Juegos de palabras para niños

En la web Mundo Primaria se ponen disposición del usuario diferentes juegos de palabras para niños, que tienen por objetivo aumentar el vocabulario básico general de los niños. En cada una de las actividades, se debe unir el sonido del nombre de un objeto o alguna de sus características, con su dibujo correspondiente. La dificultad de los juegos de palabras para niños se ha ido estableciendo en función de la familiaridad con los objetos y de la pertenencia o no a una misma categoría semántica.

Nivel I

1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15

Nivel II

1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15

Aumentar el vocabulario con los juegos de palabras para niños

Los juegos de palabras para niños “¿Cuál es el dibujo?” son actividades de vocabulario comprensivo y discriminación de palabras. Para ello, los juegos de palabras para niños se valen de sonidos y animaciones que captarán la atención del niño. Así, los ejercicios de vocabulario propuestos estimulan la atención auditiva, la anticipación, la toma de decisiones y la monitorización.

El lenguaje: fundamental en el aprendizaje

El lenguaje es un elemento determinante en el proceso de aprendizaje: ayuda a adquirir, expresar y ordenar el conocimiento por ser la base del pensamiento humano. El lenguaje es, además, uno de los instrumentos más importantes del proceso de socialización de los pequeños ya que les permite desenvolverse en el medio ambiente, comprender su significado y compartirlo.
En definitiva, el lenguaje es una de las herramientas que los niños tienen para acceder al conocimiento y transmitirlo, es decir, comprender la el mundo y la cultura que le rodea. Por ello, resulta muy importante asegurarse de la comprensión de significados básicos, que le ayudarán a construir otros nuevos y, poco a poco, desarrollarse cognitivamente.
Desde una edad muy temprana, los niños comienzan a adquirir vocabulario básico que utilizan para comunicar sus propias necesidades. Estas primeras palabras las aprenden atendiendo al comportamiento de los adultos que se encuentran a su alrededor e imitándoles. De esta forma, el vocabulario es una herramienta que los niños comienzan a manejar desde el principio de su desarrollo. Por este motivo, es necesario afianzar ciertos conocimientos básicos que sirvan a modo de base sólida para la construcción de un conocimiento lingüístico más complejo.