Mascotas y niños: 9 beneficios

En muchas casas se convive con mascotas, y en las que no, algún miembro de la familia (probablemente los más pequeños) lo habrá pedido: un gato, un perro, un hámster, una tortuga, un pajarito…

Las mascotas son atractivas para los niños, las ven como un entretenimiento vivo y bonito con el que divertirse, al que dar cariño y del que recibirlo. Sin embargo, un animal en la familia es mucho más, no sólo aportan compañía, sino que pueden ayudarnos a enseñar muchas cosas a los niños.

Mascotas y niños los beneficios

Beneficios de tener una mascota

Numerosos estudios llevados a cabo por profesionales de diferentes materias han observado muchos elementos positivos en la convivencia de niños con mascotas. ¿Qué beneficios aporta una mascota a los niños?

1. Favorece el desarrollo físico y motor

Las mascotas suelen ser inquietas y los juegos, paseos y carreras, incluso sus cuidados, serán una excusa para que el niño corra y se mueva, es decir, practique sus habilidades motoras.

2. Desarrollo del lenguaje y la comunicación

Los niños hablarán con el animal y favorecerá su aprendizaje de lenguaje no verbal al relacionar conductas con un significado concreto, por ejemplo, un perro que mueve el rabo por agrado o un gruñido por lo contrario.

3. Experiencia táctil

El contacto físico, caricias, mimos al animal, etc., les permite desarrollar dicha experiencia.

4. Niños más responsables

Comprender que la mascota requiere una atención, cuidados y que tiene unas necesidades generará actitudes responsables en él. Por eso es importante hacer partícipe al niño de estas tareas, alimentación, paseos, limpieza, visitas al veterinario, etc. Aunque el niño sea muy pequeño para realizarlas por sí mismo puede ayudar o ser testigo de ello.

5. Potencia la afectividad y sensibilidad

Los cuidados y caricias que se le dé al animal y las que el niño reciba de la mascota, e incluso los juegos, les harán más cariñosos y potenciará su empatía y compasión, especialmente si hablamos de perros y gatos, que ofrecen compañía permanente.

6. Menos estrés

Como consecuencia de este cariño mutuo los niños sienten menos estrés.

7. Autoestima y seguridad en sí mismos

De nuevo, el cariño que dan y reciben del animal, y su compañía, mejora la autoestima de los pequeños y les hace más tranquilos y seguros de sí mismos.

8. Aprendizaje de conductas biológicas

Las mascotas suponen una enseñanza natural sobre el ciclo vital: nacimiento, reproducción, enfermedad, muerte… Un animal en casa les ayudará a comprenderlo y a adaptarse a realidades diferentes.

9. Desarrollo del sistema inmunológico

La convivencia de niños con mascotas favorece el desarrollo del sistema inmunológico y les hace menos propensos a sufrir alergias en el futuro.

Elegir bien la mascota

Para conseguir una buena convivencia es importante que la familia elija bien el tipo de mascota de acuerdo a su estilo de vida y las necesidades o capacidades del niño. Y ya no sólo escoger entre un pez, un loro o un perro, sobre todo en este último caso, recomendamos acudir a un especialista que nos aconseje sobre qué características debe tener o qué tipo de animal adoptar en cada caso.

Hasta que no hayas amado a un animal

Un amigo para siempre

También es importante que toda la familia esté de acuerdo y la mascota no sea un simple capricho, un regalo de Navidad o cumpleaños. Debemos recordar que una mascota no es un objeto al que prestar atención de forma temporal, sino que es un ser vivo, un miembro más de la familia que estará muchos años con nosotros y necesitará cuidados (comida, limpieza, medicinas…) y atención durante todo ese tiempo.

Especialmente en el caso de los cachorros, recordad que crecerán ¡y algunos animales pueden llegar a ser enormes! Los adultos también deben ser responsables y coherentes.

Convivir con una mascota desde pequeños enseñará a los niños a ser más cuidadosos, responsables, cariñosos y les ayudará a desarrollar su autoestima, su capacidad de comunicación, sus habilidades motoras, por lo que serán más sociables. Elegid bien la mascota y tendrán un nuevo mejor amigo.

*Desde Mundo Primaria queremos recordarte que las perreras, refugios y protectoras de animales están llenos de mascotas esperando una oportunidad en familias como la tuya. No compres ¡adopta!