Adicción infantil: los videojuegos. ¿Un problema pasajero, o puede empeorar?

La adicción infantil es un problema frecuente aunque relativamente nuevo.

El desarrollo tecnológico ha dado pie a un fenómeno hasta ahora desconocido: La adicción infantil a los videojuegos. ¡Pero atención! El proceso de adicción infantil no va implícito en el disfrute de estos dispositivos como una herramienta más de ocio, y no por jugar a videojuegos se corre el riesgo de caer en una adicción infantil.

Es el uso inapropiado y sin límites o restricciones de horario lo que conlleva a una adicción infantil, que depende proporcionalmente del seguimiento y las restricciones que los padres apliquen a esta herramienta, ya que el proceso de la adicción infantil a los videojuegos se desarrolla paulatinamente.

Después de una jornada larga de estudio en el colegio, y después de haber repasado para el examen y completado los deberes, los estudiantes tienen muchas opciones de entre las que elegir para disfrutar de su tiempo libre: podrán jugar en el parque, leer un libro, quedar con los amigos, pasar momentos inolvidables en familia… o ver la televisión, navegar por Internet, disfrutar de su serie favorita y jugar a los videojuegos. ¿Esta última actividad puede ser peligrosa?

adicciones infantiles y nuevas tecnologías

La adicción infantil a los videojuegos ¿se puede evitar?

Jugar de vez en cuando no supone un problema para el estudiante, pero necesitar jugar cada día puede causar problemas y es la obligación de los padres evitar esta adicción infantil limitando el tiempo durante el cual el niño jugará a sus videojuegos.

Videojuegos, ¿sí o no?

Un videojuego se disfruta a través de la pantalla y parece inofensivo, e incluso puede ser útil para ayudar a los estudiantes a desconectar del estrés que pueden llegar a provocar las obligaciones académicas. Es muy importante que los niños puedan desconectar de las tareas escolares, y que encuentren actividades divertidas que les motiven después de clase y durante el fin de semana. Pero es esencial que estas actividades lúdicas no se disfruten exclusivamente en solitario (una de las características de la adicción infantil), sino también acompañados por familiares y amigos, y también es importante que las actividades que divierten y entretienen a los niños no se limiten a jugar a videojuegos, sino que también se realicen al aire libre y haciendo ejercicio.

¿Esto significa que el niño nunca debería disfrutar de los videojuegos? No. Lo importante es que realice todo tipo de actividades después de clase y durante el fin de semana, ya sea aprendiendo un idioma nuevo, patinando, jugando al fútbol, yendo al cine o al teatro o apuntándose a un taller que le enseñe una actividad que le gustaría conocer.

El tiempo dedicado a los videojuegos debería ser limitado, y los padres tienen que especificar el tiempo máximo que el niño podrá dedicar a esta actividad. Una vez el niño haya alcanzado este periodo máximo, deberá realizar otras actividades.adicción infantil y las tic, qué hacer para evitarla

¿Además de la adicción infantil, qué problemas pueden causar los videojuegos?

Jugar demasiado puede llevar a los niños a sentir ansiedad en su día a día. Los niños con adicción a estos juegos virtuales no se percatan del paso del tiempo que sucede cuando están delante de la pantalla, y necesitan jugar a sus videojuegos en vez de realizar otras actividades más saludables como jugar al aire libre o leer un libro.

Además del nerviosismo, el cansancio también es habitual en niños que juegan con mucha frecuencia a los videojuegos.

Incluso la agresividad también puede estar relacionada con estos juegos. El niño que tiene adicción a los videojuegos es dependiente de este juego, y para prevenir el problema es esencial que los padres controlen el tiempo que dedica a jugar.

Mejor prevenir

Si previenen el desarrollo de este problema desde que el niño comienza a interesarse por los videojuegos, será mucho más fácil que la adicción infantil nunca se desarrolle. Muy al contrario, si los padres permiten que el niño juegue cada día durante el tiempo que desee, luego será mucho más complicado solucionar una adicción infantil a los videojuegos.

¿Cómo se previene la adicción infantil?

Además de limitar el tiempo durante el cual jugará, también es esencial que los padres expliquen a los niños por qué es malo jugar a los videojuegos con demasiada frecuencia. Podrán explicar los daños que causa una adicción infantil, y cuál es la diferencia entre disfrutar del juego y tener una dependencia. Por este motivo, jugar durante un tiempo limitado está bien pero jugar demasiado nunca será un comportamiento aceptable porque puede causar un problema grave.

_________________________________________________________________________________________________________escuela de padres: nuevas tecnologías, nuevas adicciones

Si deseas más información sobre este tema recomendamos el libro de la colección “Escuela de Padres”-‘Nuevas tecnologías: Nuevas adicciones’.