Mary Shelley, la madre de Frankenstein

Pero ¿Frankenstein tenía madre? Pues sí, aunque no una madre como las normales y corrientes. Mary Shelley fue la creadora de este personaje, la mujer que escribió el libro original. Su historia ha tenido un montón de versiones, pero todo comenzó con el libro Frankenstein o el moderno Prometeo.

Mary-shelley

La inventora de la ciencia ficción

¿Sabes lo que es la ciencia ficción? Es el nombre con el que se identifican todas las historias que ocurren en el futuro o con una ciencia muy avanzada que nosotros no tenemos todavía. Si hay naves espaciales viajando por otras galaxias, es ciencia ficción. Si hay robots que hablan y que actúan por su cuenta, es ciencia ficción. Si hay viajes en el tiempo, es ciencia ficción. Y si un doctor consigue dar vida a un ser a través de sus conocimientos científicos, es ciencia ficción y es Frankenstein.

Pues resulta que Mary Shelley fue la primera en pensar en algo así y por eso es la creadora de la ciencia ficción.

maryshelley

¿Cómo se inventó la historia de Frankenstein?

La idea para escribir Frankenstein se le ocurrió una noche de tormenta en la que ella y sus amigos empezaron a leer cuentos de miedo. Después de contarlos decidieron hacer una apuesta: todos tenían que inventarse una historia de miedo. Aunque no terminó de escribirla esa noche, a los pocos días le enseñó la historia a sus amigos y más tarde la publicó y se hizo muy famosa.

A partir de entonces, el personaje del monstruo de Frankenstein se utilizó en un montón de historias. Porque, ¡ojo!, el monstruo no se llama Frankenstein, ese es el doctor. El monstruo no tiene nombre, aunque muchas veces le ponen uno.

Existen numerosas adaptaciones del libro sobre Frankenstein para niños. Seguro que también lo has visto en muchas series, películas y otros libros, ¿a que sí? Por ejemplo, en la película Hotel Transylvania, donde le llaman Frank, o en la colección de libros Todos mis monstruos, donde se llama Boris. Además, es uno de los personajes favoritos para disfrazarse en Halloween.

¿Tú ya conocías a Frankenstein?