Gryffin Sanders, un héroe gracias a Mario Kart

Gryffin Sanders, un héroe gracias a Mario Kart

Los videojuegos son pura ficción y entretenimiento y a casi todos nos encanta vivir emocionantes aventuras con el mando en la mano. La calidad de los videojuegos hoy en día es tan grande que consiguen que nos metamos de lleno en fantásticas aventuras y las vivamos casi como si fueran reales.

Lo que no suele suceder es que la realidad se inspire en un videojuego.  Sí, es raro… ¡pero no imposible! Y sino que se lo pregunten a Gryffin Sanders, un niño que gracias a su pasión por  Mario Kart, salvó a su familia de sufrir un grave accidente.

¡El valiente Gryffin Sanders toma el mando!Gryffin Sanders el niño que evitó un accidente de coche gracias al Mario Kart

En 2013, Gryffin tenía diez años de edad y llevaba una vida normal junto a su familia en un pueblo de Colorado (Estados Unidos). Nada hacía presagiar la hazaña en la que se iba a ver envuelto.

Un día viajaba en coche con su abuela y su hermano pequeño. De repente, la mujer sufrió un desmayo mientras conducía y perdió el conocimiento. Gryffin iba sentado en el asiento del copiloto y su primera reacción fue intentar despertar a su abuela, pero la pobre no reaccionaba ¡El coche iba a 100 km/h y no había tiempo para pensar!

Armándose de valor,  Gryffin agarró el volante y condujo varios kilómetros intentando esquivar el tráfico mientras el automóvil iba perdiendo velocidad. Su abuela, que despertó por sí misma en el último momento, le ayudó a desviar el coche hacia una cuneta llena de lodo para poder  frenar en una zona segura.

Gryffin Sanders da las gracias… ¡a Mario Kart!

Mario junto a su coche en el videojuego Mario KartGracias a su valentía y a la rapidez con que tomó una decisión tan arriesgada, este niño se convirtió en un auténtico héroe. Logró poner a salvo a su familia sin que sufriera daño alguno. Su abuela fue llevada al hospital en helicóptero y por suerte, se recuperó rápidamente.

En cuanto a Gryffin, cuando le preguntaron cómo lo había conseguido, dijo que posiblemente fue gracias a su afición al videojuego de Mario Kart. Según él, tantas horas jugando le sirvieron de ayuda para salir de una situación tan peligrosa en la vida real. Trasladó su habilidad para conducir en el videojuego a un coche de verdad y consiguió lo que parecía imposible.

Su padre dijo de él que había tomado una decisión muy inteligente en un momento crítico y que se sentía orgulloso de él. Como reconocimiento, la policía local le condecoró  con una medalla al valor.

Curiosa historia ¿verdad? Ya sabes que no es recomendable pasarse horas al día jugando con los videojuegos pero con moderación son divertidos y como has podido comprobar ¡a veces resultan muy útiles!

¿Habrá descubierto el pequeño Gryffin que su vocación es ser piloto en el futuro?  Esperaremos unos años a ver qué sucede.