Juegos de aprender a contar

Mundo Primaria pone a disposición del usuario una serie de juegos de aprender a contar que dan respuesta a la necesidad de crear una base sólida en el desarrollo lógico-matemático del niño. Mediante estos juegos, los niños tendrán que colocar en un conjunto tantos elementos como contiene otro conjunto que se ofrece como modelo. De esta forma, se obliga al niño a prestar atención al número de objetos existentes y a realizar operaciones lógico-matemáticas sencillas para resolver el ejercicio. La dificultad de estos juegos de aprender a contar aumenta según se coloca un mayor número de objetos en el conjunto modelo y especialmente cuando el conjunto que hay que completar ya contiene algunos dibujos.

Nivel I

1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
32
33
34
35
36
37
38
39
40
41
42


Nivel II

1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
32
33
34
35
36
37
38
39
40
41
42
43

Empieza a contar con los juegos de aprender a contar

Esta actividad ayuda a trabajar la noción de correspondencia, pero también ayuda a estimular otras funciones ejecutivas como la planificación, la capacidad de anticipación y las funciones de monitorización y control.
Según Piaget, a partir de los 2 años, los niños ya comienzan a prestar atención a los diferentes símbolos que utilizamos para representar la realidad. Esto se debe a que siendo pequeños, observan en sus padres y demás adultos que están a su alrededor su comportamiento de acuerdo al orden lógico que impera en la realización de diferentes rutinas. Estos comportamientos son reproducidos, a veces sin orden establecido, por el niño. Así, aunque no manejen en su totalidad la comprensión y expresión verbal, los niños son capaces de reconocer ciertas rutinas lógicas que empiezan a seguir día a día, a veces en forma de juego.

Los números y juegos de aprender a contar

Uno de los símbolos por excelencia que utilizamos a diario son los números. Esto es observado por el niño que desde una edad temprana comienza a desarrollar su concepto de “número”. De esta forma, el conocimiento lógico-matemático está presente en las tareas y actividades rutinarias de la vida de los niños. El conocimiento lógico-matemático es un proceso y, por esta razón, es importante crear una base sólida en torno al concepto de “número”. Esta base servirá a modo de cimiento para construir otras estructuras matemáticas más complejas a las que el niño tendrá que hacer frente según avance en su desarrollo cognitivo.