Juegos de Ordenar

Desde el portal Mundo Primaria, se ofrece el acceso gratuito a una serie de juegos de ordenar objetos. Los juegos de ordenar son otra tarea de memoria en la que el niño observa durante unos segundos una serie de dibujos distribuidos en una cuadrícula. Más adelante los dibujos desaparecen y se presenta la cuadrícula en blanco y los dibujos fuera de ella. El niño o la niña deben recordar su posición y arrastrar cada dibujo hasta colocarlo en la casilla en la que estaba inicialmente. La secuenciación de la dificultad viene del número de dibujos a colocar y de la cantidad de celdas que contiene la cuadricula. Así, estos juegos de ordenar resultan una manera divertida y amena de transformar el aprendizaje y entrenamiento de la memoria en una actividad amena y entretenida.

Nivel I

1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
32
33
34
35
36
37
38
39
40
41
42
43
44
45
46
47
48
49
50


Nivel II

1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
32
33
34
35
36
37
38
39
40
41
42
43
44
45
46
47
48
49
50

Juegos de ordenar para niños para estimular la memoria de trabajo

Los juegos de ordenar para niños son una tarea diseñada expresamente para estimular la memoria de trabajo. CCon esta actividad se estimula así mismo la atención, la estructuración espacial, la planificación y la monitorización y control.

Aprender de una forma divertida y amena mientras juegan con los juegos de ordenar para niños

En nuestro correcto desarrollo social y cognitivo, la memoria tiene un papel fundamental en cuanto a que seamos capaces de memorizar la manera de realizar diferentes tareas y actividades con el fin de construir una sólida base de información en nuestro sistema cognitivo. Así, podremos acudir a esta información almacenada en el momento de realizar nuevas tareas. Sin embargo, la memoria no es algo sencillo de entrenar ya que se ve influenciada por otras funciones ejecutivas que requieren de atención. Son estas premisas las que explican que la memoria sea una de las facultades a las que se presta mayor atención desde la instituciones educativas, ya que no sólo conforma una base apropiada para el correcto desarrollo cognitivo del individuo, sino que también es de enorme utilidad durante el proceso de socialización que comienza en el momento de nacimiento.
Una de las funciones ejecutivas a tener en cuenta es la memoria de trabajo, por la cual el niño es capaz de realizar con destreza tareas rutinarias y memorizar estos procesos. Esto le permite simplificar tareas y actividades nuevas. Por este motivo, es necesario entrenar adecuadamente la memoria desde una edad temprana.