas

No tienes obligación de seguir estrictamente el orden de los temas que te ofrece el libro de texto. Es más, te aconsejo que acostumbres a tus alumnos a no seguirlo: un libro de texto no es una novela que hay que leer desde la página 1, hasta el final.

El primero de los consejos sobre los libros de texto es que abordes los temas del libro en función de tu propia programación y de los intereses de los alumnos. Si ha sucedido un acontecimiento que despierta el interés del alumnado, por ejemplo la erupción de un volcán que se convierte en noticia, puedes tratar el tema de los volcanes, aunque “no toque” en ese momento del temario.

2. Agrupa temas del libro

Como ya he indicado en una entrada dedicada a los errores en el uso de los libros, no es necesario impartir los quince temas del libro, al ritmo de cinco temas por trimestre y a tema cada quince días.

Hay temas que los puedes agrupar y enseñar dos temas en uno solo. Por ejemplo, no es necesario enseñar el tema de la operación de sumar y luego otro tema sobre las propiedades de la suma. Puedes agruparlos en un solo tema dedicado a la suma.

Incluso puedes agrupar temas de diferentes asignaturas si eres el mismo profesor que la imparte o si puedes ponerte de acuerdo con el profesor de la otra asignatura. Por ejemplo, parece más adecuado abordar el tema de la Edad Media, de manera conjunta, en las asignaturas de Ciencias Sociales y Literatura, que hacerlo por separado.

El segundo de los consejos sobre los libros de texto es que agrupes temas que guardan relación en una misma asignatura o en varias. Además, es algo recomendado en la legislación educativa, que siempre propone un tratamiento globalizado de los contenidos.

3. Las actividades son un modelo

No es ni necesario, ni mucho menos obligatorio hacer todos y cada uno de los ejercicios que se proponen en el libro de texto. En realidad, la intención de los autores de esos libros, es ofrecer diferentes modelos de actividades para “inspirar” al maestro o maestra.

Puedes y debes elaborar tus propias actividades, en función de cómo vayan aprendiendo tus alumnos, puedes realizar algunas del libro, te pueden servir de modelo para proponer algunas similares; puedes (y debes) eliminar o reducir otras, porque no se ajustan a tus alumnos y puedes realizar actividades tomadas de otros lugares.

4. Enriquece los contenidos con otros libros

Los contenidos de los libros de texto, en ocasiones, pueden resultarte inadecuados para tus alumnos o insuficientes. Es muy conveniente enriquecer los contenidos con tus propias aportaciones y acostumbrar a los alumnos a que descubran que los libros siempre son incompletos.

Para enriquecer los contenidos puedes proponer consultar libros de texto de otras editoriales, basta con utilizar las muestras que nos suelen dejar cada año los comerciales de esas editoriales, o consultarlos en la red. Puedes aportar tus propios esquemas o apuntes como profesor.

Te recomiendo también que cambies los epígrafes de orden o de título, de manera que tengan una presentación más coherente y lógica. Por ejemplo, que respondan a preguntas básicas: Qué es, qué características tiene, dónde aparece…

5. Saca partido a todos los recursos de la editorial

El último de los consejos sobre los libros de texto es que saques partido a todos los recursos que las editoriales ponen a disposición del profesorado. En el mundo editorial de los libros de texto hay una fuerte competencia y las editoriales realizan un gran esfuerzo por ofrecer más recursos complementarios.

Disponen de un importante banco de recursos para los centros y profesores que han optado por esa editorial: libro digital, editor personalizable de actividades y pruebas de evaluación, vídeos, juegos digitales de refuerzo, láminas, material manipulable…

Normalmente solo necesitas registrarte en la página oficial de la editorial y a veces, registrar a tus alumnos. Y si tienes dudas, consulta con el comercial de la editorial para que te asesore. Sácale todo el partido posible.

Recapitulando

Te he presentando cinco consejos sobre los libros de texto que debes seguir como profesor y que ahora te resumo:

  1. Cambia el orden de los temas
  2. Agrupa temas del libro
  3. Considera las actividades del libro como un modelo
  4. Enriquece los contenidos
  5. Sácale partido a los recursos de la editorial

Espero que estos consejos te ayuden como maestro o maestra de Primaria a mejorar tu enseñanza y sobre todo, a disfrutar más de tu vocación.

Además de los libros de texto, cuentas con otros recursos y materiales, como los que puedes encontrar en esta página, Mundo Primaria, o en nuestra Editorial, como por ejemplo la colección de Cuadernos Estimular y Aprender.

©Reservados todos los derechos
Safe Creative #1511175797996

Jesús Jarque García es pedagogo y Máster en psicología y Gestión familiar. Miembro de la Sociedad Española de Pedagogía. Máster en coaching pedagógico y educacional. Orientador en Educación Infantil y Primaria.

Facebook Twitter Google+