Juguetes sexistas ¿mito o realidad?

¿Son los juguetes sexistas?, ¿cómo usamos el juego para socializar a los niños y las niñas? Tradicionalmente el azul es para los niños y el rosa para las niñas, los coches para los niños, las cocinitas para las niñas, los superhéroes para los niños, las princesas para las niñas, los niños juegan a ser mecánicos y las niñas a ser profesoras. Pero ¿se trata de una elección personal de los niños o de una influencia de los propios juguetes y la representación diferenciada de los roles de los niños y niñas en sus anuncios?

¿existen los juguetes sexistas? varios estudios sobre el tema

¿Hay estudios sobre los juguetes sexistas?

Una reciente investigación analizó las campañas de publicidad de juguetes entre las Navidades de 2009 y 2012. Se concluyó que la estética física, lo doméstico y la maternidad estaban altamente representados en los anuncios por actores femeninos. Cabe destacar la importancia del valor de la belleza, ligado casi exclusivamente al género femenino en estos anuncios de juguetes. Por otro lado, el valor del poder y la fuerza estaban más ligados a los actores masculinos.

¿Los juguetes sexistas lo son también en los anuncios?

En conclusión, el mensaje que transmiten estos anuncios de juguetes se resume en que las niñas tienen que cuidar la belleza y los niños el poder y la fuerza; reforzando así las diferencias entre las habilidades, cualidades y roles de cada género.

Sin embargo, son cada vez más comunes las apariciones de niños en anuncios de juguetes “de niñas” (no tanto a  la inversa) o los juguetes y anuncios neutros.

Varios estudios exponen que entre los cuatro y cinco años de edad los niños ya practican los futuros roles sociales a través de diferentes juegos y cuentos. Otros señalan la influencia de esta diferenciación de roles de género en la elección de los juguetes, y que tanto niños como niñas seleccionaban libremente sus juguetes si éstos no se habían señalado previamente como “de niños” o “de niñas”, o lo que es lo mismo, no tenían carga sexista.

Es decir, estos estereotipos sexistas promovidos por algunos juguetes y sus anuncios condicionarían las elecciones de los niños y las niñas en el presente, y, a su vez, las elecciones de sus roles en el futuro.

¿Podemos decir que los únicos responsables de las elecciones de los niños y niñas son los juguetes y su tratamiento sexista en los anuncios?

Todos podemos recordar en nuestra infancia la figura de un progenitor, familiar o un amigo diciéndonos “ese juego es de niños” o “ese juego es de niñas”.

Por lo tanto ¿son los juguetes sexistas o sólo son sexistas las actitudes de la sociedad hacia esos juguetes y el modo en el que los niños y niñas juegan con éstos?

Información basada en el estudio de Esther Martínez, M. Ángel Nicolás y Álvaro Salas. “La representación de género en las campañas de publicidad de juguetes en Navidades (2009-2012)”.